Saltar al contenido
Casas Increíbles

Como limpiar una piscina de plástico sin gastar un euro

04/08/2019

Las piscinas de plástico son una maravillosa solución para espacios pequeños o para aprovechar una terraza. El problema de las piscinas hinchables o desmontables es que la mayoría no poseen filtros ni depuradoras y eso provoca que se ensucian a menudo, y en su suelo se suelen acumular suciedad con mucha asiduidad.

En este vídeo podemos disfrutar del ingenio de un hombre que nos enseña como limpiar la piscina sin tener que comprar un robot que te cuesta 250 euros. Totalmente gratis con un tubo, un poco de ciencia e ingenio.

 

Quitar el moho de una piscina hinchable

Para cuando ya es demasiado tarde y la piscina ya esta demasiado llena de moho y la piscina empieza a coger un color verdecino, se deben empezar a presentar soluciones drásticas, como el vaciado de la piscina. Debemos tener en cuenta de lo delicado del material de estas piscinas y pensar que en cualquier momento con un mal gesto, podemos arañar la lona o el plástico, lo cual llevará a un pinchazo de la piscina.

Una vez vacíes la piscina, es el momento de limpiar el moho verde de la piscina de plástico. Para nos encontramos con dos posibilidades: Los remedios caseros para limpiarla o comprar productos especializados que son más eficaces pero no tan económicos. Cuidado con los que tenéis niños, los productos químicos pueden ser peligrosos para los peques. No dejéis que se acerquen a ellos y sobre todo cuidado con las medidas que echáis, cada año se dan casos de terribles consecuencias en las pieles delicadas de los niños por culpa de un mal mantenimiento.

Productos caseros para limpiar la piscina de plástico

Si las algas y el moho cubren la piscina completamente con la viscosidad que la caracteriza debido al paso de bastante tiempo sin limpiarla, es el momento de usar lejía. Sobre todo protégete la boca, las manos y los ojos y usa ropa que ya no vas a volver a utilizar. Mezcla una parte de lejía por tres de agua y procede con un trapo o cepillo a limpiar toda la piscina de plástico, aplicándolo por paredes y fondo. Cambia el agua cuando  esté muy sucia y vuelve a realizar la mezcla, así hasta que el plástico de la piscina vuelva a tener su aspecto original.

Piscina de plastico limpia
Piscina limpia

Bicarbonato de sodio para limpiar la piscina

El bicarbonato puede regular el pH de tu piscina de plástico; esta característica natural lo hace perfecto para limpiar el agua de la piscina. Sigue las instrucciones de medición de una bolsa de 5 kg y agrega la cantidad correcta para tu piscina para restaurar la claridad y el equilibrio del pH.

Os recordamos que el nivel idóneo de PH para su piscina se encuentra entre 7,2 y 7,6. Hay medidores de usar y tirar por poco dinero en internet.

El sulfato de aluminio

Muchas partículas causantes del agua turbia son demasiado pequeñas para ser eliminadas por el filtro de la piscina de plástico. Estas partículas se quedan en el agua y la hacen densa. sugiere utilizar sulfato de aluminio. Añade 236,6 ml del producto químico a la piscina por cada 37.854 litros de agua para recoger las partículas alusivas. El sulfato de aluminio, cuando se mezcla con agua, reacciona de una manera que hace que las partículas pequeñas se peguen unas a otras y aglomeren arriba. Una vez que los grupos se han asentado en el fondo de la piscina pueden ser aspirados con una aspiradora de piscina o filtro. Recomiendan repetir el proceso hasta que se restablezca la claridad del agua de la piscina.

Solución de cobre

Se trata de enviar agua a través de una bomba que la ioniza. Evalúa los niveles químicos del agua semanalmente. Añade cobre a la piscina de plástico después de verificar los niveles de químicos. El cobre reacciona con el agua para hacerla inhóspita para las algas y bacterias.

Productos químicos para la limpieza de la piscina

Hay muchos fabricantes que venden en un sólo producto varios componentes químicos, se llama “Cloro de triple acción” y está compuesto por cloro, alguicida y floculante. Existen productos con etiquetas que indican “Cloro de 5 efectos” (o incluso más). En realidad, lleva los mismos componentes que uno de triple acción (cloro, algicida y floculante para piscinas) pero resaltan las propiedades de estos tres componentes químicos que son: clarificador del agua, abrillantador, desinfectante, bactericida, fungicida, anti-calcáreo, etc.

Cloro
Cloro para piscinas

Precaución con los productos químicos para la limpieza de la piscina

Un nivel de pH inadecuado impedirá que cualquier producto químico actúe correctamente en tu piscina. Por lo tanto, pueden aparecer diferentes síntomas como por ejemplo picor de ojos, agua de un color algo oscuro, olor a cloro o formación de algas.

Si por accidente tragamos agua, podemos distinguir los diferentes niveles de pH: el ph tipo ácido posee un sabor agrio, mientras que el pH básico posee un sabor amargo.

OTRA OPCIÓN para limpiar tu piscina de plástico

Las piscinas de plástico que solemos tener en nuestra terracita no suelen tener filtros, y eso hace que la suciedad en general se acumula fácilmente, apareciendo bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud de la familia y sobre todo de los más pequeños. Pero por suerte, la limpieza de estas piscinas es muy sencilla debido a su tamaño, por lo que podrás llevar a la práctica esta pequeña formula

· Vinagre blanco.

· Un poco de lejía.

· Agua limpia.

· Un trapo de limpieza.

· Jabón de lavavajillas

Con la fregona pasaremos este liquido por la piscina e iremos pasándole agua a presión según vamos terminando.

A disfrutar del verano en la piscina con precaución

Ahora que ya has limpiado la piscina, a disfrutar de este maravilloso verano que nos espera junto a los más pequeños o los que ya no lo son tanto. Y no olviden de tomar las precauciones que a continuación les mostramos:

  • No olviden la protección solar de los niños.
  • Descansar un poco para hacer la digestión antes de meterse al agua.
  • Nociones de primeros auxilios.
  • Nada de tirarse de cabeza o en plancha
  • Todo tipo de bebidas, mejor fuera del agua.
  • Evitar meter objetos en las piscinas que no sean juguetes esenciales.
  • Enseñar a los niños a nadar cuanto antes o al menos aguantar flotando.
  • Juegos seguros
  • Vigilancia continua de los mas pequeños

Guardar una piscina de plástico desmontable.

 

1- Vaciar la piscina

Si ya se acabo el calor y has decidido guardar la piscina lo primero que debes hacer es vaciarla. Este paso suele ser sencillo, tan sólo hay que usar el tapón de vaciado destinado a tal afecto. Hay que tener la precaución de desaguar en zonas que estén lejos de la casa puedes usar una manguera para el desagüe 

Un consejo extra: el volumen de agua contenido en tu piscina puede servir para el riego de plantas, lavar el coche o las bicis de los niños. Cualquier cosa para no tirar el agua innecesariamente.

2- Desmontar la piscina

Desmontamos los tubos y piezas de la piscina, que debemos guardar junto con las instrucciones de instalación del fabricante. Desmontamos también la depuradora quitando todo el agua que pueda quedar en el interior, junto con sus tubos y conexiones. Extraemos la lona y la extendemos sobre el suelo con cuidado de que no haya piedrecitas debajo u otros elementos que la puedan dañar.

3- Limpiar el suelo de la piscina

El suelo de la piscina es el componente más importante y delicado de la misma, se trata de la lona de plástico que se encarga de contener el agua. Para limpiarlo utilizaremos agua y jabón neutro, frotando con mayor intensidad en las zonas donde la suciedad esté más incrustada, que suelen coincidir con la línea de flotación. Debemos limpiar toda la superficie del suelo de la piscina. Para frotar podemos utilizar un cepillo suave o una esponja, mejor de forma redondeada y con poro para que deslice mejor y no haga el efecto de quedarse pegada al entrar en contacto con el plástico. Para terminar de limpiar, aclaramos abundantemente con agua.

Por cierto, ya que tienes la piscina vacía también podrías aprovechar para hacer reparaciones de pequeños pinchazos. Los parches en seco se sellarán perfectamente.

4- Secar el bajo de la piscina

Una vez limpio, debemos secarlo. Es muy importante asegurarnos de que quede totalmente seco, sin que exista rastro de agua o humedad, ya que esta podría “apulgarar” la lona lentamente durante los meses en que permanecerá almacenada.

Un eficaz truco que nos ayudará a aislar el bajo de la piscina de cualquier resto de humedad y conservar su flexibilidad es echarle polvos de talco. Así evitaremos la formación de hongos y que se quede pegado, cuya acción pueden provocar microporos. Insistimos, la aplicación del talco debe hacerse estando el suelo de la piscina totalmente seco, en caso contrario se formarían grumos pegajosos y casi sería mejor no haberlo aplicado.

5- Doblar el suelo de la piscina

El plegado debe hacerse cuidadosamente, de forma que no queden arrugas y evitando la formación de dobleces y ángulos excesivamente pronunciados. Es decir, no hay que “planchar” la lona sino más bien doblarla suavemente. Cuidado con este paso, ya que debemos ver que no hay materiales que se queden dentro y puedan reventar el plástico.

6- Guardar la piscina de plástico

Por último la introduciremos en una caja donde quede protegida de los insectos y animales, y la colocaremos en un lugar fresco y seco, a salvo de temperaturas extremas que puedan causar condensaciones.

 

En estas bolsas, puedes aprovechar para guardar la piscina de plástico y ropa de invierno.

 

¿Qué te parecieron los trucos para limpiar la piscina? Coméntanos

Cada vez son más familias que optan por estas piscinas de plástico para disfrutar del verano. Mándanos fotos de tu piscina de plástico y comenta el artículo si te ha gustado.

Resumen
Como limpiar una piscinas de plástico
Título
Como limpiar una piscinas de plástico
Descripción
Las piscinas de plástico son una maravillosa solución para espacios pequeños o para aprovechar una terraza. El problema de las piscinas hinchables o desmontables es que la mayoría no poseen filtros ni depuradoras y eso provoca que se ensucian a menudo, y en su suelo se suelen acumular suciedad con mucha asiduidad.
Publicado en
Casas Increibles