Saltar al contenido

Las mejores marcas de paneles solares del mercado

Las mejores marcas de paneles solares del mercado

A la hora de instalar un kit fotovoltaico, es muy importante estudiar bien la calidad de cada una de las piezas y elementos que lo conforman. Es por ello que en esta ocasión nos vamos a centrar en analizar cuáles son las mejores marcas de paneles solares del mercado para instalaciones de autoconsumo para viviendas, teniendo en cuenta las características técnicas y las muchas ventajas que van a suponer con respecto a otros paneles más económicos.

√ćndice

    Las razones por las que es interesante invertir en las mejores marcas de paneles solares del mercado

    Si te estas planteando instalar fotovoltaica en tu hogar o empresa, es muy importante que te asegures de realizar un buen dimensionamiento que permita cubrir tus necesidades ajustando los gastos a lo estrictamente necesario, y a la vez también compruebes y tengas la seguridad de estar utilizando elementos de calidad para garantizar la producción y por supuesto la vida útil del sistema.

    Según la empresa instaladora de paneles solares MySolarEnergy en la actualidad, la fotovoltaica ha avanzado de tal manera que podemos encontrar fabricantes de todo tipo y de multitud de países, los cuales ofrecen multitud de diseños, entre los cuales encontramos algunos que tienen un gran rendimiento y una fantástica calidad de fabricación, mientras que otros pueden llegar a dejar bastante que desear.

    Esto quiere decir que, a la hora de elegir un presupuesto, no nos tenemos que decantar por el más barato, sino que es importante prestar atención a lo que incluye cada uno de ellos, ya que realmente vale la pena decantarnos por las mejores marcas de paneles solares del mercado y por los mejores componentes si queremos que nuestro kit de fotovoltaica dure muchos años, no presente averías, tenga un funcionamiento estable y nos permita despreocuparnos por completo.

    Ventajas de los paneles solares de marca frente a los económicos

    Vamos a analizar algunos de los elementos clave a los que hay que prestar atención para determinar si se trata de un panel de alta calidad o, por el contrario, son modelos más asequibles pero también con mayores impedimentos:

    • Eficiencia del panel: la eficiencia del panel es la relación que existe entre su tamaño y su potencia. Por esa razón, no sólo debemos tener en cuenta la potencia sino también las dimensiones. Los paneles más eficientes en la actualidad se encuentran con valores entre el 20% y el 22%.
    • Células del panel: todos los paneles fotovoltaicos están fabricados con células fotovoltaicas, las cuales pueden ser monocristalinas o policristalinas. Las monocristalinas son la mejor alternativa, ya que duran más tiempo y ofrecen un mayor rendimiento.
    • Tecnología del panel: la tecnología del panel también es esencial, ya que ayuda a mejorar el rendimiento. Actualmente podemos destacar cuatro principales tecnologías que son:
      • Paneles MWT: aumenta la captación de radiación solar, trabaja mejor a altas temperaturas y se estropean menos.
      • Paneles MBB: aumenta el número de conexiones por lo que se reduce la resistencia al paso de la corriente, evitando pérdidas y mejorando la eficiencia. Su vida útil es más elevada.
      • Paneles PERC: incorporan una lámina adicional entre la capa inferior y la intermedia, lo que permite el rebote de los fotones hacia la capa superior con lo que se genera una mayor cantidad de electricidad, aumentando la potencia de producción.
      • Paneles HC: la corriente que se traslada entre células recorre una distancia menor, lo que reduce las pérdidas.
    • Garantía: está claro que todos los fabricantes quieren dar la mayor garantía posible a sus productos, ya que esto el usuario lo interpreta como que se trata de productos de mayor calidad. Sin embargo, esta calidad es determinante para poder arriesgarse a una elevada garantía. En este sentido hay que tener en cuenta que existen dos tipos de garantías para los paneles solares que son la garantía del producto que cubre los defectos de fabricación y que deberá ser de por lo menos 12 años, y la garantía de producción que está basada en la durabilidad del panel y en su degradación con el paso del tiempo, que generalmente será de 25 años al 80% de rendimiento, aunque en el caso de los mejores fabricantes del mercado, las garantías pueden ser de 30 años al 85% de rendimiento.