Saltar al contenido

5 trucos para limpiar los cristales y que queden perfectos

23/07/2020
5 trucos para limpiar los cristales y que queden perfectos

Si tienes en casa muchas ventanas, es posible que el momento de limpiar los cristales sea una auténtica tortura para ti. Resulta agotador en muchos casos, sobre todo cuando se trata de ventanales amplios o los cristales grandes de una terraza. Si a esto le sumamos que tras largo tiempo frotando han quedado marcas o zonas sin limpiar bien, mucho peor. Ni que decir que puede llover ese mismo día o al día siguiente, lo que acaba por estropear una tarea de lo más cansada.

Si has llegado hasta aquí es porque quieres algún truco para limpiar los cristales y para que la limpieza dure más tiempo. Aunque los milagros no existen, si que tenemos algunos consejos que darte. No obstante, lo principal antes de conocerlos es que adquieras un limpiacristales efectivo y que no deje residuos. En el mercado existen marcas muy conocidas con productos que dan muy buenos resultados.

Cómo limpiar los cristales sin que queden marcas

Lo primero que tienes que hacer es eliminar la suciedad con un trapo seco que no suelte pelusa o un plumero. Esto eliminará el polvo y te permitirá limpiar los cristales fácilmente sin dejar marcas. A continuación, rocíalos con un producto limpiacristales, ya sea en spray o crema. Eso sí, en cualquiera de los dos casos aplica el producto directamente en el paño o trapo con el que vayas a limpiar, evita hacerlo directamente sobre el cristal. Por último, retira el producto. Si has usado un spray hazlo rápidamente y antes de que este se seque. De este modo, es mucho más sencillo evitar las tan temidas marcas. Si te has decantado por un limpiacristales en crema haz todo lo contrario, espera que se seque antes de retirarlo.

limpiar los cristales

Trucos para que tus cristales queden perfectos

  • Utiliza un trapo adecuado. Este es uno de los mejores consejos a la hora de limpiar los cristales y que queden perfectos. Dependiendo del paño o trapo que elijas te costará mucho o poco esta tarea, y además dejarás o no marcas. En el mercado puedes encontrar trapos de microfibra que son muy apropiados para la limpieza de cristales, ya que no dejan residuos y los mantiene relucientes. Si no quieres gastar dinero, puedes decantarte por trapos viejos que tengas en casa o camisetas de algodón que ya no uses.
  • Evita el sol directo. No limpies los cristales con sol directo o viento. Esto es porque el producto limpiacristales se seca muy rápido y no te da tiempo a eliminar todos los restos de spray o crema. Además, se producen los típicos reflejos que no vemos hasta que se va el sol.
  • Emplea un palo telescópico limpiador de ventanas. Este truco es muy recomendable si tienes que limpiar ventanas que están muy altas y a las que te cuesta mucho llegar La unión del palo extensible y la espátula limpiadora te dan la posibilidad de utilizarlo en alturas de hasta casi 4 metros. En el cabezal también van incluidos una rasqueta y una escobilla de goma para eliminar la suciedad incrustada.
  • Cambia el sentido de la limpieza. Otro truco importante a la hora de limpiar los cristales es ir cambiando el sentido de la limpieza. Ve haciéndolo en horizontal y vertical de forma que vayas arrastrando toda la suciedad que haya por el camino. Este método también ayudará a evitar marcas.
  • Limpia de arriba a abajo. Igualmente, limpia siempre de arriba a abajo. Así evitarás que el agua chorree y deje gotas por donde ya has limpiado.

Limpiadores caseros

Si eres de los que les gusta usar todo cuanto más natural mejor, y quieres evitar a toda costa productos artificiales (respetas el medio ambiente y tus pulmones), puedes crear tu propio limpiacristales en casa. Puedes optar por:

  • Amoníaco y agua a partes iguales
  • Agua con un poco de jabón lavavajillas y otro de amoníaco
  • Vinagre blanco
  • Agua y alcohol
  • Una parte de vinagre blanco por cuatro partes de agua y bicarbonato de forma opcional