Saltar al contenido

Conoce la fascinante historia de una de las villas m√°s bonitas del mundo llamada Zalipiea

villa 01

Desde que proliferó la industrialización las ciudades fueron expandiéndose porque la mayoría de gente se retiraba del campo para ocupar las principales poblaciones.

Existe ciudades muy bonitas, a pesar del ajetreo, de las prisas, del tráfico… hay ciudades que merece la pena visitar porque la vida cultural y la historia de sus museos y calles gana a todo eso. Pero también hay que admitir que hay pueblos preciosos que te sirven para desconectar del mundo y relacionarte con la naturaleza.

Nosotros hoy queremos enseñaros un lugar que nos ha dejado embobados al conocerlo, y es que nos dirigimos hacia las afueras Cracovia (Polonia) y nos encontramos una pequeña villa con tan sólo 743 habitantes que viven en un pueblo llamado Zalipie y que esconde una historia realmente espectacular:

Zalipie es conocida por sus casas pintadas a mano.

Indice del artículo

villa_01

Guirnaldas y árboles son los temas omnipresentes en todos los hogares.

villa_02

En general, las pinturas se realizan sobre las fachadas de las casas de madera pintadas en blanco.

villa_03

Aunque algunas construcciones más recienten han invertido la combinación de colores, como este granero.

villa_04

Lo que más nos llama la atención es que estas pinturas no son la obra de ningún artista local prolífico.

villa_05

Todo el arte que se ve en las casas, en los puentes, graneros y pozos es un trabajo colectivo de las mujeres de Zalipie.

villa_06

No son artistas profesionales, aunque no queda claro cómo se inició la tradición.

villa_07

Se sabe que comenzó a finales del siglo XIX, cuando muchos hogares estaban siendo remodelados con nuevas chimeneas y nuevos hornos.

villa_08

Los nuevos hornos calentaban bien la casa, pero aún así el hollín seguía convirtiéndose en una pesadilla para las mujeres, ya que ennegrecían las paredes.

villa_09

Ya que era imposible quitar las manchas negras del hollín por mucho que fregaras, se optó por blanquear las paredes.

villa_10

Para romper con la monotonía de las casas blancas y tapar algunas de las manchas negras que podían producirse, algunas mujeres comenzaron a pintar murales de flores en las paredes.

villa_11

Se corrió la voz y nació una agradable competición local. Cada año se entregaba un premio a la cabaña mejor decorada.

villa_12

La mujer pintora más famosa de Zalipie fue Felicja Curylowa (1904 – 1974).

villa_13

Desde su muerte, su impresionante casa se ha convertido en un museo de preservación.

villa_14

La tradición de Zalipie no se conoció en el resto del mundo hasta 1905, que salió publicado en un periódico en Cracovia.

villa_15

Los pueblos de alrededor se inspiraron en esta historia y se unieron a la tradición.

villa_16

Originalmente, las mujeres tenían que elaborarse los materiales para poder pintar.

villa_17

Con el tiempo se creó una competiciónde las casas pintadas en Zalipie, llamada Malowana Chata.

villa_18

Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando murió el 17% de la población de Zalipie, Malowana Chata ayudó a reconstruir la comunidad.

villa_19

A pesar de su belleza y tradición no es un pueblo muy visitado por turistas.

villa_20

Fuente: Kuriositas, Daily Mail
Vía: Wimp