Saltar al contenido

C贸mo elegir las herramientas imprescindibles para cuidar el jard铆n

脥ndice

    Cómo elegir los mejores andamios para construcción

    A la hora de elegir los mejores andamios para construcción, es muy importante analizar bien el uso al que los vamos a destinar, conocer los diferentes tipos que tenemos a nuestra disposición y, por supuesto, realizar una valoración que nos lleve a elegir aquel o aquellos que mejor se van a adaptar a nuestras necesidades.

    Para qué sirven los andamios para construcción

    Tal y como podemos observar a través de esta web, un andamio es una estructura provisional que puede estar fabricada con diferentes materiales, destacando los metales, y que permite su montaje y desmontaje para un uso temporal.

    Su principal objetivo es el de facilitar el acceso a zonas menos accesibles como pueden ser por ejemplo las fachadas, techos altos y en general cualquier zona que, de otra forma, sería de difícil acceso, o incluso que requiera de una superficie de trabajo para moverse con libertad y depositar herramientas u otros elementos que se estén utilizando.

    Consejos al elegir un andamio

    Para elegir un andamio, es muy importante que tengamos en cuenta las principales características que son:

    • Material: primeramente vamos a tener en cuenta el material con el que ha sido fabricado el andamio, y en este sentido, lo más habitual es optar por los metales, aunque podemos encontrar otras alternativas como la madera.
    • Resistencia: es importante conocer la carga máxima que permite para garantizar que se podrá llevar a cabo el trabajo sin problema.
    • Estabilidad: la estabilidad es necesaria por una parte para la seguridad y por otra para garantizar un trabajo bien hecho.
    • Peso: el peso es también otro factor a analizar, ya que dependiendo de ello nos va a permitir manejarlo con mayor o menor facilidad.
    • Guardado: es interesante estudiar el sistema de montaje y desmontaje para su posterior almacenamiento.

    Principales tipos de andamios

    Podemos destacar cinco tipos de andamios principales que son:

    • Andamios de doble pie: andamio formado por una estructura generalmente metálica y que está configurado con el objetivo de acceder a alturas pequeñas.
    • Andamios tubulares: estructura conformada por varios cuerpos, siendo útil para todo tipo de alturas, muy especialmente cuando se trata de trabajos en el exterior como pueden ser las fachadas. Pueden tener pies fijos o llevar ruedas siempre y cuando se trate de un único cuerpo, y se caracteriza por ser el tipo de andamio para construcción más utilizado en la actualidad.
    • Andamios multidireccionales: son un tipo de andamio que tiene las mismas características de los tubulares, pero con la particularidad de que se adapta a todo tipo de fachadas, incluyendo los salientes y las curvas.
    • Andamios colgantes: son estructuras metálicas que se encuentran suspendidas en el aire, para lo cual se utiliza un sistema de sujeción que generalmente irá incorporado en la cubierta del edificio.
    • Plataformas elevadoras: finalmente tenemos este tipo de andamio que es similar al andamio colgante pero, en esta ocasión, en lugar de estar sujeto desde la cubierta, cuenta con soportes a tierra o a fachada a través de los cuales sube y baja.

    Ahora ya estamos preparados para elegir los mejores andamios para construcción, de manera que debemos estudiar bien nuestra inversión y valorar los diferentes tipos de trabajos para los cuales nos van a ser de utilidad.