Saltar al contenido
Casas Increíbles

6 trucos de decoración en tu habitación para dormir mejor

22/12/2019
decorar dormitorios pequenos 12

La vida moderna tiene en la hiperactividad una de sus características principales. Los trabajos, la familia, las actividades sociales, el cuidado personal, las mascotas y otras tantas ocupaciones llenan la agenda sin dejar huecos. Esto sucede, sobre todo, en las grandes ciudades, donde pareciera que las 24 horas del día jamás alcanzan. Cuando alguien está inmerso en este alocado esquema de vida, comienza a quitarle horas al sueño para poder cumplir con sus obligaciones y deseos durante el día. Por eso, el descanso es parte fundamental de nuestro esquema diario. Y de nuestra salud, porque si no dormimos bien, no tendremos energías para afrontar un día de mucha actividad. Como consecuencia de todo esto, nuestro cuarto pasa a tener un lugar principal en la importancia del hogar. Debemos procurar que nos ofrezca la tranquilidad y relajación necesaria para cuando nuestro día termine y vayamos a descansar. Por eso, en este artículo te ofrecemos los imperdibles 6 trucos de decoración en tu habitación para dormir mejor.

La iluminación

Cuanto más oscura esté la habitación, más fácil será relajarse y conseguir un buen sueño. Tienes que evitar lo máximo posible la exposición a la luz artificial, ya que interfiere demasiado en el sueño. Lo ideal es dormir en un ambiente oscuro que facilite a la persona entrar en estado de sueño profundo,. Es que si solamente tiene sueño ligero, se despertará con frecuencia a la noche ante cualquier distracción.

Un truco muy simple para lograr una iluminación adecuada a la hora de descansar es la utilización de cortinas oscuras. Es una manera muy sencilla de evitar que ingrese por la ventana la luz de la calle, ya sea solar si haces una siesta, o la iluminación artificial nocturna cuando nos disponemos a dormir hasta la otra mañana.

Descansar con la luz encendida en realidad no es descansar. El cuerpo permanecerá en estados de vigilia y con las ondas cerebrales alteradas. La intensidad de la luz no debe superar los 75 luxes en tu habitación para dormir mejor.

La cama

Una habitación tenue u oscura de nada servirá a nuestro descanso si el elemento más importante de todos a la hora de dormir, la cama, no está en las mejores condiciones.

La cama tiene que ser silenciosa y rígida, pero no dura. Los movimientos que hagamos en la cama no tienen que provocar esos molestos sonidos a resortes viejos, porque nos quitará la concentración necesaria para dormirnos. Y hasta nos pueden poner de mal humor hasta desvelarnos.

Si eres de las personas que cree en la rabdomancia y las geopatías, el cabecero de tu cama tendrá que estar orientado al norte. Así, dormirás mejor gracias a los estímulos eléctricos, electromagnéticos, magnetismos y radiaciones que circulan por la habitación.

En cambio, si prefieres guiarte por el antiguo sistema filosófico chino feng shui, tienes dos opciones. La primera es orientar la cama con tu cabeza el oeste para despertarse con más energía. En cambio, si el cabecero de tu cama apunta al este, ganarás tranquilidad.

En lo que coinciden todos, más allá de creencias o filosofías de vida, es en la calidad de un buen colchón en tu habitación para dormir mejor. Aunque tengas una excelente cama, si no está acompañada por un buen colchón y una almohada similar, no podrás dormir correctamente.

diy base cama 07
diy base cama 07

Un buen colchón tiene que absorber la transpiración, evitar la dispersión de calor y ser higiénico. Pero sobre todo, tiene que estar ergonómicamente diseñado. Es decir, debe poder sostener el cuerpo de un modo correcto para que su forma se adapte perfectamente a la anatomía de tu columna vertebral

Los expertos indican que la vida útil de un colchón dura entre seis y ochos años aproximadamente. Si el tuyo está llegando a esta antigüedad, te recomendamos comprar unos excelentes, duraderos y resistentes colchones baratos.

La temperatura ideal en la habitación para dormir mejor

Con una buena cama y una iluminación adecuada, el paso para completar la trilogía adecuada para un buen dormir es la temperatura del ambiente. No debe ser muy alta. Lo ideal es que se ubique entre 18 y 22 grados centígrados.

El frío o el calor excesivo son enemigos de un buen descanso. Las temperaturas extremas alteran el ritmo normal del sueño. Si esto sucede, cuando despiertes por la mañana estarás con el mismo que cansancio que tenías andes de irte a dormir.

La ventilación

El aire de la ventilación tiene que acompañar el resto de los preparativos para acondicionar la habitación para dormir mejor. No te llevará mucho tiempo, ya que alcanza con abrir la ventana durante diez minutos por la mañana para que el aire que quedó acumulado de la noche se vaya y sea renovado por el que viene más fresco desde el exterior.

 La humedad

Ya que hablamos de la ventilación, una características que llega casi de la mano es la humedad. Una habitación bien ventilada favorecerá a que no se acumule humedad en nuestras paredes.

Un ambiente seco reseca la boca y dificulta la respiración. Pero un cuarto con excesiva humedad tampoco será bueno. Esta se añadirá a los techos, generando microorganismos que nos pueden provocar alergias.

Estas alergias también se pueden relacionar con las plantas. Por eso, es aconsejable evitarlas en la habitación. Además, son seres vivos que también absorben el oxígeno que nosotros respiramos y necesitamos para un aire de calidad que ayude a un sueño reparador.

dormitorio1
dormitorio1

El ruido

El ruido es uno de los principales problemas para las personas con insomnio. Muchas personas no logran conciliar el sueño. Otras lo logran, pero no alcanzan la etapa de sueño profundo y solamente quedan en estado de vigilia. Entonces, cuando se levantan por la mañana, sienten que en realidad no pudieron descansar absolutamente nada.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el ruido ambiente de una habitación para dormir mejor no tiene que superar los 30 decibelios.

Esta cifra es difícil de no superar si los ventanales de tu cuarto dan a la calle. Ante estos casos, lo mejor es instalar doble vidrio en las aberturas y colocar burletes o sistemas de aislamiento acústico para moderar el ruido en el dormitorio y lograr así un sueño reparador.


Juan Ruggieri

Periodista formado y especializado en el ámbito deportivo, cuya pasión por la comunicación lo hizo expandirse también a los campos de "la salud, la ciencia, la historia y la naturaleza".
RSS
Instagram