Saltar al contenido
Casas Increíbles

Qué son los pastores eléctricos y cómo funcionan

29/04/2020
Qué son los pastores eléctricos y cómo funcionan

Tanto con el objetivo de evitar la entrada de animales como de prevenir la salida de los que tengamos en una zona delimitada, los pastores eléctricos se convierten en una fantástica alternativa fácil de instalar y de configurar, ofreciendo unos resultados óptimos que se adaptan a cualquiera que sea nuestra necesidad.

Qué son los pastores eléctricos

Los pastores eléctricos son vallados específicos que han sido diseñados con el objetivo de evitar la entrada y salida de animales de una determinada zona.

Se utilizan para delimitar espacios con el objetivo de mantener al ganado o a los animales domésticos dentro de ellos, o también para prevenir la entrada de animales del exterior, protegiendo desde cosechas hasta a nuestros propios animales.

Esto se consigue gracias a un sistema eléctrico que emite descargas de alto voltaje, las cuales son controladas con el objetivo de evitar el daño a los animales.

Sin embargo, al recibir la descarga, además de la sensación desagradable que supone y que establece una barrera física, también hay que considerar la barrera psicológica, ya que normalmente los animales aprenderán que no se tienen que acercar a dicho vallado.

Tipos de pastores eléctricos

En la actualidad podemos encontrar dos tipos de pastores eléctricos en base a su alimentación:

  • Con conexión a la red eléctrica: se trata de pastores que funcionan a 230 V y que se enchufan directamente a la red eléctrica. Son ideales para zonas que se encuentran cerca de la Red.
  • De alimentación fotovoltaica: es la alternativa más novedosa. Funcionan a 12 V y están diseñados pensando en su colocación en zonas alejadas de la red eléctrica, ya que el propio equipo cuenta con un sistema de alimentación mediante placas solares fotovoltaicas y con baterías como acumuladores que permitirán que siga funcionando incluso por la noche.

En ambos casos vamos a obtener el mismo funcionamiento, es decir, se producirán descargas de alto voltaje inocuas para los animales, estableciendo una barrera tanto de entrada como de salida.

También podemos hablar del tipo de estructura a realizar, en cuyo caso encontramos dos tipos de circuito:

  • Circuito cerrado: es el más habitual, teniendo el inicio y el final en el mismo punto y delimitando así una zona específica por todas sus aristas.
  • Circuito abierto: permite evitar el acceso o salida a una zona determinada, sin que los puntos inicial y final converjan en el mismo sitio. Puede servir, por ejemplo, para que no salgan a la carretera pero que se muevan con libertad por el campo.

Qué necesito para realizar la instalación del pastor

Para realizar la instalación de este sistema, vamos a necesitar lo siguiente:

  • Pastor eléctrico: se trata del aparato que se encargará de generar la corriente eléctrica.
  • Cercado eléctrico: estará compuesto por los postes, los hilos conductores, aisladores para evitar el contacto de estos con el poste, y una conexión de toma de tierra que será la que evitará la electrocución del animal.

A la hora de elegir el pastor eléctrico, es muy importante que tengamos en cuenta su potencia, la cual irá determinada en función de:

  • Tipo de suelo: cuanto más seco sea el suelo, más potencia necesitaremos, y si hay obstáculos (ramas, hierbas, etc.) que toquen con frecuencia el vallado y se emitan descargas, también será necesario un equipo más potente.
  • Dimensiones: cuanto más largo sea el cercado, más potencia necesitaremos, no sólo para cubrirlo, sino porque se producirán descargas con más frecuencia.
  • Animales: hay animales que son inteligentes y que aprenden rápido como los caballos, los perros, gatos, ovejas, vacas, etc., mientras que otros suelen ser más complicados y requieren más potencia como los jabalís, las aves, ciervos o incluso las cabras.

Los pastores eléctricos son una alternativa muy efectiva y cómoda, ya que podremos mantener el espacio libre y protegido, con la ventaja de que no será necesario que estemos interviniendo, lo cual nos ahorrará tiempo y esfuerzo.