Saltar al contenido

Los descubrimientos en el hielo que te dejar√°n helado

El hielo tiene unas características que le permiten conservar la vida de forma asombrosa, haciendo de esta manera que, incluso millones de años después, podamos tener acceso a restos e incluso cuerpos que existían por aquel entonces en la Tierra. Por ello hemos preparado una lista con algunos de los descubrimientos en el hielo que te dejarán helado, un sinfín de curiosidades de diferentes épocas y que pueden determinar de manera muy significativa nuestra evolución.

√ćndice

    Algunos de los descubrimientos que te dejarán helado

    Vamos a hacer un recorrido para conocer algunos de los descubrimientos más interesantes que nos ha permitido conservar el hielo.

    La congelación de un faro

    Comenzamos con una foto verdaderamente impresionante, en la que podemos observar un faro que ha quedado completamente congelado.

    Stefano se encuentra ubicado en Michigan, Estados Unidos, y nos muestra el poder de la naturaleza y su fuerza a la hora de hacer frente a las estructuras hechas por el hombre.

    El zorro congelado

    Los toros son animales que abundan en multitud de países, entre ellos Alemania, pero aun así, resultó bastante interesante encontrar un ejemplar de zorro congelado en un lago alemán.

    Fue encontrado por un cazador que se encontraba por la zona, y que afirma que este tipo de hallazgos es más frecuente de lo que parece, ya que en otras ocasiones también ha podido encontrar otros animales como un jabalí y un ciervo salvaje en las mismas condiciones.

    El caimán vivito y congelado

    Hay animales que están hechos para resistir prácticamente cualquier cosa, y buen ejemplo de ello es este caimán que ha quedado congelado pero, que gracias a la brumación, ha podido salvar la vida.

    La brumación es el nombre con el que se conoce la hibernación de los reptiles, de manera que su metabolismo se reduce al mínimo, y lo único que necesitan para poder sobrevivir en este estado es sacar su hocico al exterior para poder seguir respirando.

    Aunque el frio no es lo más adecuado para un caimán pueda sobrevivir, su capacidad es impresionante hasta el punto que son varios los ejemplares encontrados en estas circunstancias y que han recuperado su metabolismo una vez el hielo se deshace y aumentan las temperaturas.

    Dinosaurios momificados

    Hasta la fecha hemos encontrado una gran cantidad de dinosaurios modificados, algunos de ellos incluso con más de 110 millones de años a sus espaldas.

    Dinosaurio congelado

    Esto nos ha ayudado mucho a la hora de investigar a todas estas especies ahora extintas.

    En la imagen podemos ver un nodosaurio que fue encontrado por unos mineros canadienses en el año 2011.

    El Martín pescador al que se le hizo tarde

    Las bajas temperaturas pueden jugar más de una mala pasada, y en este caso podemos ver una vez que no tuvo demasiada suerte al realizar su zambullida con el objetivo de capturar a su presa, y es que entrar entro, pero lo que es salir…

    Un cachorrito de la edad de hielo

    En una expedición buscando colmillos de mamut, consiguieron hallar este cachorro en la tundra siberiana.

    Se calcula que tendrá unos 12.460 años, una edad bastante alta para seguir siendo un cachorro, y es que parece que todo este tiempo no ha querido madurar.

    El popular Ötzi

    Uno de los hallazgos congelados más increíbles de la historia de la humanidad.

    Se trata de una momia de un hombre que vivió dentro de la horquilla que va desde el año 3350 a. C. hasta el 3105 a. C.

    Fue en el año 1991 cuando se localizó a Ötztal en los Alpes, justo en la frontera entre Austria e Italia.

    Según las investigaciones, al parecer este hombre fue asesinado ya que presentaba diversas heridas entre las que destacaba un trozo de punta de flecha que todavía permanecía en su hombro izquierdo.

    Día de hoy, Ötztal es la momia humana natural más antigua de Europa descubierta, y se puede encontrar en el Museo de Arqueología de Tirol del Sur, en Italia.

    Las bacterias antiguas

    El hielo también ha servido para conservar en buen estado bacterias con una gran antigüedad.

    Algunas de ellas incluso tienen más de 250.000 años, por lo que es importante llevar mucho cuidado para evitar que se activen y puedan causar estragos.

    La rana helada

    Sin duda una imagen muy particular, y es que el frío puede llegar a congelar a cualquier animal que encuentre a lo largo de su camino.