Saltar al contenido

Aprende como se debe limpiar una bicicleta

limpiar una bicicleta 1

Existe la posibilidad de que pueda parecer algo superficial o simplemente estético, pero limpiar una bicicleta es importante, incluso para que su funcionamiento sea óptimo. Y es que si se deja que la suciedad se le acumule, ya sea que hablemos de arena, grasa, barro o polvo hasta que se endurezca, esto puede terminar dañando algunos de los componentes haciendo que la vida útil del rodado se reduzca. Es por este motivo que en las siguientes líneas queremos mostrarte como debes hacerle la limpieza a tu bicicleta para que esta quede reluciente.

Herramientas que se necesitan para limpiar una bicicleta

limpiar una bicicleta 2

Antes de enseñarte como limpiar una bicicleta, primero queremos que tengas en cuenta que es lo que vas a necesitar, aquí te mostramos una lista de ello:

  • Un balde con agua tibia y jabón. Este último puede ser un desengrasante.
  • Para hacer una limpieza es fundamental disponer de agua a presión, es por ello que vas a requerir de un rociador o manguera. Eso sí, recuerda que la potencia no debe ser muy fuerte, con un rociador del jardín bastara. Las hidrolavadoras no son recomendables.
  • Al menos un par de trapos, estos no deben soltar pelusa.
  • Un total de dos o tres cepillos, uno suave para fregar y otro más pequeño para los detalles más mínimos.
  • Esponja para esparcir el jabón.
  • Liquido desengrasante para poder dejar tanto la transmisión como la cadena reluciente.
  • Lubricante o aceite para cadena de bicicleta.
  • Guantes de látex para tener las manos protegidas de los químicos a usar.

Pasos a seguir para limpiar una bicicleta a profundidad

limpiar una bicicleta 3

Existen muchos aspectos que se deben tomar en cuenta para limpiar una bicicleta, y es que aunque pueda parecer algo sencillo y sin muchos detalles, la realidad es que no lo es. Es importante tener en cuenta que no todas las partes se lavan de la misma manera y con los mismos objetos. Además, hacerle trabajos de limpieza a una bicicleta con regularidad es beneficioso para su vida útil, a tal punto que extiendo su vida útil. Sin más nada que agregar, sigue estos pasos para hacer una limpieza profunda de tu bicicleta:

Previo remojo

Lo primero que hay que hacer para limpiar una bicicleta es un remojo previo en general. Para ello hay que rociar todos los sectores usando una manguera, de esta forma se van a remover los restos más grandes de suciedad.

En este punto debes tener en cuenta que la presión del agua tiene que ser bajo, ya que si es muy alta puede genera algunos daños, ya sea en la pintura, rodamientos o la suspensión. En este remojo debes pasar una capa iniciar de jabón y luego enjuagar.

Remojar la cadena

Uno de los elementos más importantes de una bicicleta es la cadena. Para poder dejarla reluciente, se debe llevar a cabo una limpieza que se divide en dos partes. La primera parte consiste en ponerla a remojar con agua tibia y jabón. Luego se tiene que usar un cepillo para remover la mugre.

Si lo deseas puede desmontar la cadena así como otros componentes de la bicicleta, sin embargo, queremos que sepas que esto no es algo indispensable. Una vez que hayas quitado la mugre, debes dejar que se seque. Para poder pasar al siguiente paso debe estar completamente seca.

 Desengrasar la cadena al limpiar una bicicleta es vital

Esta es la segunda parte de la limpieza de la cadena. Una vez que la limpieza haya finalizado y este seca, es momento de aplicarle el desengrasante (spray o liquido). Para ello puedes usar un pincel o brocha. Después, hay que pasar un trapo para quitar los restos de grasa que queden (el trapo no debe dejar pelusa). Espera unos 10 minutos para que el desengrasante actúe y enjuague.

Limpiar los otros componentes de la transmisión

El siguiente paso para limpiar una bicicleta consiste en pulir los otros elementos que conforman la transmisión, como el casete, el piñón y la roldana de cambio. Para ello se va a necesitar de agua tibia con jabón y un cepillo. Para poder remover la grasa y la mugre hay que frotar con bastante intensidad. Para los espacios o ángulos más complicados se debe usar un destornillador o cualquier otro objeto que sirva como punzón.

Higienizar el desviador

Ahora es momento de higienizar el desviador, para ello se debe usar un cepillo grande, pero para los detallas más pequeños un cepillo de dientes será suficiente. Este componente se debe limpiar muy bien, llegando a los anillos y las partes internas de la polea. Una vez limpio, se deben enjuagar y dejar que se seque.

Cuerpo de la bicicleta o cuadro

El cuerpo de la bicicleta incluye la manubrio y el asiento, siendo los más fáciles de limpiar puesto a que con unos cuantos repasos con un cepillo será suficiente.

Ruedas

Hay personas que prefieren desmontar las ruedas para poder limpiarlas, sin embargo, nosotros recomendamos que lo hagas directamente desde su lugar para tener más precisión. Debes tener mucho cuidado de no derramar con lubricante o jabón las pastillas de freno, esto es debido a que las podría estropear. Para esta zona en específico tienes que usar alcohol isopropílico.

Ultimo enjuague

En caso de que algunos de los elementos de la bicicleta hayan sido desmontados, debes colocarlos nuevamente para darle el último enjuague. Frota con un trapo que esté limpio y deja que se seque con el sol o usando un descomprimidor de aire.

Aplica brillo

Una vez que se haya secado después del último enjuague, el siguiente paso para limpiar una bicicleta es darle un brillo extra aplicando productos especiales para ello. Recuerda que estos productos solo se van aplicar en el cuerpo de la bicicleta y por nada del mundo deben tocar los sistemas de frenado.

Lubricación

El último paso consiste en lubricar, aunque parece sencillo es bastante delicado y vas a necesitar de mucha concentración para hacerlo. Tienes que engrasar nuevamente la transmisión aplicando cera para cadena u otro producto especial para ello. Es clave lograr una distribución justa y que no queden goteos, ya que en caso contrario estarías estropeando la limpieza que habías realizado. Para que se te haga más sencillo, ve aplicando el producto mientras mueves la cadena, de esta manera se va abarcar toda la superficie de este componente de manera uniforme.

No olvides cuidar cada uno de los detalles al limpiar una bicicleta

limpiar una bicicleta 4

Los pasos que te hemos mostramos tienen un objetico, y es que debes saber que el procedimiento que se lleva a cabo para limpiar una bicicleta tiene que llevar cierto orden. Principalmente para no cometer algunos errores, como por ejemplo mezclar la grasa, la suciedad y el lubricante con las zonas ya higienizadas.

Es por ello que son tan importantes las herramientas que te mostramos en el primer punto, como esponjas, baldes y paños separados. Además, en caso de que el rodado cuenta con accesorios que sea de cuero ya sea en el asiento o en las empuñaduras, es indispensable evitar que se mojen, colocando algo que los proteja del agua.

Si lo deseas, para limpiar la bicicleta puedes adquirir un soporte de bicicletas para que tengas mayor comodidad, este te va a permitir mantenerla elevada y hará que las partes más difíciles sean más accesibles.