Saltar al contenido

La depuradora de piscina, todo lo que tienes que saber antes de comprarla

depuradora de agua

Si tienes una piscina en casa o te estas planteando construir o instalar una nueva, es muy importante que eches un vistazo a este artículo donde te explicamos todo lo que tienes que saber acerca de la depuradora de piscina, de manera que te ayudaremos a dimensionar la instalación, conocer su funcionamiento, descubrir los diferentes tipos de depuradora para piscina que existen, aprender cómo se lleva a cabo la instalación y sobre todo algunos trucos y consejos muy útiles que te van a venir muy bien.

√ćndice

    Qué es una depuradora de piscina

    La depuradora de piscina es un dispositivo que tiene como objetivo el de limpiar y purificar el agua, eliminando tanto restos sólidos como microorganismos que puedan contaminar el agua.

    Aunque existen diferentes tipos de depuradoras de piscina, el más utilizado es la depuradora con filtro de arena, ya que es la solución más rentable y nos ofrece unos resultados óptimos.

    Cómo calcular y dimensionar la depuradora de piscina que necesito para mi piscina privada

    La mejor forma de tener la total seguridad de que vamos a instalar una depuradora de piscina suficiente para nuestra piscina privada es contactando con un profesional que se encargue de realizar el cálculo, pero si queremos hacerlo por nosotros mismos, hay que tener en cuenta un valor prioritario que es el hecho de que todo el volumen de agua de la piscina debe pasar por la depuradora en un tiempo máximo de seis horas.

    Esto quiere decir que si nuestra piscina tiene 80.000 l de agua, deberemos instalar una bomba y un filtro compensados y preparados para filtrar esos 80.000 l de agua en un plazo máximo de seis horas.

    En la medida de lo posible, lo ideal es que pase toda el agua en menos tiempo, ya que de esta manera la piscina no tendrá que estar funcionando tantas horas al día, puesto que se recomienda filtrar el agua todos los días y asegurarnos de que todo su volumen pasa al menos una vez por el filtro.

    En este sentido, si instalamos una bomba y un filtro que garanticen que todo el volumen de agua pasará por ellos en el plazo de tres horas, tan sólo tendremos que conectar la depuradora de la piscina tres horas al día.

    Una vez que tenemos esto claro, vamos a centrarnos en calcular la potencia del motor.

    Cómo calcular la potencia del motor de piscina

    Para facilitar la elección del motor y calcular de un modo más simple su potencia, a continuación os explicamos la relación entre potencia y m³ de la piscina:

    • Motor de menos de 0,5 CV: piscinas muy pequeñas sin limpiar fondos.
    • Motor desde cero, 51 CV hasta 0,75 CV: piscinas hasta 60 m³.
    • Motor desde 0,76 CV hasta 1 CV: piscinas hasta 100 m³.
    • Motor desde 1 CV hasta 1,5 CV: piscinas hasta 150 m³.

    Cómo funciona la depuradora de piscina

    Ahora vamos a pasar a explicaros cómo funciona una depuradora de agua teniendo en cuenta los modelos diseñados para piscinas desmontables y los modelos completos para piscinas de obra o piscinas desmontables de gran capacidad:

    Depuradora pequeña para piscina desmontable

    Vamos a comenzar con el funcionamiento de la depuradora pequeña que se suele utilizar en piscinas desmontables y cuyos componentes son muy simples y se resumen en:

    • Tubo de entrada a la depuradora y tubo de salida hacia la piscina.
    • Bomba de poca potencia.
    • Cartucho del filtro.

    En este caso, la bomba absorbe el agua de la piscina por el tubo de entrada, hace que pase por el cartucho del filtro donde se quedan retenidos los restos, y finalmente expulsa de nuevo el agua hacia la piscina por el tubo de salida.

    Cabe destacar que estas bombas también permiten la instalación de otros elementos como por ejemplo un pequeño skimmer en la boca del tubo de entrada que irá recogiendo buena parte de la suciedad, facilitando así el trabajo de la bomba y del cartucho, el cual se resultará menos y durará bastante más.

    Estos cartuchos se tienen que cambiar por completo, aunque permiten que los lavemos con agua a chorro un par de veces y los reutilicemos, aunque son bastante baratos, pero recordad que vale la pena aprovechar al máximo cada filtro para generar la menor cantidad posible de residuos.

    Depuradora de agua grande

    En el caso de que se trate de una depuradora de agua para piscinas grandes, entonces el esquema de la misma se complica ligeramente.

    En este caso vamos a tener que instalar los siguientes componentes:

    • Colector de válvulas de aspiración: grupo de válvulas donde se encuentran las llaves que permiten gestionar el volumen de aspiración para limpiar fondos, los skimmers y el sumidero.
    • Bomba: se encarga de succionar el agua del vaso de la piscina haciéndola entrar por una tubería y la expulsa por otra. Contiene un pequeño canastillo entre la entrada y la salida que tiene como cometido recoger los restos de mayor tamaño que no hayan quedado retenidos en los cestillos de los skimmers.
    • Válvula selectora: es una válvula de seis vías que se adosa al filtro de arena, y su misión es la de permitirnos elegir el tipo de trabajo que queremos que realice el conjunto de filtración. El agua que es expulsada por la bomba se dirige a esta válvula, la cual cuenta con diferentes salidas en función de la tarea que necesitemos realizar. Las seis funciones o posiciones de la válvula selectora son:
      • Filtración: es la posición más habitual, ya que es la que impulsa el agua que procede de la bomba hacia el filtro de arena, tras lo cual volverá de nuevo al vaso de la piscina completamente filtrada.
      • Lavado: permite realizar el primer paso para lavar y limpiar el filtro de arena.
      • Enjuague: es la posición que permite realizar el segundo paso para lavar y limpiar el filtro de arena.
      • Circulación: hace que el agua se mantenga en movimiento pero sin pasar por el filtro. Se utiliza generalmente con el objetivo de distribuir algún producto químico específico, por lo que no es de uso habitual.
      • Vaciado: permite dirigir el agua de la bomba al desagüe, vaciando la piscina.
      • Cerrado: es la posición que cierra todo el circuito de la depuradora, por lo que tan sólo se colocará en esta posición si la bomba está apagada, o de lo contrario podría reventar la instalación.
    • Filtro: generalmente es un filtro de arena de sílex, pero también puede contener arena de vidrio. El objetivo de este filtro es el de retener las partículas de suciedad que no hayan quedado retenidas en la bomba, atrapándolas con la arena. Viene equipado con un manómetro, de manera que debemos mantener la presión adecuada para que el sistema funcione. Si la presión es muy baja, no se filtrará el agua, y si es muy elevada, el sistema estará sobrecargado, por lo que será el momento de realizar un lavado y enjuague.
    • Cuadro eléctrico: incluye un diferencial, un programador y el interruptor de encendido y apagado de las luces de la piscina, aunque dependiendo de la instalación puede configurarse de muy diferentes maneras.
    • Llave de retorno: también conocida como llave de impulsión, su objetivo es interrumpir el paso entre la piscina y el sistema de depuración. Tan sólo se utiliza en el caso de que haya una avería o cuando tenemos que realizar cambios en la configuración de la depuradora de piscina.
    • Llave de llenado: no está disponible en todas las piscinas, pero básicamente es una llave que está conectada a la red de aguas y que permite llenar la piscina cuando sea necesario, ya sea porque está vacía o porque hay que subir el nivel del agua. Si no disponemos de esta llave, habrá que llenar la piscina directamente desde el exterior con una manguera.

    Cómo se instala la depuradora en una piscina

    A la hora de realizar la instalación es muy importante tener en cuenta el punto anterior, es decir, donde os explicamos cómo funciona la depuradora de piscina.

    En este sentido, lo único que hay que hacer es realizar la instalación de fontanería con PVC para la correcta circulación del agua, ya que los componentes están diseñados para ser conectados con facilidad.

    Cuando compremos un equipo nos vendrá con las instrucciones pertinentes, por lo que tan sólo tenemos que seguirlas y realizar toda la instalación asegurándonos de su correcta estanqueidad para evitar pérdidas que nos lleven a estar rellenando más de lo necesario la piscina de agua.

    Ventajas de instalar una depuradora de piscina

    También es importante que valoremos cuáles son las principales ventajas de instalar una depuradora de piscina en nuestra piscina privada, ya sea unifamiliar o piscina comunitaria:

    • Es el único sistema que te permite garantizar la limpieza no sólo de la sociedad sino también de los gérmenes y bacterias del agua.
    • Tu agua estará perfectamente transparente y será segura para su uso.
    • Acabarás con toda la suciedad, los patógenos y la materia orgánica que puede llegar a afectar muy negativamente a nuestra salud.
    • Utilizar una buena depuradora de piscina reduce la dependencia de los químicos, ya que permite una limpieza más óptima con menos productos.
    • Disfrutarás de un ahorro muy considerable de dinero a lo largo de toda la temporada de baño, por una parte porque vas a utilizar menos productos químicos, y por otra, conseguirás que el agua esté en perfectas condiciones y la puedas mantener durante más tiempo.
    • Las depuradoras de piscina garantizan una limpieza más duradera.
    • También disfrutarás de una limpieza mucho más completa con menos trabajo y menos esfuerzo.

    Consideraciones sobre las depuradoras de piscina

    Hay tres consideraciones que debemos tener en cuenta y que os vamos a resumir a continuación:

    A qué hora es mejor ponerla en marcha

    En un principio parece que no tenemos que calentarnos mucho la cabeza acerca de a qué hora funciona mejor la depuradora de piscina, pero lo cierto es que hay algunos factores que debemos tener en cuenta y que merece la pena considerar para establecer un horario correcto:

    • Podemos repartir el funcionamiento de la depuradora en dos fases, siendo una de ellas aquella en la que nos estemos bañando, de manera que la piscina se esté limpiando a la vez.
    • Para conseguir la máxima eficacia, se recomienda poner en funcionamiento la depuradora durante las horas de sol, ya que es el momento en el que las algas comienzan a crecer, por lo que dificulta haremos mucho más su desarrollo.
    • Si tenemos una instalación fotovoltaica, lo mejor es poner en marcha la piscina a mediodía, ya que es el momento en el que se está produciendo más radiación y tendremos una mayor producción.

    ¿Hay que poner la depuradora todos los días?

    Si estamos en temporada de baño, es importante que la depuradora funcione todos los días sin excepción, y lo haga durante un tiempo mínimo que le permita hacer pasar todo el volumen de agua por el filtro.

    Si ya no estamos en temporada de baño, entonces lo más normal es que estemos realizando el mantenimiento del agua de la piscina, por lo que en estos casos va a depender mucho de si la tenemos cubierta o no, pero por norma general deberemos poner la depuradora un mínimo de dos veces por semana, plazo que se puede alargar en piscinas cubiertas.

    ¿Es necesaria la depuradora en las piscinas cubiertas?

    La depuradora siempre es necesaria si queremos mantener el agua de la piscina no sólo limpia, sino también en perfectas condiciones de seguridad e higiene.

    Sin embargo, hay que tener en cuenta que en las piscinas cubiertas podemos reducir el tiempo de funcionamiento, ya que no se manchan tanto como las piscinas descubiertas pero, de igual manera, los microbios se van a desarrollar, por lo que el funcionamiento diario será imprescindible.

    Una ventaja adicional de las piscinas cubiertas es que se reducen los gastos de mantenimiento, ya que por una parte se evita la entrada de suciedad e infecciones, mientras que por otra, al no incidir directamente del sol, se reduce el proceso de descomposición del cloro, con lo cual una misma dosis dura más tiempo manteniendo su efecto.

    Trucos y consejos que debes tener en cuenta

    También hemos aprovechado para preparar una colección de trucos y recomendaciones que debéis tener en cuenta para mantener la piscina en perfectas condiciones y disfrutar de la máxima seguridad:

    • Es muy importante controlar el nivel del agua de la piscina, el cual deberá estar entre la mitad y tres cuartas partes de la boca del skimmer, existen dos razones para ello:
      • Si el nivel está por debajo de la parte más baja de la boca del skimmer entrará agua a la bomba, por lo que correrá el riesgo de estropearse.
      • Si el nivel está por encima de la parte más alta de la boca del skimmer este no cumplirá con su cometido, ya que no recogerá la suciedad que haya en la superficie del agua.
    • Cuando tengas que cambiar la válvula de posición, recuerda apagar siempre antes la depuradora.
    • No es recomendable colocar el cloro en el skimmer, ya que al estar justo en la entrada de agua a la depuradora, con el tiempo irán dañando el mecanismo interno del motor, por lo que se recomienda colocar dosificadores flotantes con lo que no existirá esa acción directa sobre el motor.
    • Recuerda que no todas las arenas son válidas para utilizar en la depuradora, sino que tiene que ser una arena de sílice específica para piscinas.
    • No olvides la importancia que tiene llevar a cabo el tratamiento químico del agua para garantizar sus perfectas condiciones de uso.
    • Aunque no tengamos la idea de conservar el agua de la piscina durante el invierno, es importante poner en marcha el motor al menos una vez al mes aunque sea unos segundos, ya que de esta forma se evita el bloqueo del motor y el deterioro de las juntas, a la par que se impide el apelmazamiento de la arena de sílice.