Saltar al contenido

Consejos sencillos para reducir tu impacto medioambiental

impacto ambiental
¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

Si quieres reducir tu impacto medioambiental y disfrutar de una vida más sostenible y ecológica, entonces es muy importante que tengas en cuenta estos consejos sencillos que te hemos preparado y que suponen pequeños cambios que, si todos tenemos en cuenta, nos permitirán alcanzar grandes logros de cara al futuro, reduciendo la contaminación y facilitando la renovación de nuestro planeta.

√ćndice

    Deshazte de los residuos peligrosos de manera segura

    Un error muy común en la actualidad es no conocer que existen lugares donde nos podemos deshacer de los residuos peligrosos y contaminantes de la forma más segura posible.

    Se trata de empresas de transporte de materiales y residuos peligrosos, las cuales cuentan con las acreditaciones necesarias que garantizan que todos estos materiales y productos van a ser tratados de la forma más ecológica posible, reduciendo así el peligro que suponen tanto para el medioambiente como incluso para la salud de las personas.

    En este sentido, recuerda que desde esos botes de pintura que ahora ha quedado reseca, hasta los químicos y envases de productos químicos que puedan ser tóxicos o peligrosos, deberás llevarlos a un punto donde se procesen con la máxima seguridad.

    Cambia la iluminación de tu hogar por luz LED

    La iluminación LED es el sistema más económico y ecológico para disfrutar de una buena iluminación pero reduciendo el consumo energético.

    Esta tecnología de iluminación aprovecha prácticamente toda la energía que consume para transformarla en luz, lo que significa que apenas se pierde energía transformada en calor, y para comprobarlo no tenemos más que tocar la bombilla y veremos que está fría.

    Te Interesa   ¬ŅCu√°les son las piezas de recambio para coches m√°s demandadas?

    A esto hay que añadir que las bombillas y lámparas fabricadas con LEDs tienen una vida útil muy larga, lo que reduce el número de desperdicios que generamos.

    Aprovecha cada gota de agua para reducir tu impacto medioambiental

    Hay pequeños cambios que podemos adoptar en nuestro día a día y que nos van a ayudar a reducir de manera bastante sustancial el consumo de agua.

    Dúchate en lugar de bañarte, apaga el grifo mientras te enjabonas, lavas los dientes o realizas cualquier otra acción en la que no la estés utilizando, pon en marcha la lavadora o el friegaplatos tan sólo cuando estén llenos, aprovecha el botón de bajo consumo de agua de tu váter y, en definitiva, analiza bien cada vez que interactúas con el agua si puedes reducir su consumo aunque sea mínimamente.

    Utiliza la bicicleta, camina u opta por el transporte público siempre que puedas

    Si puedes evitar coger el coche, mucho mejor.

    Piensa que mover todo un vehículo para el transporte de una única persona es un derroche de energía muy elevado.

    El transporte público consume más combustible que un vehículo, pero transporta muchas personas a la vez, mientras que también tienes otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o incluso utilizar los patinetes eléctricos que te ayudan a moverte libertad y comodidad.

    Es el momento perfecto para invertir en energías renovables

    Instalar fotovoltaica o energía térmica en tu hogar puede ser una forma fantástica de reducir el impacto medioambiental.

    Piensa que estarás generando energía de forma limpia y completamente renovable, ya que el sol es una fuente inagotable.

    Desenchufa los aparatos que no estés utilizando

    Los aparatos, aunque estén en stand by o incluso apagados del todo, si están enchufados están consumiendo una pequeña cantidad de energía extra.

    Te Interesa   4 Ideas para decorar la terraza

    Seguramente pienses que esto es muy poco en tu hogar, y que tan sólo va a suponer unos pocos céntimos al mes o unos euros al año, pero piensa que si todos adquirimos esta conciencia, consumiremos miles y miles de vatios menos cada mes.

    Compra productos ecológicos y sostenibles

    Siempre es más interesante comprar productos no ya sólo ecológicos y sostenibles, sino a ser posible, directamente del productor.

    Esto evita intermediarios, transportes innecesarios e ingentes cantidades de plástico malgastado.

    Procura comprar productos a granel o que no lleven demasiado envase, y en caso de que lo lleven, que sea reutilizable como por ejemplo el vidrio.

    Aprende a reutilizar las cosas cotidianas

    Estamos muy acostumbrados a tirar las cosas a la basura, pero hay muchas que pueden tener una segunda vida como por ejemplo los envases de vidrio.

    Busca por internet trucos que te ayudarán a sacar partido a todos estos artículos que, en realidad, no son basura, sino una oportunidad para desarrollar tu creatividad y sacarles partido.

    Recuerda que con tu ejemplo, puedes sensibilizar a otras personas

    Recuerda siempre que la mejor forma de sensibilizar a las personas y aumentar su conciencia medioambiental es a partir del ejemplo.

    Si actúas correctamente y aprendes a reducir el impacto medioambiental, las personas que hay en tu entorno poco a poco irán adoptando tus costumbres y habrás conseguido aportar tu granito de arena para un mundo más justo, menos contaminado y más renovable.

    (Visited 1 times, 1 visits today)