Saltar al contenido

Riesgos de sistemas de calefacción

riesgos de sistemas de calefaccion 1

Los sistemas de calefacción funcionan al máximo en épocas frías, pero lo que muchas personas no saben es que estos tienen algunos riesgos con ellos. La realidad es que la gran mayoría ignora este aspecto, después de todo lo importante es que la casa se ponga cálida.

Sin embargo, este no es nuestro caso, ya que queremos que evites los posibles accidentes que se pueden presentar, es por ello que hoy te vamos a mostrar los diferentes riesgos de sistemas de calefacción y como se les puede hacerle frente.

√ćndice

    Riesgos de sistemas de calefacción de estufas o cocina de gas

    riesgos de sistemas de calefaccion 2

    Uno de los principales riesgos de sistemas de calefacción es el que se presenta en cocinas o estufas de gas, esto es debido a que son los más usados en los hogares.

    Independientemente que estemos hablando de una estufa que sea de gas o eléctrica, si ésta no se manipula de la manera correcta puede representar un peligro bastante grande.

    Estos son algunos de los peligros vinculados a estos sistemas de calefacción

    Incendio o intoxicación este escenario se puede presentar por diversas razones, entre ellas podemos mencionar una manguera rota, válvulas de la estufa mal cerradas o incluso, dejar el regulador del gas en una mala posición.

    Por otra parte, para los que usan cilindros de gas se puede dar el mismo escenario de mala postura o fuga.

    Electrocución lo más común es que esto se deba a una falla dentro del cableado del electrodoméstico, en la toma de corriente.

    Sin embargo, puede existir otra razón un poco menos probable que sería una falla de fábrica directo de la estufa o una fuga de agua que no se perciba proveniente de una pared cercana.

    ¿Cómo saber cuándo hay una fuga de gas?

    Primero que nada debes saber que el gas butano es puro, es decir, que no tiene un olor percibidle es por ello que se le añade un componente denominado “metil mercaptano” para que este tenga un olor que pueda ser detectado por las personas en caso de fuga.

    Sin embargo, existen casos donde el gas no posee esta característica fragancia, lo que hace que sea imposible poder detectar una fuga. Pero, el cuerpo desarrolla algunos síntomas al tener contacto con este hidrocarburo, aquí te contamos cuales son:

    • Dolor de cabeza.
    • Irritación en la nariz y las mucosas nasales, en el peor de los casos dificultad para respirar.
    • En los niños el contacto con el gas les puede generar nauseas, esto es debido a que son más sensibles a los contaminantes.

    ¿Qué medidas tomar ante un peligro eléctrico o una fuga de gas?

    La mejor manera para hacerle frente a los riesgos de sistemas de calefacción como estos es tomando medidas de prevención, como las que te mostramos a continuación:

    • Usar jabón diluido en agua es una de las maneras más efectivas para detectar algún tipo de fuga de gas. Este método consiste en colocar la mezcla en la zona donde se puede estar presentando la fuga. En caso que se formen “burbujas”, esto quiere decir que existe un escape del gas.
    • Hacerle mantenimiento con frecuencia a la estufa, de esta manera el buen funcionamiento va a estar garantizado. Para ello lo recomendable es contratar a profesionales que lo realicen.
    • Proporcionarle al hogar un buen flujo de aire.
    • Con respecto a las estufas eléctricas, lo recomendable es dejar su pantalla de irradiación completamente descubierta. Cabe mencionar que objetos de tela o periódicos son bastante propensos a crear incendios.
    • Procurar conectar la estufa directamente de un conector de electricidad.
    • No de una extensión, ya que estas últimas son más propensas a crear cortocircuitos en usos prolongados.

    Riesgos de sistemas de calefacción con caldera a petróleo o central a gas

    riesgos de sistemas de calefaccion 3

    El siguiente de los riesgos de sistemas de calefacción, hablaremos de la calefacción central a gas y la de caldera a petróleo. Los riesgos más comunes que se pueden presentar con estos sistemas de calefacción son los siguientes:

    Suministro de energía (ya sea por petróleo o gas)

    Existen valores que se deben mantener sobre ciertos parámetros recomendados para poder preservar el bienestar de las personas, en caso de que esto no suceda, esto puede ser contraproducente.

    Por ejemplo, la calefacción debe tener una temperatura recomendada entre unos 21 a 23 grados centígrados. Por otra parte, la humedad no debe superar el 50%.

    Si estos valores que te hemos mostrado no se encuentran dentro de estos parámetros, va a existir una diferencia de temperatura entre el interior y el exterior muy pronunciado.

    Acumulación de gases dañinos

    Para la quema de combustible, ya sea que hablemos de gas, kerosén, leña, entre otros, es esencial contar con una excelente fuente de ventilación.

    En caso contrario, los gases emanados por los combustibles ya mencionados se pueden acumular, cuando esto sucede pasan a ser tóxicos, y en el peor de los escenarios podrían ocasionar la muerte.

    Infecciones

    Este punto va muy de la mano con el anterior, ya que es recomendable tener una buena ventilación si se desea utilizar un sistema de calefacción que consiste en la quema de combustible.

    Riesgo de sistemas de calefacción de chimeneas (leña, pellets o eléctricas)

    riesgos de sistemas de calefaccion 4

    Para culminar nuestra lista de riesgos de sistemas de calefacción, vamos a hablar de las chimeneas, ya sea que sean a leña, pellets o funcionen con electricidad.

    Independientemente el tipo de calefacción que se trate, es importante mantenerla siempre despejada, sin elementos que se encuentren a su cercanía o encima, ya que esto podría generar un incendio.

    A pesar de que las chimeneas son perfectas no solo para calentar el hogar, sino también como un elemento decorativo, es una realidad que si no se le da el debido cuidado puede ser un potente detonante de daños graves.

    Aquí te enseñamos los principales riesgos de este sistema de calefacción:

    • Por una parte los riesgos de alguna intoxicación son mínimos.
    • No es el mismo caso con el riesgo a posibles quemaduras por contacto directo o incendios.
    • Este último es el más grave, principalmente si se tienen niños pequeños en el hogar.
    • En relación a las chimeneas eléctricas, su principal riesgo son los cortocircuitos. Sin embargo, la falta de mantenimiento puede ser otro inconveniente.

    ¿Qué medidas tomar para disminuir los riesgos de las chimeneas?

    Es importante desconfiar de todo, recuerda que en la casa hay que estar al tanto a cualquier señal que no indique que algo no está funcionando como se debe.

    Esta regla aplica también las chimeneas, independientemente el tipo de chimenea que se trate.

    • Cuando se trata de chimeneas de leña es recomendable limpiar su ducto y su cámara de combustión con frecuencia.
    • La chimenea debe disponer de un sistema de protección tanto para niños como para mascotas, de esta manera se van a prevenir contactos directos que puedan denotar accidentes.
    • Se tiene que realizar mantenimientos cada cierto tiempo para asegurar el buen funcionamiento del ducto.
    • Se deben mantener alejados objetos que puedan ocasionar un incendio, esto aplica tanto para las chimeneas de combustión como para las eléctricas.
    (Visited 1 times, 1 visits today)