Saltar al contenido

Te explicamos diferentes tendencias arquitectónicas a través de 15 películas

casas peliculas 11

Conforme pasan los años, las ciudades de todo el mundo se van transformando y la arquitectura va evolucionando según las tendencias más contemporáneas. Si no eres un experto de arquitectura, conocer todas las ramas que se han desarrollado en las diferentes culturas y ciudades es casi imposible. Sin embargo, aunque no podamos tener el conocimiento para hacer una tesis sobre ello, estoy prácticamente segura de que conoces más influencias arquitectónicas de las que piensas.

El cine se ha encargado de ello desde sus inicios, ya que desde que se rodó la primera película, el séptimo arte nos ha enseñado ciudades, calles, edificios, casas e interiores de todas partes del mundo. El cine ha cumplido una función muy importante desde su existencia, no sólo nos ha emocionado con tramas espectaculares, sino que también ha sido el mejor libro de conocimiento general que podíamos tener.

Si comparamos una película neoyorkina de los años 50 con una actual, podremos ver la evolución de la ciudad y de la arquitectura en concreto durante este período de tiempo. Y como el cine va mucho más allá, incluso nos ha mostrado cómo será el futuro incierto. Pero hoy nos queremos centrar en la evolución arquitectónica hasta el día de hoy a través de 15 películas que nos muestran diferentes escenarios fidedignos a la realidad.

Podemos hablar de arquitectura y diseño a través de muchas películas, hoy hemos seleccionado estas 15 para viajar por todo el mundo y por todas las épocas:

1. Psicosis, dirigida por Alfred Hitchcock (1960).

revistaad
revistaad

Una de las figuras arquitectónica más recordada en el cine es la casa de protagonista de Psicosis. La vivienda de Norma nos tuvo en suspense durante todo el film y a pesar del transcurso del tiempo, siempre la recordaremos.

Se trata de una vivienda unifamiliar de estilo colonial que refleja perfectamente las de esa época. A pesar de que la casa era un decorado y no una vivienda real, aún hoy sigue atrayendo a muchos curiosos que visitan el estudio Paramount Pictures.

2. Mary Poppins, dirigina por Robert Stevenson (1964).

revistaad
revistaad

La mítica película sigue encantando a pequeños y grandes después de más de 50 años de su estreno. Y es que si la trama de la película es estupenda, la puesta en escena no se queda atrás.

La película no sólo nos lleva por las calles londinenses, sino que también nos hace volar por los tejados de casas victorianas típicas de la época. Una vez que nos adentramos en la casa y conocemos a sus inquilinos, nos sumergimos totalmente en el diseño y estilo de una casa pudiente de la primera mitad del siglo XX. No falta ningún detalle: los juguetes, el vestuario y la decoración de la casa son fieles a la época que retrata.

3. Titanic, dirigida por James Cameron (1997).

absolutirlanda
absolutirlanda

La galardonada película de James Cameron no nos lleva por ninguna ciudad, pero sí que retrata perfectamente el estilo y diseño de la primera década del siglo XX. Y lo mejor de todo, es que nos muestra las dos caras de la moneda con la diferencia de clases.

El estilo imperio está presente en las instalaciones del barco que la primera clase podía disfrutar, por ejemplo la famosa escalera donde los protagonistas se encontraban. Los dormitorios principales son el resultado de la mezcla de diferentes estilos como el holandés moderno, popular o de nuevo el estilo imperio.

Sin embargo si bajamos a los camarotes de la tercera clase, nos encontrábamos todo lo contrario, tanto en decoración como vestuario.

4. Memorias de África, dirigida por Sydney Pollack (1985).

hookedonhouses
hookedonhouses

La casa que fue testigo de la historia de amor entre Karen y Denys existe realmente en Nairobi, Kenia, donde transcurre la trama de la película.

Aquí se reflejan muy bien las grandes casonas coloniales del país, que estaba decorada con elementos occidentales ya que la protagonista se las había llevado desde Dinamarca. Tenía un estilo occidental pero cabe decir que se podían respirar ciertos aires locales. Destacan los elementos de madera, las sábanas blancas y demás tejidos naturales.

Muchos de los elementos que componían la decoración de la casona son los que actualmente entendemos como vintage: candelabros, baúles, maletas, etc.

5. Mujeres al borde de un ataque de nervios, dirigida por Pedro Almodóvar (1988).

todopedroalmodovar
todopedroalmodovar

La exitosa película de Almodóvar nos llevó por la ciudad de Madrid en un viaje único y un universo femenino. El mítico ático situado en el centro de la capital española se llenó de color.

Aprendimos que el vestuario de las protagonistas nos hablaba por sí sólo, aunque no sólo hablamos de la ropa, también de toda la decoración en la que predominaba el color rojo, tan importante en muchas culturas. Los contrastes entre colores y tonalidades adoptan un gran protagonismo, por lo que el rojo y el verde están muy presentes en todo el film.

6. Amelie, dirigida por Jean-Pierre Jeunet (2001).

toutestin
toutestin

A pesar de ser una película de comienzos del siglo XXI, en ella podemos ver un estilo que comenzó a dejar de ser protagonista de las ficciones para pasar a ser una realidad del día a día.

Los elementos vintage predominan en las casas, las cafeterías, incluso en las calles. Pero también tenemos que detenernos ante la corriente naif que se aprecia en ella. Esta corriente artística caracterizada por la ingenuidad y la espontaneidad no sólo la tiene la protagonista, sino que también se aprecia en la decoración. El color se convierte en un importante transmisor de conceptos que se adentró en los hogares más alternativos de la vida real.

7. El Padrino, dirigida por Francis Ford Coppola (1972)

ifc
ifc

Nueva York se convierte en una maravillosa ciudad de fondo para contarnos la historia de los mafiosos más temibles del cine. La decoración, el vestuario, los coches, etc. nos llevan hasta los años 40. A pesar de que por la trama de la película las escenas son algo sombrías, podemos apreciar muy bien la impecable puesta en escena.

Si damos un paso más allá, podemos apreciar cómo eran las típicas viviendas italoamericana, con todo lujo de detalles, desde las alfombras, lámparas, dormitorios, etc.

8. El Gran Hotel Budapest, dirigida por Wes Anderson (2014).

huffingtonpost
huffingtonpost

La película más actual de Wes Anderson es toda una clase de diseño alocado, resultado de la mezcla de muchas tendencias decorativas. El majestuoso hotel de entreguerras se convierte en una fiesta de color.

Podemos captar en su interior algunos aires del Art Nouveau alemán e inglés, además de algunas ramas artísticas japonesas con motivos florales. Todo esto rematado por muebles vintage que, junto con un vestuario exquisito, consiguió una puesta en escena de la que se seguirá hablando pese al transcurso de los años. Absolutamente todos los detalles, fueron diseñados concretamente para el film.

9. Moulin Rouge, dirigida por Baz Luhrmann (2001).

expatspost
expatspost

En esta película podemos ver a París en todo su esplendor, convirtiéndose en la ciudad de la luz donde todo brilla, el exceso está presente en cada una de las escenas y no sólo por la interpretación de los protagonistas.

Nos adentramos en uno de los cabaret más famosos del mundo, que actualmente sigue siendo un punto de interés turístico de la capital francesa. Los decorados eran muy teatrales con gran influencia del color rojo, que mostraba el estado interior en el que se encontraban los protagonistas.

Como hemos dicho, el exceso está presente en todo momento y es que nos adentran muy acertadamente al mundo del burlesque y del cabaret.

10. Lo que el viento se llevó, dirigida por Victor Fleming (1939).

huffingtonpost
huffingtonpost

La mítica película que todos hemos visto al menos una vez (aunque seguramente más), nos lleva hasta mitad del siglo XIX para enseñarnos cómo vivían los blancos ricos en el sur de los Estados Unidos.

El esplendor pictórico se puede apreciar en cada rincón con una estética tradicional. Los acabados de madera se convierten en protagonistas junto con los tejidos opulentos para la tapicería. En esta película apreciamos hasta el más mínimo detalle: los lujos, las lámparas, o incluso los juegos de té.

11. Manhattan, dirigida por Woody Allen (1979).

magazinema
magazinema

Manhattan ha sido la protagonista de muchas películas del galardonado director de cine, de hecho, seguramente deberíamos agradecerle conocer tantos rincones de esta isla. Woody Allen siempre ha declarado su amor por Manhattan e incluso dirigió este film que lleva como título su nombre.

Las calles y la arquitectura son el leit motiv de la película y Central Park y el Punte de Queensboro prácticamente sus protagonistas. Podemos conocer la ciudad desde otro punto de vista, entendiendo el ambiente local contemporáneo. Por esta y otras muchas películas del director, es imposible no enamorarse de la ciudad.

12. El último emperador, dirigida por Bernardo Bertolucci (1987).

revistaad
revistaad

Vamos a dar un salto a los países más orientales para conocer un poco más de China gracias a la película de Bertolucci. En concreto, la Ciudad Prohibida de Beijing se convierte en uno de los protagonistas por lo que el film se recuerda tanto. Un palacio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que no sólo es importante por todos y cada uno de sus impresionantes detalles, sino porque históricamente ha sido el centro de todos los acontecimientos importantes del país.

Tanto la arquitectura como la decoración realzan el estilo chino, y ayuda a transmitir ese sentimiento que hay en el país de que el emperador es el centro de su universo.

13. Good Bye, Lenin!, dirigida por Wolfgang Becker (2003)

revistaad
revistaad

Esta película es realmente especial en este tema porque nos muestra los cambios que sufre una ciudad en transición. A no ser que hayamos vivido in situ ese momento, no teníamos por qué saber que el cambio no sólo era político, sino que las ciudades cambiaron muy rápidamente.

Tras la caída del muro las ciudades se llenaron de color con vallas publicitarias, entraron grandes marcas en los supermercados y otras muchas desaparecieron fugazmente. Los tonos de Berlín pasan a ser llamativos y cualquier elemento decorativo se veía antiguo. Las estatuas empiezan a desaparecer, la estética a cambiar, y de pronto la ciudad se transformó en otra.

14. El lobo de Wall Street, dirigida por Martin Scorsese (2013).

businessinsider
businessinsider

Si tenemos que hablar de una película contemporánea que nos hable de excesos, no hay mejor historia que esta que sucedió realmente en Wall Street.

Cuando el protagonista estaba en auge, podemos ver grandes mansiones y decorados que reflejan la realidad de como era en los años 90, incluso se dejan ver algunas sillas típicas Panton. El lujo máximo que se podía tener en esta década se refleja muy bien en la película, aunque cabe destacar que no discierne mucho de la actualidad.

15. Roma, ciudad abierta, dirigida por Roberto Rossellini (1945).

revistaad
revistaad

Una de las ciudades europeas más cinematografiada y admirada por muchos, es Roma. Una ciudad que guarda mucha historia y mucha cultura que aún hoy podemos respirar si decidimos caminar por sus calles.

En esta película de Rossellini, podemos admirar la ciudad como un protagonista más, aunque en realidad nos acerca la cruda realidad que pasó la ciudad durante y después de la II Guerra Mundial. Lejos de tratarse de decorados que nos retraten la realidad, esta película está rodada justo al finalizar la guerra, y todos los escenarios que se ven son puramente reales. Un escenario devastador capaz de cortarnos la respiración.

Fuente: revistaad