Saltar al contenido

Cultivo de lavanda en el jardín: Todo lo que debes saber

lavanda
¡Ayúdanos con 5 estrellas para seguir creciendo!

La lavanda, es una planta anual con muchos usos culinarios, también es un complemento impresionante para los bordes y los jardines de todo tipo, ya que cubre amplias extensiones de color desde principios de verano hasta el otoño. Con su follaje verde plateado, sus flores verticales y su forma de arbustiva compacta, la lavanda es ideal para crear setos. También se puede cortar para hacer arreglos florales perfumados, bolsitas y popurrís.

La especie más comúnmente cultivada por sus hermosas flores es la lavanda de hoja estrecha, disponible en muchas variedades. La lavanda francesa también se cultiva como planta decorativa en balcones y terrazas que, debido a su menor resistencia a las heladas, suele tratarse como una planta de temporada. Aprende todo sobre el cultivo y el cuidado de la lavanda.

√ćndice

    ¿Qué tipo lavanda se cultiva con mayor frecuencia en el jardín?

    Lavanda de hojas estrechas (Lavandula angustifolia)

    La lavanda de hojas estrechas alcanza unos 70 cm de altura. Se caracteriza por brotes leñosos elevados que terminan en inflorescencias puntiagudas. Hojas estrechas de hoja perenne cubiertas con un cortador. La floración comienza en julio y dura hasta septiembre. Si las inflorescencias se cortan después de la floración, puede volver a florecer, aunque no tan espectacularmente como a principios de verano.

    La lavanda de hoja estrecha (Lavandula angustifolia) es el mejor tipo de lavanda para cultivar en climas fríos. Estas plantas son perennes, suficientemente resistentes a las heladas, fáciles de cultivar, melíferas y pueden cultivarse tanto en el suelo como en macetas en balcones y terrazas. El fuerte olor a lavanda repele a los mosquitos y las pelusas hasta cierto punto.

    Te Interesa   Decora tu hogar con plantas arom√°ticas antimosquitos

    Lavanda francesa (Lavandula stoechas)

    También conocida como árabe o española, es una planta con flores moradas que se cultiva principalmente en contenedores en balcones y terrazas. En cultivo, la lavanda francesa alcanza unos 50-60 cm de altura, pero en la naturaleza es más alta. Su mayor ventaja son las inflorescencias originales, formadas por flores fértiles, estériles y plántulas muy decorativas. Florece a partir de mayo, en colores violeta, rosa y blanco.

    ¿Por qué vale la pena cultivar lavanda en el jardín?

    La lavanda, por sus flores coloridas y olorosas, a menudo se planta en lugares donde descansamos. Plantada alrededor de la terraza, no solo aumentará el valor estético del lugar, sino que también, hasta cierto punto, disuadirá mosquitos y atraerá a las mariposas.

    ¿Qué lugar será el mejor?

    Sus bajos requisitos de suelo significan que se puede plantar en las inmediaciones de edificios en un terreno inferior. Es perfecta para jardines de rocas naturalistas, laderas soleadas y pendientes. La lavanda es una planta melífera.

    Se ve mejor cuando se planta en grupo, incluyendo a lo largo de los caminos, sobre lechos de grava.

    Así mismo, vale la pena plantarla en compañía de rosas, geranios, salvia musgosa, azucenas, especies seleccionadas de césped y plantas que crecen en forma perenne. Incluso, se ve muy bien en forma de mini setos.

    La lavanda es adecuada para un jardín de hierbas que se puede crear no solo en el jardín, sino también en la terraza o el balcón.

    El arbusto se verá estéticamente agradable cuando se planta en una olla de barro o una canasta de mimbre.

    También se utiliza en la cocina (por ejemplo, para aromatizar carnes, por ejemplo, cordero), en la industria cosmética (aceite de lavanda) e incluso en la industria farmacéutica (por ejemplo, para tener un efecto calmante y antiséptico).

    Te Interesa   Como mantener los arreglos florales

    ¿Qué le gusta a la lavanda?

    • La lavanda es una planta termofílica; proviene, entre otros, de del soleado sur de Europa.
    • Un lugar con lavanda debe ser soleado, aislado, protegido en invierno de los vientos secos y helados.
    • En el cultivo, la mayor amenaza para la lavanda es un suelo demasiado húmedo.
    • Es importante plantar lavanda en un sustrato bien drenado, cálido, suelto y alcalino.
    • El suelo demasiado pesado debe aflojarse, por ejemplo, con arena, y también enriquecerse con abono.

    Cultivo de lavanda en el jardín

    La lavanda no solo no es particularmente exigente. Con poco esfuerzo te deleitará con una floración abundante.

    La distancia entre las plantas depende de la altura y el ancho de la variedad plantada (generalmente alrededor de 40 cm). Las plantas recién plantadas deben regarse sistemáticamente. En los siguientes años de cultivo, un arbusto con un sistema de raíces profundo y bien desarrollado resistirá bien la sequía.

    En otoño, vale la pena rociarla con compost, que proporcionará los nutrientes necesarios y también mejorará la estructura del sustrato.

    La lavanda no es susceptible a enfermedades y plagas, pero con humedad excesiva puede infectarse con enfermedades fúngicas como el moho gris.

    Cultivo de lavanda en macetas

    Cuando cultive lavanda en un recipiente, proporcione una maceta con orificios grandes a través de los cuales pueda drenar el exceso de agua. También requiere drenaje y un sustrato permeable. Al cuidar las plantas, se debe prestar atención al riego, que debe adaptarse a las necesidades individuales de una planta específica, adicta a de las condiciones climáticas predominantes. Cuando se trata de fertilización, elija fertilizantes orgánicos o de acción lenta. De hecho, la lavanda no requiere una fertilización abundante.

    Te Interesa   5 ideas para tener un jard√≠n perfecto el pr√≥ximo verano
    (Visited 1 times, 1 visits today)