Saltar al contenido

Los principales causantes del dolor de hombro y como evitarlos

dolor de hombro 1

Lo que la mayor parte de las personas denominan como ‘el hombro’ es en realidad un grupo de múltiples articulaciones que se mezclan con músculos y tendones para permitir extenso nivel de movimiento en el brazo, que va desde tocarse la espalda hasta hacer el lanzamiento perfecto de cualquier objeto. En esta apartado nos vamos a tomar la tarea de explicar algunas de las causas más comunes del dolor de hombro así como también algunas recomendaciones para evitar inconvenientes en esta parte del cuerpo.

¿Cuáles son las causas más frecuentes para el dolor de hombro?

Los movimientos repetitivos y los movimientos sin armonía son dos de las causas más comunes que pueden llevar a generar dolor de hombro, esto va dirigido a todos los niveles, tanto domestico, laboral como deportivo. Otra de las causas más importantes también pueden ser las contusiones directas sobre la propia articulación (los golpes sobre él hombro’).

dolor de hombro 2

Si dejamos a un lado las dislocaciones secundarias a traumatismo y las fracturas, centrándonos principalmente al dolor de hombro sin antecedente de esfuerzo o golpe evidente, las causas más frecuentes son:

Jóvenes por debajo de los 40 años

En las personas jóvenes, en un radio por debajo de los 40 a 30 años, los inconvenientes más comunes son los del labrum glenoideo (principalmente en los deportistas). El dolor o molestia se presenta con los movimientos repetitivos o cuando se hace alguna actividad física intensa.

La lesión de labrum en la zona superior se le es conocida como “lesión de SLAP” y es singularmente una de las más frecuentes ya que justo en esa zona se fija la porción larga del tendón del bíceps. En algunas ocasiones, los pacientes que presentan este tipo de problema en el hombro tienen antecedentes de inestabilidad en esta área, en otras palabras, se les “sale” el hombro de su lugar (ya sea total o parcialmente) y terminan empeorando aun más la lesión en el labrum y los ligamentos que se encargan que de mantener esta articulación en su sitio.

Personas entre 50 a 75 años

En las personas entre los 50 a 70 años es más habitual que presenten dolor de hombro a causa de una patología relacionada con el manguito rotador, ya que cuando este sufre algún tipo de lesión o simplemente se daña, genera fuertes molestias o dolores en la cara lateral del hombro (principalmente por las noches).

Los tendones pueden estar sufriendo una leve inflamación, presentar calcificaciones o, en el peor de los caos llegar a la rotura (esta puede ser completa o parcial). Cuando se da el caso de una rotura de varios o un solo tendón y cuando el tratamiento aplicado no da resultados en el plazo estimado (varios meses e incluso años), donde los dolores y las limitaciones persisten, lo mejor sería una cirugía astroscópica realizada por un experto de hombro.

Por otra parte, las personas entre estas edades también suelen sufrir con problemas del tendón largo del bíceps, pero esto puede ser tratado de manera más sencilla en relación al caso anterior.

Persona por encima de los 75 años

Ya en esta edad, lo que se suele encontrar en consultas con personas con artrosis primaria que se presenta simplemente por el paso de los años o secundaria por la rotura de larga evolución de los tendones. En caso de que la persona se encuentre muy limitado por el dolor y los tratamientos conservadores no hayan logrado tener éxito, entonces la prótesis de hombro sería la mejor opción.

Deporte y trabajo físico intenso y su relación con el dolor de hombro

Tanto el deporte como el trabajo físico intenso influyen considerablemente en el dolor de hombro, esto es debido gracias a que las articulaciones del hombro intervienen en movimientos de manera predominante y, claramente, esto puede generar inconvenientes a mediano y largo plazo. Es importante destacar que todo va a depender del tipo de labor que se desempeñe y el tipo de deporte que se practique.

dolor de hombro 3

Por ejemplo, en las personas mas jóvenes, los deportes de contacto, lanzamiento o lucha, a menudo ocasionen a futuro inconvenientes de inflamación y desgaste en el manguito rotador, que obligan a una reparación, donde en ocasiones consisten en una intervención quirúrgica (principalmente si se desea seguir practicando el mismo deporte).

No obstante, las lesiones relacionadas con inflamación y desgaste de manguito rotador en personas poco activas o que deseen disminuir la frecuencia e intensidad de sus actividades (tanto físicas como deportivas) solo van a requerir de un tratamiento rehabilitador y observación en el tiempo.

Caso distinto es cuando se presenta una rotura completa en uno o varios tendones pertenecientes al manguito rotador. En este tipo de escenarios, mientras más joven sea el paciente (sobre todo si esta debajo del rango de los 55 años) será más recomendada la cirugía reparadora ya que con el pasar del tiempo la lesión va empeorando (aun mas cuando se trata demasiado tarde).

En conclusión, si en deportes como balonmano, beisbol, baloncesto, tenis, no se practican con buenas técnicas de lanzamiento y buenos hábitos postulares, se pueden llegar a generar graves lesiones sobre el hombro.

Consejos para prevenir el dolor de hombro

Por lo general, para evitar el dolor de hombro se recomienda en la medida posible manipular elementos que sean excesivamente pesados, realizar movimientos repetitivos, fomentar la armonía en movimientos y contar con buenas posturas.

dolor de hombro 4

Por lo general, estos son algunos de los consejos más conocidos por traumatólogos:

Preparación física

Existe un viejo dicho que dice que para hacer deporte se tiene que estar en buena forma y no al revés, este mismo se puede aplicar perfectamente con el hombro. Es muy recomendable tener una preparación física y a la misma vez tener una adaptación de forma progresiva a los esfuerzos que se van a realizar. En algunos deportes de lanzamiento (beisbol o futbol americano) así como disciplinas de atletismo, es fundamental limitar lo más que se puede el número de lanzamientos por temporada, principalmente en aquellos que están recibiendo una formación como es el caso de los niños, para de esta forma minimizar el riesgo de crear lesiones crónicas en el hombro.

Además, se tiene que ser muy cuidadoso con las técnicas adecuadas para todo tipo de deporte en el que se vea implicado el uso del hombro, ya sea que estemos hablando de deportes de lanzamiento u otros (como por ejemplo la natación) donde el movimiento tanto de los hombros como de los brazos tiene un papel fundamental.

Evitar las sobrecargas

Para aquellas personas que practican algún tipo de deporte como para aquellas que  realizan esfuerzos con los brazos de forma habitual, deben evitar a toda costa las sobrecargas, para así no tener que lidiar con lesiones. Además, también es de mucha ayuda tener descansos prolongados y cambiar periódicamente la actividad para que no se haga el mismo movimiento siempre.

Por leer este post te recomendamos: Conoce todo acerca del dolor en el brazo