Saltar al contenido

Keniana crea ladrillos de pl√°stico a base de residuos

ladrillos de plastico 1

El reciclaje, la sostenibilidad y el pensamiento verde son iniciativas que han cobrado gran importancia en los últimos tiempos, por ello cuando se escuchó hablar de la joven keniana que emprendió su negocio de ladrillos de plástico con materiales reciclados logro atraer mucha atención, en especial por la calidad de los productos fabricados.

A continuación le mostramos un poco de la historia de esta joven emprendedora que ha logrado un exitoso negocio de ladrillos de plástico con materiales de provecho, contribuyendo en gran medida con la conservación del medio ambiente.

Ladrillos de plástico súper resistentes

Indice del artículo

Nzambi Matee es una Joven ingeniero keniana, hace algunos años fundó la empresa encargada de elaborar ladrillos de plástico, Gjenge Makers. La innovadora idea ha sido aceptada de forma positiva al ser una gran opción de emprendimiento sostenible, el mismo permite contribuir con el medio ambiente y dar uso a toneladas de plásticos que pueden ser reciclados, lo más importante es que el producto terminado cuenta con una resistencia superior al hormigón lo que aporta un producto de calidad para la construcción de estructuras.

Según las estadísticas de Greenpeace en el mundo solo se recicla aproximadamente el 9% de todo el plástico que se produce, en el caso particular de los países desarrollados estos solo tienen la capacidad actualmente de reciclar menos del 50% de los residuos plásticos que generan, esto desencadena que cada día el planeta acumule miles de toneladas de residuos plásticos por lo que la idea de ladrillos de plástico con material reciclado es sin duda brillante.

ladrillos de plastico 2

La empresa fue fundada en 2017, su fabrica se encuentra actualmente ubicada en Nairobi, su trabajo consiste en la recolección de residuos de botellas y bolsa de plástico que posteriormente será fundidas a altas temperaturas en combinación con arena, el resultado será moldeado hasta dar la forma de ladrillos que pueden ser utilizados para diferentes estructuras.

En la actualidad la fábrica tiene la capacidad de producir cerca de 1500 ladrillos plásticos diarios, su equipo de trabajo está conformado por la fundadora en sí y 5 trabajadores que han estado con ella desde sus inicios. Desde el 2017 hasta la fecha han reciclado cerca de 20 toneladas. Se calcula que la ciudad de Nairobi genera alrededor de 500 toneladas diarias de desechos plásticos, lo que hace pensar el multiplicar esta innovadora idea sería una excelente opción para causar un mayor impacto.

No quiero quedarme de brazos cruzados

EFE entrevistó a la protagonista de esta historia la cual indico que su mayor motivación para emprender este negocio fueron su ganas de hacer algo y no quedarse de brazos cruzados ante la gran contaminación que generan los desechos plásticos, no solo en su país, sino en todo el mundo.

Su deseo fue brinda un opción práctica para contribuir con la reducción de los residuos que se generan en vista de que la población aun no se encuentra en la capacidad de adoptar una cultura de reciclaje.

La idea principal de la empresa era la recolección de desechos plásticos para su venta a compañías de reciclaje, sin embargo se recolectaba más de lo que se vendía, por lo que optaron por tomar este plástico y crear algo diferente, en este caso ladrillos de plástico más resistentes que el hormigón.

Matee cuenta con un titulo en física y geofísica, así mismo cuenta con una especialización en ciencia de los materiales lo que le brindo los conocimientos necesarios para crear ladrillos de plástico con el doble o triple de resistencia de los ladrillos tradicionales, según afirma la joven.

ladrillos de plastico 3

Como resultado de su trabajo, en 2020 se le reconoció como uno de los siete Jóvenes Campeones de la Tierra 2020, dicho reconocimientos es otorgado por el PNUMA, Programa de la ONU para el Medio Ambiente, a aquellos jóvenes menores de 30 años que contribuyen con el medio ambiente causando un gran impacto de transformación, lo que sin duda ha hecho la joven Matee.

La joven empresaria indicó en el cierre de su entrevista que espera que la pandemia sea el inicio de una generación con mayor conciencia ambientalista, que esta pausa sea tomada como la oportunidad de aprender a cuidad de otros y de nuestro entorno.