Toda la comida que compramos en el supermercado viene debidamente señalada con la fecha de caducidad estimada. Así sabemos que, pasado ese tiempo, el producto posiblemente haya perdido calidad e incluso podría sentarnos mal. Aunque la mayoría de veces la fecha de caducidad es aproximada y eso no quiere decir que el producto esté malo, lo cierto es que solemos curarnos en salud y desechar aquellas cosas que, por una cosa o por otra, se han caducado.

Sin embargo, no sólo la comida tiene fecha de caducidad. Hay muchas cosas que utilizamos en el día a día que también caducan, aunque no venga puesto explícitamente en el envase. Por una cuestión de higiene y de salud, es recomendable renovar muchas cosas transcurrido un tiempo, muchas cosas que probablemente tengas en casa y no hayas renovado nunca.

A continuación te mostramos qué 10 cosas debes renovar inmediatamente de tu casa si no lo has hecho en un largo período de tiempo. ¿Añadirías alguna cosa más a la lista?

1. El cepillo de dientes

La mayoría de personas sólo reemplaza el cepillo de dientes una o dos veces al año. Sin embargo, el cepillo de dientes está en la misma habitación que el retrete, así que piensa en la cantidad de bacterias que deambulan por la zona. Lo ideal es renovar tu cepillo de dientes una vez cada 3 o 4 meses.

2. La almohada

Las almohadas son importantes para nuestra salud, ya que dependiendo de su calidad nuestro cuello y espalda descansarán como es debido o no. Con el paso del tiempo las almohadas van dando de sí, y aunque cumplen su función, posiblemente no sea la función más apropiada. Además, el sudor también acaba afectando al tejido, por lo que ya son dos las razones por las que renovar la almohada al menos una vez cada 3 años.

3. La esponja de ducha

La esponja la utilizamos para asearnos y en ella quedan los restos de suciedad o piel muerta que se nos cae. Por mucho que la enjuaguemos, todos los restos se van quedando en la esponja, la cual utilizamos para volver a ducharnos. Lo ideal es cambiar la esponja una vez al mes.

4. El pintalabios

La duración de un pintalabios en buena calidad suele ser de dos años. Pasado ese tiempo, es posible que ni la resistencia, ni el color ni su calidad sean la misma.

5. Pintura de uñas

Las pinturas de uñas suelen durar 12 meses en perfecto estado si las conservamos como es debido. Pasado ese tiempo notaremos como su consistencia cambia radicalmente.

6. Máscara de pestañas

Igual que con el resto de cosméticos, la máscara de pestañas dura en buen estado unos 3 meses aproximadamente.

7. Una sartén rayada

Una sartén rallada puede desprender pequeñas virutas al cocinar sobre ella, algo que consumiremos después. Es por eso que, una vez que veamos que nuestra sartén se está deteriorando, lo mejor que podemos hacer es sustituirla.

8. El estropajo

Igual que la esponja de la ducha, el estropajo con el que fregamos los platos a diario acumula muchas bacterias que no queremos propagar en los próximos lavados. Renueva el estropajo al menos una vez al mes.

9. El envase de las lentillas

Cada vez que nos ponemos y quitamos las lentillas lo hacemos con las manos, en teoría, unas manos limpias. Sin embargo es inevitable que con el paso del tiempo las bacterias estén presentes en el envase donde las guardamos. Es por eso que se recomienda renovarlo al menos una vez al año, para evitar infecciones en los ojos.

10. El suéter favorito que te pones a todas horas

Es posible que esa prenda que te acompaña a todos sitios tenga un valor sentimental. Pero la ropa también tiene una vida útil, una vez pasada debes saber desprenderte de ella. ¡Fuerza!

Fuente: Miraquevideo