Saltar al contenido

Remedios caseros para desatascar tuberías

Con el paso del tiempo es inevitable que las tuberías comiencen a dar problemas de desagüe, de manera que debemos actuar desde dos frentes que son la prevención y el desatasco en caso de que se haya producido alguna obstrucción, y para ello hemos preparado una colección de remedios caseros para desatascar tuberías que podéis utilizar para conseguir recuperar la fluidez del paso del agua de desagüe.

 

√ćndice

    La prevención, el mejor remedio casero para desatascar tuberías

    La mejor forma de solucionar los atascos en las tuberías es a través de la prevención, y es que, con realizar un sencillo mantenimiento a lo largo del año, es mucho más complicado que se produzcan atascos serios que nos lleven a la necesidad de contratar un camión cuba en Mataró.

    Hay que tener en cuenta que las tuberías son como las arterias en el cuerpo humano, de manera que si vertemos mucha porquería en ellas, al final se va acumulando en las paredes interiores hasta que se produce la obstrucción que comenzará con una pequeña reducción hasta una interrupción completa del paso del agua.

    Los restos de comida, los jabones y detergentes y muy especialmente los aceites son los peores enemigos por su capacidad de adherencia, de manera que cuando empiezan a acumularse en una zona determinada, en poco tiempo se puede haber producido el desastre.

    Realizando un mantenimiento regular cada mes o cada dos meses con los trucos que vamos a indicar a continuación, evitaréis tener que llamar a una empresa de desatascos de tuberías en Hospitalet, ahorrando un montón de tiempo.

    Trucos caseros infalibles para desatascar tuberías

    Vamos a pasar a enumerar los cuatro remedios caseros para desatascar tuberías que podrás utilizar tanto para realizar el mantenimiento de las mismas, como para intentar resolver atascos que ya se hayan producido.

    Agua hirviendo, el primer remedio casero para desatascar tuberías que debes probar

    Vamos a comenzar con el agua hirviendo. Lo único que hay que hacer es poner agua a hervir en una cacerola grande, y una vez que esté en plena ebullición, la vamos vertiendo lentamente por el desagüe obstruido.

    Al pasar el agua caliente por las zonas atascadas, tanto la grasa como los detergentes que todavía no se hayan solidificado por completo, se irán disolviendo, facilitando así que vuelva a pasar el agua de nuevo.

    Es probable que tengas que verter más de una cacerola de agua, pero ten en cuenta que las tuberías de PVC que se utilizan para el desagüe de aguas grises y negras no están preparadas para altas temperaturas, por lo que tampoco debes abusar.

    El gancho desatascador

    En cualquier ferretería vais a poder encontrar un gancho de fontanero, y en caso de no disponer de él, podéis sustituirlo por un alambre delgado cuya punta deberéis doblar a modo de gancho.

    Lo único que hay que hacer es introducirlo el máximo posible y después tirar hacia fuera, logrando de esta manera eliminar restos como alimentos y cabellos o incluso aquellos que ya se han solidificado, ya que en este caso es un proceso de desatasco mecánico.

    Mezcla de vinagre y bicarbonato

    Esta mezcla es muy eficiente, y tan sólo vas a necesitar mezclar vinagre blanco y bicarbonato sódico al 50% (una taza de cada uno).

    Una vez que esté hecha la mezcla, la hechas por el desagüe y dejas reposar unos minutos.

    Tras esto vierte agua caliente y verás que consigues muy buenos resultados.

    Sosa cáustica, un remedio casero para desatascar tuberías eficiente pero más peligroso

    Si nada de lo anterior ha funcionado, la sosa cáustica puede ser la solución, pero ten en cuenta que este es un producto muy peligroso y que genera vapores tóxicos, por lo que deberás proteger tu sistema respiratorio, ojos y brazos ante las salpicaduras.

    Lo único que tienes que hacer es seguir las instrucciones del fabricante con lo que conseguirás liberar la tubería de las obstrucciones.