Saltar al contenido
Casas Increíbles

Jardines tropicales, para sentir la naturaleza en nuestra casa

10/01/2020
jardin tropical

Cuando buscamos ideas para nuestro jardín, la mayoría de las imágenes que encontramos son espacios con grandes hojas y flores de muchos colores. Estos son los llamados jardines tropicales. Ahora bien, ¿cómo trasladamos estas fotos que encontramos en Internet al patio de nuestra casa? Para llevarlo acabo no va a ser necesario tener un gran espacio, ya que se puede realizar tanto en un pequeño rincón o en un patio completo. Así crearemos un espacio exterior totalmente llamativo por las diferentes plantas y colores que lo van a componer.

Qué es una selva tropical

Para comenzar, debemos tener en cuenta de donde nacen los jardines tropicales. Vienen de la imitación de las selvas tropicales. Donde las temperaturas y la humedad son elevadas y crean el microclima ideal para que nazcan esta variedad de plantas. Es por esto que son favorables para el nacimiento y crecimiento de plantas como palmeras, plantas de grandes hojas verdes y de distintos colores. Que se desarrollan según la diferencia de la incidencia de sol que tienen unas y otras.

La alta población de plantas también es favorecida por la calidad del suelo, que es otro de los factores que acompañan a los que se mencionaron antes.

Otra de las características de estas selvas tropicales es que se dan en capas. Comenzando de arriba hacia abajo, la componen las copas de los árboles, que en su mayoría suelen ser palmeras, tapando así las plantas que se encuentran en la segunda etapa. Estas quedan cubiertas de las fuertes lluvias que son características de estas zonas. Luego se encuentras las plantas de mediana altura que tienen grandes hojas y son las encargadas de cubrir en casi su totalidad el suelo. Además, son las encargadas de cubrir la tercera capa, en donde se encuentras las flores más pequeñas y los diferentes hongos. Estos nacen del microclima que generan estas dos diferentes capas.

De la selva a la casa: cómo crear jardines tropicales

Ahora bien, cuando a la selva se la lleva al patio de nuestra casa, los jardines deben ser diseñados para que esta sobrepoblación sea controlada en el lugar específico elegido. Pero sin dejar de tener en cuenta estas tres capas selváticas, para lograr esa sensación de densidad. Además de las capas para generar esa sensación, hay que tener en cuenta las diferentes plantas que se van a colocar en los jardines tropicales. Es importante también la incorporación de diferentes texturas, formas y colores del follaje de las plantas. Siempre teniendo como base el color verde, en todas sus variantes.

El agua, el líquido elemento

Una buena opción para incorporar a este jardín tropical es el agua. Incorporando una fuente o un estanque le daremos un toque más de tropical, para crear esa sensación de humedad. La fuente puede ser una ya comprada o la podemos realizar nosotros con el efecto de cascada, con unos simples desniveles.

Si se quiere incorporar un estanque, se le pueden agregar flores de loto y dar la sensación de que el jardín tropical se mete en el estanque. Alrededor del estanque se pueden colocar flores de diferentes tamaños, una muy cerca de la otra, para que crear esa sensación de sobrepoblación de plantas en ese lugar. Luego se puede ir incorporando las plantas de hoja verde grande más altas, como por ejemplo una “Alocasia oreja de elefante”, una “costilla de Adan” o “Dieffenbachia Tropic”. Son plantas ideales por sus hojas, que pueden encontrarse en el interior también y depende de la cantidad de luz solar y agua van cambiando de color.

Si el lugar en el que se desea realizar este jardín vertical fuera de grandes dimensiones, se puede incorporar la tercera capa, que son las palmeras o alguna planta con la cúpula verde alta. Lo importante a tener en cuenta es que estas plantas necesitan su espacio para desarrollarse. Es conveniente plantarlas cuando no hay casas muy cerca. Así tienen lugar para desarrollar sus raíces.

Los jardines tropicales también tienen piedras

Además del agua, se pueden agregar diferentes tipos de piedras. Se pueden colocar en el estanque o, si no queremos tener agua en nuestro jardín, en otros lugares. Unas de las opciones es crear caminos dentro del jardín con las piedras. Y que las plantas invadan con sus hojas el sendero.

Al cubrir un porcentaje del paso, y con las diferentes plantas que van a crecer hacia el sendero, lograremos esa sensación de estar insertos en el medio de una selva tropical.

Las piedras también son una buena opción para delimitar el sector que le queremos destinar al sector tropical de la casa. Si el lugar que nosotros seleccionamos para crear el jardín es pequeño, queda mucho más prolijo si está bien delimitado. Las piedras son otros elementos naturales que no le quitarán importancia a nuestras plantas. Además las piedras nos incorporan otra gama de colores dentro de los grises que no la presentan ni las flores ni las plantas.

Otra de las técnicas que podemos aplicar a los jardines tropicales es la utilización de macetas. El color ideal es el terracota. Pero también pueden ser grises o negras. Con las macetas tenemos dos opciones a seguir, que pueden ser utilizadas en conjunto o no. Incorporar las macetas es una buena opción si no tenemos un gran lugar para plantar estas plantas y no queremos que crezca por demás. Entonces, la primera opción es que las macetas se vean y de alguna forma resalten al incorporarlas al diseño del jardín. La segunda opción es colocarlas dentro de la capa más baja del jardín y hacer que se entrelacen entre las diferentes tipologías de plantas. Controlando así el crecimiento de las plantas.


Juan Ruggieri

Periodista formado y especializado en el ámbito deportivo, cuya pasión por la comunicación lo hizo expandirse también a los campos de "la salud, la ciencia, la historia y la naturaleza".
RSS
Facebook
Facebook
Instagram