¿Cuántas veces te has olvidado de descongelar un filete del congelador y te has dado cuenta cuando te disponías a cocinarlo? Seguro que más de una (y de dos).

Para quienes no tenemos la posibilidad de comprar alimentos frescos cada día, el congelador se ha convertido en uno de nuestros mayores aliados. Sin embargo, este gran amigo puede ser también -debido a nuestra falta de previsión- un auténtico incordio.

No tenemos que descongelar un filete. Podemos cocinarlo directamente

Tenemos que convenir que cuando se usa el congelador, la planificación es importante. Podemos descongelar la carne de manera rápida y segura, pero ¿y si te decimos que ya no hace falta que descongeles la carne antes de cocinarla? Y no se trata de que el resultado sea aceptable, no. Nos referimos a que la ciencia ha demostrado que un filete congelado puesto directamente en la sartén queda más sabroso y jugoso que uno descongelado. ¿Cómo te quedas?

Así es, desde el canal America’s Test Kitchen nos llega este experimento que va a cambiar nuestra forma de cocinar un buen filete. El objetivo era determinar qué da mejor resultado. Se cortó un filete en dos partes y se congelaron ambas por igual. Pasada la noche, los creadores del canal sacaron una de las piezas del congelador y dejaron que se descongelase lentamente.

Una vez descongelada una de las mitades del filete llegó la hora de la verdad: ¡a cocinar! El procedimiento fue el mismo para ambas partes, la única diferencia fue que una de ellas acababa de salir del congelador. Con medio dedo de aceite bien caliente en la sartén, se colocaron las piezas de carne y se dejaron dorar unos 90 segundos por cada lado. Después, se pasaron a una rejilla para el horno y se asaron a 135ºC durante 20 minutos.

El resultado fue sorprendente

Los cocineros descubrieron que el trozo de filete que había permanecido congelado hasta el último momento había perdido menos agua y estaba más jugoso. Además su cocción era más uniforme. Por el contrario, el filete descongelado pesaba menos debido a la pérdida de jugo y sus bordes estaban resecos. Definitivamente, descongelar un filete, mejor que no. La carne congelada conservaba mejor su textura y su sabor, ¿quién lo iba a decir?

Ya no tienes que deprimirte cada vez que olvides sacar descongelar un filet. Solo recuerda cumplir estas indicaciones y tu despiste te habrá proporcionado un plato mejor de lo que esperabas:

1. Congela la carne envuelta en papel film y luego métela en una bolsa de congelación (también puedes congelarla sin envolver, pero solo si va a estar poco tiempo en el congelador). Así evitarás que se cree escarcha en torno al filete y no salpicará al cocinarlo.

2. Utiliza una cantidad generosa de aceite, que se cubra un cuarto del grosor del filete.

3. Dora unos 90 segundos por cada lado a fuego fuerte.

4. Termina de cocinar la carne en el horno a 135ºC. El tiempo varía en función del grosor del filete, pero aquí tienes la regla: 20 minutos por cada 2,5 cm de grosor.

¡Bon appétit!

Summary
Por qué no debes descongelar la carne
Article Name
Por qué no debes descongelar la carne
Description
La ciencia ha demostrado que un filete congelador queda más jugoso y sabroso que uno descongelado. Aquí tienes la razón.
Author
Publisher Name
Casas Increíbles
Publisher Logo