Saltar al contenido
Casas Increíbles

Remedios caseros para la tos

28/09/2019
shutterstock 596816120

A continuación queremos hablarte de los remedios caseros para la tos que puedes hacer con ingredientes económicos y que seguro tienes en casa. Pero antes de nada es importante saber qué es la tos y por qué se origina.

¿Cómo empieza la tos?

Aunque la tos puede aparecer por diferentes causas, la más común de ellas se debe a la aparición de una irritación entre los pulmones y la garganta. Esta hace aparición cuando el cuerpo requiere que se libere de sustancias nocivas, para, de esta forma, limpiar esta vía.

También hay que recordar que existe la tos crónica, la que puede encender las alertas de una posible enfermedad, aunque la mayoría de las personas la confunden con una tos simple, obviando las señales que nuestro cuerpo nos da sobre un problema de salud más serios.

Los diferentes tipos de tos

A continuación, te haremos una lista de los diferentes tipos de tos existentes:

  • Tos seca: esta tos no viene acompañada de ninguna expectoración o esputo.
    La tos seca, también conocida como tos irritativa, tos nerviosa o tos improductiva , no conlleva expectoración, es decir, no se elimina mucosidad, y es una tos que irrita las vías respiratorias agravando el problema de la tos cada vez más.
    Es importante saber, que la tos seca debe ser tratada y eliminada cuanto antes porque al toser se agrava poco a poco la irritación de las vías respiratorias, y además es un mecanismo de diseminación de gérmenes debido a los movimientos respiratorios violentos que provoca. La tos seca simplemente raspa las vías respiratorias
  • Tos productiva: esta es totalmente lo contrario a la tos seca ya que si produce expectoración y flema. La tos productiva es aquella que arroja mucosidad de los pulmones o la garganta. Puede ser aguda, es decir, viene y se va, o crónicas manteniéndose en el tiempo.
  • Tos aguda: se le dice tos aguda a aquella que aparece de manera repentina y a menudo se debe a un resfriado, una gripe o una infección sinusal. Por lo general, desaparece después tres semanas.
  • Tos asmática: este es un tipo de tos producida por el asma, su característica es que es seca y causa dificultad para respirar.
  • Tos crónica: se trata cuando existe un episodio de tos que tiene una duración mayor a 15 días. Esta tos “permanente” puede causar serias irritaciones en la tráquea y la laringe, causado de la forma violenta en la que se expulsa la sangre. También puede causar dolor intercostal.
    Se habla de tos crónica cuando la tos dura más de 8 semanas para adultos, o 4 semanas para niños.
    La tos crónica es más que una molestia. La tos crónica puede dejarte sin dormir por la noche, incluso dejarte exhausto. Los casos muy graves de tos crónica, pueden incluir vómitos, aturdimiento,cansancio y hasta fracturas de costillas.
    Aunque a veces puede ser difícil identificar el problema que provoca la tos crónica, las causas más frecuentes son el tabaquismo, el goteo nasal posterior, el reflujo de ácido estomacal y el asma.
  • Tos convulsiva: se trata de una tos violenta, sucede por una sucesión rápida de varios cuadros de tos.
  • Tos seca falsa: la característica de esta tos es que se origina cuando existe mucosidad, pero esta se deglute a sí misma,se produce tras tragar mucosidad y es mucho más frecuente en niños y mujeres.
  • Tos psicosomática: este tipo de tos se origina en personas que son muy nerviosas o que al hablar con otra estas comienzan a toser.

Al referirnos sobre la tos simple existe un caso muy común, y es que la mayoría de las personas se dirigen directamente a una farmacia en vez de ir a consultar con un médico. Estas compran una serie de medicamentos para aliviar y curar la tos, cuando lo que en realidad hacen es desperdiciar dinero. No hay que olvidar que existen muchos remedios caseros que son iguales o más efectivos que estos medicamentos farmacéuticos.

10 remedios caseros para la tos

A continuación, te diremos algunos consejos simples, económicos y totalmente efectivos que puedes hacer para curar la tos con remedios caseros.

1. Jarabe de miel natural

Una gran cantidad de estudios científicos han demostrado que la miel es un tratamiento muy efectivo para tratar la tos y la garganta irritada. La miel es un excelente remedio natural. Aunque puede ser tomada directamente, es más recomendable que se mezcle con aceite de coco y zumo de limón para un mayor efecto.

Jarabe de miel natural
Jarabe de miel natural

2. Baños calientes

Los baños con agua caliente son aconsejables gracias al vapor que ayuda a suavizar las vías respiratorias, y que a su vez sirve para aflojar la congestión nasal y a eliminar la flema acumulada en los pulmones y la garganta. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado si se sufre de asma, ya que puede causar un efecto contraproducente. Al agua también le puedes agregar algunas gotas de aceite de tomillo, lavanda, árbol de té, menta, etc.

3. Infusión de té pimienta negra y miel

Este es un excelente remedio casero para la tos húmeda. Es muy sencillo de preparar. Solo se debe mezclar una infusión de té de pimienta negra con la miel. La pimienta negra beneficia la circulación y el flujo de la flema y la miel aporta un alivio a la tos. Solo necesitaras de una cucharadita de pimienta y dos cucharadas de miel, añádele agua hirviendo y deja reposar con una tapa durante 15 minutos.

4. Infusión de tomillo

Entre las principales cualidades de las hojas de tomillo podemos resaltar que es un potente y efectivo remedio casero para calmar la tos. Este también ayuda a relajar los músculos de la tráquea, permitiendo reducir la inflamación. También puedes hacer tratamientos de vapor añadiéndole al agua unas gotas de aceite de tomillo. Ayudará a descongestionar y limpiar el ambiente.

5. Beber mucha agua

Esto ayuda a aliviar la tos, dado que el beber mucha agua, unos 2 litros al día, favorece el sacar la mucosidad. Un buen consumo de agua mantendrá hidratada la garganta.

Beber mucha agua
Bebe mucha agua

6. Gotas de mentol para la tos

Unas cuantas gotas de mentol servirán para adormecer la garganta, esto es importante para poder controlar los reflejos de la tos.

7. Comer limón para curar la tos

Para este remedio solo basta añadirle un poco de sal y pimienta a la mitad de un limón para luego chuparlo.
Con el zumo de limón, no sólo conseguirás aliviar de forma temporal los síntomas, sino que también te va a proporcionar una buena fuente de vitaminas y energía para tu cuerpo.

8. Mezcla de diferentes tés

Realizar una mezcla de té de hierbabuena, flor de saúco o de hisopo, resulta ser un remedio verdaderamente efectivo para tratar la tos.

9. El jengibre

Entre las capacidades del jengibre podemos mencionar que es un antihistamínico y descongestionante. Para realizar este remedio casero para la tos debes añadir a una olla con tres tazas de agua doce rebanadas de jengibre y dejarlo hervir durante unos 20 minutos. Una vez que lo cueles, añádele una cucharada de miel y el zumo de un limón. Déjalo reposar un rato antes de beberlo.

10. Regaliz

El regaliz puede ayudar a reducir la inflamación de la garganta. Se puede chupar el regaliz o realizar una infusión junto con zumo de limón y miel.
La raíz, y sobre todo la corteza de el regaliz, contiene un 2-15% de saponinas triterpénicas, entre ellas principalmente glicirricina en forma de mezcla de sales potásicas y cálcicas del ácido glicirricínico y hidroxiglicirricina La estructura química del ácido glicirricínico se identificó en 1989. Se trata de un triterpeno pentacíclico del tipo de los oleananos. El ácido glicirricínico tiene un poder edulcorante de unas 50 veces el azúcar de caña, el componente que le confiere valor a las recetas de regaliz. 

Como prevenir la tos

Además de conocer algunos remedios caseros, también te brindamos algunos consejos para prevenir la molesta tos.

  • Evita el contacto con personas que estén enfermas.
  • Cubre la nariz y la boca en el momento de estornudar.
  • Limpia con frecuencia las áreas que frecuentas como tu hogar, trabajo, etc.
  • Mantente hidratado.
  • No olvides tener tus manos limpias. Después de comer, toser, comer o ir al baño debes lavarte las manos.
  • Mantente alejado de aquellas cosas que te causan alergia.

Rafael Aragón

Psicólogo y sexólogo (número de colegiado: AO09281), dedicado desde hace más de 9 años a la redacción Online. Me apasiona y entusiasma todo lo relacionado con la psicología, las ciencias de la salud y cualquier tipo de temática interesante en general. También estoy implicado en mi proyecto personal ciberpsique.com
RSS
Facebook
Facebook
Instagram