Saltar al contenido

Isla Quemada Grande, la isla deshabitada m√°s peligrosa del mundo

Isla Quemada Grande es el nombre de una isla deshabitada que ha sido considerada como la isla más peligrosa del mundo. Se trata de un lugar inhóspito pese a sus relativamente reducidas dimensiones, pero lo que sí se ha descubierto es que en su interior existen grandes peligros que hacen que prácticamente sea imposible atravesar la comida. Vamos a conocer algunas de las particularidades de esta isla y de los peligros que la envuelven.

√ćndice

    Las características de la isla Quemada Grande

    Pocas veces tenemos la oportunidad de adentrarnos en un lugar tan inhóspito como es la isla Quemada Grande, la cual es una isla que en la actualidad está completamente deshabitada, y la de las principales razones de ello es que se trata de la isla considerada como más peligrosa a lo largo de todo el planeta.

    Se trata de una isla ubicada en Brasil, a 150 km de la costa de Sao Paulo, y su nombre original es Ilha da Queimada Grande, aunque también se conoce como isla de las serpientes e isla de las cobras.

    Esto os puede ayudar a haceros una idea de cuál es el animal que más predomina en estos territorios, y del peligro que ello supone, pero esto tan sólo es una pequeña parte de todo lo que guarda esta sorprendente isla.

    El terreno que conforma esta isla es muy rocoso, y tiene un clima subtropical.

    Debido a que no hay humanos ni otros mamíferos, las serpientes han conseguido desarrollar su población sin ningún tipo de depredador, y con la ventaja de ir alimentándose de aves migratorias que todos los años utilizan esta isla como área de descanso.

    Esta isla se encuentra protegida en estos momentos debido, entre otras razones, a que la serpiente cabeza de lanza dorada que se encuentra tan sólo en este punto del planeta, está clasificada en peligro crítico de extinción.

    No obstante, es habitual que los cazadores ilegales entren a la isla para capturar ejemplares que posteriormente venden en el mercado negro.

    Los peligros que envuelven la historia de la isla

    Comentábamos que el animal que se encuentra más presente en esta isla es la serpiente, hasta el punto que se calcula que su población podría ser de al menos una serpiente por cada metro cuadrado, lo cual sin duda pone el vello de punta.

    Esto significa que prácticamente es imposible dar un paso sin encontrarnos con una de ellas, y si en algún momento damos uno o dos pasos sin hacerlo, sabemos que al tercero vamos a tener varias de ellas acechándonos.

    Además de cobras, existen otras muchas variedades de serpientes, entre las que se encuentra la serpiente punta de lanza dorada, un ejemplar exclusivo de esta isla y que es considerado como uno de los reptiles más venenosos de toda la Tierra.

    Su veneno es característico no sólo por su potencia sino por su rapidez de acción, siendo el más rápido en su género, y adquiriendo cinco veces más potencia que la yararaca, otra serpiente que además es un pariente cercano de ésta.

    En el caso de mordedura, la carne circundante se pudre al instante, a la vez que se generan hemorragias internas y en pocos minutos se producen fallos orgánicos.

    Estas serpientes pueden alcanzar hasta 70 cm, aunque algunas pueden llegar a superar incluso el metro de longitud.

    También existen muchas leyendas urbanas que rodean esta isla, como muertes sangrientas y de grandes grupos de familias que han osado poner el pie en ella, aunque en realidad no hay ningún registro de muerte a manos de la serpiente punta de lanza dorada, ya que para poder acceder a la isla hay que pedir un permiso, y esta isla es el único lugar donde existe esta variedad de serpiente.

    (Visited 1.000 times, 1 visits today)