Saltar al contenido

Crean robots que tienen la capacidad de reproducirse entre ellos

Un grupo de científicos han desarrollado un proyecto a través del cual han intentado crear robots que tienen la capacidad de reproducirse entre ellos, un comportamiento propio de los seres vivos que contrasta de manera significativa con el ámbito de la robótica. Vamos a conocer un poco mejor este trabajo y las particularidades que ofrece, así como los muros a los que se enfrenta.

√ćndice

    Crean los primeros robots con capacidad para reproducirse

    La idea de robots que se puedan reproducir entre ellos es algo que hasta ahora sólo habíamos conocido a través de las películas, y lo cierto es que aunque suena muy prometedor, en realidad estamos orando de algo que no veremos de manera clara hasta dentro de bastante tiempo.

    Sin embargo, ya se van dando los primeros pasos con el objetivo de dar a luz estas máquinas biológicas que podrán representar un cambio drástico en el mundo en el que vivimos.

    Este proyecto lo está llevando a cabo un grupo de científicos estadounidenses que trabajan sobre los Xenobots, un tipo de robot que se caracteriza por estar en cierto modo dotado de vida.

    Se trata de máquinas que están formadas a partir de células madre que se han obtenido de una rana africana con garras, concretamente de la especie Xenopus laevis.

    Tras varios procesos de experimentación, pudieron observar que estas células tenía la capacidad de moverse, formar grupos e incluso curarse a sí mismas, de manera que se partía de una base muy interesante para dar lugar a la creación de los robots biológicos.

    Se trata de máquinas biológicas avanzadas

    Básicamente nos encontramos ante un tipo de máquina biológica avanzada, la cual funciona a partir de un algoritmo que permite gestionar células que, a su vez, desarrolla nuevas máquinas biológicas.

    Estas pequeñas máquinas se introdujeron en las células embrionarias de la piel de las ranas, para lo cual se utilizó material biológico y electrodos de origen artificial.

    En el momento en el que se llevó a cabo la activación, estas células al instante empezaron a trabajar entre ellas, y se pudo observar que las células de la piel de estos robots se formaban en nuevos cuerpos que estaban capacitados para realizar tareas específicas como puede ser moverse en formación, organizarse o empujar objetos microscópicos.

    A lo largo del experimento, pudieron observar que esta reproducción no se limitaba a una sola generación, sino que los nuevos robados tenían capacidad para engendrar otros nuevos, y así sucesivamente, lo que básicamente pedía tener una utilidad clave que es conseguir trasladar una información determinada a un conjunto de células para que se lleve a cabo la regeneración de un tejido.

    Esto tendría multitud de aplicaciones como pueden ser las lesiones traumáticas, defectos que se hayan podido producir al nacer, el envejecimiento o incluso también ayudaría a combatir el cáncer.

    Es por ello que se trata de un proyecto muy ambicioso y que, aunque todavía precisa de tiempo, inversión y experimentación, sin duda está claro que se están dando los pasos en la dirección correcta con el objetivo de poder tratar algunos de los problemas que, día de hoy, resultan muy complicados para la medicina tal y como la conocemos.

    De cualquier manera, conforme vayamos conociendo más acerca de los avances que se experimentan en el ámbito de los Xenobots, os iremos informando para que estéis siempre al día.

    (Visited 1 times, 1 visits today)