Saltar al contenido
Casas Increíbles

¿Dónde me caso? Cómo elegir el lugar para la boda

17/01/2019
Cómo elegir el lugar para la boda_destacada

En el proceso de organizar la boda, el gran día, hay que tomar varias resoluciones importantes. Es un día en el que se afirma el amor en vuestra vida, por lo tanto cada detalle es importante y elegir un buen lugar para celebrar la boda garantiza que sea un día inolvidable. Dónde celebrar tu boda es quizás la decisión más significativa, ya que condicionará todo lo demás.

Hay varios factores a tener muy en cuenta a la hora de escoger el sitio para el enlace.

Claves para elegir el lugar en donde celebrar la boda

Antes de analizar las claves para elegir el lugar donde celebrar la boda es importante que planifiquéis. Unos 10 meses de antelación es lo habitual en estos casos. Los mejores lugares se ocupan en seguida, por lo que debéis programar con tiempo. Además, saberlo con antelación, os permitirá enviar unas invitaciones geniales.

Lo primero pensad en dónde os gustaría, proyectando lo ideal: en la playa, en el campo, en la montaña, en un jardín o en el lugar donde os habéis conocido. Los motivos sentimentales o familiares tienen mucho peso en esta difícil elección, pero hay que tener en cuenta muchas otras cosas para que nada falle.

lugar celebracion boda mesa ramilletes flores playa

Las condiciones climáticas condicionan el lugar. Evidentemente no sabéis si ese día hará sol (esperemos que sí) o si va a llover, pero la estación del año y la situación geográfica determinan en gran medida la ubicación de la celebración. El tiempo cálido os brinda más posibilidades ya que podéis planear actividades en el exterior. El tiempo frío os invita a una celebración más íntima.

Debéis pensar en las personas que vais a invitar. El lugar en el que vais a conmemorar la boda, debe ser pensado para ellas también. La cantidad de asistentes determinará el sitio. No es lo mismo buscar un espacio para hacer una boda en la intimidad, que reunir a todos vuestros familiares, amigos y conocidos. Los invitados vienen a pasárselo bien, por lo que el espacio debe acompañar.

elegir lugar boda jardin silla flores blancas

El aparcamiento fácil y cercano es algo a valorar. También considerad el acceso para las personas mayores o los carritos de bebés y la posibilidad de que se puedan quedar a dormir, sobretodo las personas que vienen de lejos o las más “juerguistas”.

Sopesad si las diferentes actividades de este gran día queréis que se realicen en diferentes ambientes. Hay muchas posibilidades a la hora de elegir qué espacios quieres habilitar para celebrar la boda: la ceremonia, la zona de cocteles, el comedor para la comida principal, la pista de baile, un espacio para los niños,… Los sitios preparados para realizar ceremonias os ofrecen muchas y diferentes soluciones para ajustarlo a vuestros gustos. Últimamente muchas parejas realizan la ceremonia y el banquete en el mismo lugar como opción más cómoda para todos.

cremonia altar lugar celebracion boda sillas lazos flores

No os olvidéis de considerar dónde haceros las fotografías. Un entorno apropiado, no solo potencia el festejo, también permite unas buenas imágenes. Ya sea a solas o con la gente invitada las fotos se realzan en la naturaleza o en los jardines cuidados.

No menos importante es la elección del servicio de restauración. Son los que deben cuidar que la experiencia sea inolvidable. En un día tan importante querréis que esté todo perfecto. Aseguraos de que el menú sea de vuestro agrado. No por ser más caro necesariamente es mejor. Que os dejen probar antes y que ofrezcan platos para el gusto de todo el mundo: carne, pescado, vegetariano, sin gluten,… Concretad que bebida y en qué momento queréis que se sirva. No menos fundamental es la presentación: ¿cómo se va a emplatar? ¿Cómo van vestidos? Es conveniente que conozcáis al equipo y que no dejéis ningún detalle para concretar: es vuestro día y nadie ni nada lo puede estropear. Para evitar sorpresas recomendamos la exclusividad del servicio, una dedicación plena a vuestra celebración por parte del personal, cualquier retraso o error en un día especial se multiplica por cien.

Y por último debéis considerar la relación entre la calidad del servicio y su precio. No escatiméis en gastos si conseguís lo que tenéis pensado, pero vigilad los gastos extras que os solicitan a parte, como la barra libre, por ejemplo. Todo debe quedar claro antes de ese día: un malentendido podría aguaros la fiesta. No dejéis ningún cabo suelto y revisad una y otra vez los acuerdos. Poneos en situación imaginando el gran día y haced ajustes para que todo sea perfecto. Os lo merecéis.