Saltar al contenido

20 viajes extremos que no olvidar√°s nunca si sales vivo de ellos

viajes extremos 14

Hay muchas personas aventureras que siempre están buscando el viaje ideal para llegar al límite extremo. La sensación de adrenalina cuando realizas deportes o viajes de riesgo es una experiencia inolvidable y hay muchas personas que disfrutan con ello.

Con el paso del tiempo solemos ser más precavidos con según que actividades, pero también es verdad que si algo nos hace ilusión no deberíamos dejar escapar la oportunidad de hacerlo.

Hay muchas actividades extremas que en nuestra ciudad no podemos hacer porque geológicamente nos es imposible, sin embargo, lo bueno de nuestro planeta es que tenemos rincones para vivir todo tipo de experiencias. Hoy hemos hecho una selección de los 20 viajes extremos que puedes hacer para vivir todo tipo de aventuras, si te gusta el riesgo y la acción, seguro que los 20 estarán en tu lista de futuros viajes.

Ahora bien, como toda actividad de riesgo debes saber que antes de realizarla tienes que tomar una serie de precauciones, sobretodo si sales de tu país para vivirla. Hacerte un chequeo médico antes de salir de viaje es imprescindible, así te aseguras de que todo está correctamente para hacer el deporte que quieres. Por otra parte, es fundamental que nos preparemos antes de nuestro viaje, psicológica y físicamente, así como equiparnos adecuadamente con los materiales y equipos necesarios para estar seguro de que volveremos sanos de nuestro viaje. La seguridad es muy importante, así que no debemos escatimar en cuanto a medios se refiere.

Hacer viajes extremos es una experiencia inolvidable, pero toda precaución es poca, así que una vez que tienes claro todo lo que tienes que preparar, te dejamos los 20 destinos más increíbles para poner la adrenalina en los niveles más alto ¿Cuál realizaréis primero?

1. Cruzar el desierto del Sáhara, norte de África.

Ellie
Ellie
Christopher L
Christopher L
Mattias Seidel
Mattias Seidel

El desierto del Sáhara supone uno de los mayores retos de cualquier aventurero, su extensión de 8.500.000 kilómetros cuadrados y cerca de los 4.838 kilómetros de largo al norte de África (desde el Atlántico hasta el Mar Rojo). Si quieres vivir una aventura extrema, sin duda esta es una muy buena opción, ya que en la travesía tendrás que enfrentarte a tormentas de polvo, mucho calor, mucha sed y quizás algún que otro encuentro con tribus hostiles (o amigables).

Puedes atravesarlo a pie, en camello o en 4×4, sea como sea no te olvides de llevar material de supervivencia que allí, en caso de surgir algún problema, poca ayuda puedes encontrar. En el camino puedes toparte con algunos puestos nómadas, pero lo más probable es que pases días sin ver a nadie.

2. Descender a un volcán activo, Vanuatu.

gnuckx
gnuckx
BONINN
BONINN

Un volcán activo es un espectáculo de la naturaleza que si tienes la oportunidad de ver se te quedará grabado en la retina por siempre. Sin embargo, si eres un intrépido aventurero no te bastará ver la lava a distancia y querrás acercarte para conocer el proceso desde cerca. Esto mismo fue lo que hizo Geoff Mackley en el Volcán Marum, descendió hasta 195 metros de profundidad con un traje resistente al calor y presenció desde muy cerca un lago de lava hirviendo.

No sólo el calor es un peligro en esta actividad, también tendrás que enfrentarte a gases tóxicos, rocas que caen y explosiones abundantes e inesperadas. Suena a locura, pero desde luego no es imposible.

3. Bucear en Agujeros Azules, Bahamas.

The TerraMar Project
The TerraMar Project

profundidad-agujero-azul-dean

Si te gusta el deporte acuático seguro que el buceo es una de tus prioridades, conocer el mundo acuático subterráneo te hace comprender que bajo el mar hay otro mundo tan grande como en tierra firme. El buceo es, seguramente, uno de los deportes de riesgo más “seguros” siempre y cuando se realice en el lugar conveniente. Cuando nos encontramos un agujero azul significa que bajo él se encuentra una fosa oceánica, y estos son los lugares más peligrosos para practicar el buceo.

Lo que tiene de peligroso lo tiene de bonito, ya que en su interior se suelen encontrar varias cuevas acuáticas con una estructura impresionante llena de estalactitas y un sin fin de elementos desconocidos. Tendrás que ser muy meticuloso para no tener ningún fallo técnico ni ningún giro inesperado, ya que te supondría un grave problema que, a tantos metros de profundidad, poca solución tiene.

4. Nadar con tiburones blancos, Sudáfrica.

petethomasoutdoors
petethomasoutdoors

Los tiburones blancos es posiblemente el miedo animal común para la mayoría de personas, sobretodo después de haber visto alguna que otra película. Si quieres superar el miedo, o eres un valiente aventurero, nadar con tiburones seguramente será una de tus tareas pendientes.

Tienes la posibilidad de meterte en una jaula bien asegurada y sumergirte para ver a los tiburones desde cerca, pero si quieres dar un paso más allá puedes hacerlo sin ninguna protección. Los seres humanos no son la presa natural del tiburón lo que hace posible la tarea de estar a su lado y salir intacto. Para vivir esta experiencia no sólo tienes que tener valentía, también paciencia, vigilancia y, sobre todo, la humildad de saber cuándo retirarse. Muchos de los que ya lo han hecho, afirman que se trata de una experiencia espiritual.

5. Recorre el Monte Hua Shan, China.

Aaron D. Feen
Aaron D. Feen
Viralnova
Viralnova
Viralnova
Viralnova

caminos-peligrosos-40

Viralnova
Viralnova
Viralnova
Viralnova

Si te gusta el senderismo y la escalada bienvenidos a la rutas más peligrosa del mundo. Peligrosa pero no imposible, ya que muchos aventureros han conseguido pasar sus escarbadas montañas para alcanzar la cima. La ruta empieza con las “Escaleras Celestiales” que tienen 999 pequeños escalones esculpidos en la roca, aunque esta es la parte sencilla, lo complicado viene después. Una vez que subes los escalones tendrás que recorrer una ruta a través de unos tablones de madera que rodean la montaña. Llegar al otro extremo dependerá del equilibrio que tengas y de la buena sujeción que ejerzas a los hierros de seguridad.

Sin duda es una experiencia extrema que podrás celebrar en la Casa de Té que te encuentras en la cima de la montaña.

6. Camina por Angels Landing, Utah (EEUU).

ZionNPS
ZionNPS

Si la ruta anterior se te ha hecho corta, puedes cambiar de país y continente para aventurarte en la siguiente ruta. No tiene ni un kilómetro de largo, y eso puede llevar a engaño de su dificultad, de hecho, muchos turistas poco informados se aventuran diariamente a hacerla sin saber lo que en ella les aguarda. Se trata de un estrecho desfiladero con un alto riesgo de caída.

En este caso el riesgo que nos encontramos es que está aglomerado de gente, como hemos dicho muchos turistas intrépidos se lanzan a la aventura diariamente, y eso hace que tengas que hacer alguna que otra acrobacia para poder avanzar. Cada año se produce alguna muerte en Angels Landing y bastantes accidentes.

7. Sube al Everest, Nepal.

travellertheworld
travellertheworld
ilkerender
ilkerender
lampertron
lampertron
meg and rahul
meg and rahul
Jean-François Gornet
Jean-François Gornet

Como no podía ser de otra manera, la imponente montaña tenía que estar presente en esta lista. Los primeros hombres en conseguir subir a la cima del Everest lo hivieron en 1953 y desde entonces sabemos que no es una tarea imposible. Supone todo un reto para cualquier alpinista, ya que es la máxima altura que podemos conocer en todo el planeta, por lo que, cuando lo logras, la sensación se equipara con la realidad: te sientes en la cima del mundo.

No sólo tienes que tener una preparación física inmejorable, sino que también tienes que estar preparado para las tormentas de frío, el peligro de avalanchas y momentos de escalada técnica y difícil.

8. Surfear grandes olas en Shipsterns Bluff, Australia.

oldskull
oldskull

Volvemos a los deportes acuáticos pero esta vez con uno de los más atrevidos y divertidos: el surf. Si cuando vas a la playa te lo pasas genial dejándote llevar por las olas de 70 cm que azotan la costa más turística, quizás debas probar lo que se siente al enfrentarte a olas de más de 6 metros de altura.

Shipsterns Bluff es una de las zonas de mar más impredecible y tempestuosa de todo el planeta, de hecho, para llegar a él sólo podrás acceder en barco o atravesando unos cuantos kilómetros a través de un desierto. Surfear aquí no sólo es peligroso por el tamaño de las olas, también porque la playa está rodeada de acantilados y rocas que pueden hacer mortal la experiencia. Sólo los surfistas profesionales se han atrevido a intentarlo y, eso sí, los testimonios posteriores hacen que a cualquiera le entren ganas de surfear en esta playa.

9. Haz una ruta por el Monte Pinatubo, Filipinas.

Ironchefbalara
Ironchefbalara
lailooh_9
lailooh_9
Andrew and Annemarie
Andrew and Annemarie

Si las anteriores rutas de senderismo te han parecido demasiado extremas quizás esta sea tu mejor opción. Se trata de una ruta sencillita que te llevará tan sólo dos horas de recorrido. No hay estrechos pasillos por montañas vertiginosas ni tampoco unas temperaturas extremas.

El “único” peligro que te puedes encontrar en esta ruta es que en realidad el monte es un volcán, por lo que nunca sabes qué puede ocurrir. Después de 400 años inactivo a principio de los años 90 volvió a entrar en erupción en varias ocasiones dejando a casi 900 personas. Si te gusta la incertidumbre y quieres aventurarte, no dejes pasar la oportunidad de bañarte en el lago que hay en el cráter volcánico, pero eso sí, cuidado con las fuertes corrientes.

10. Practica salto base, Alpes Suizos.

Corey Rich, Aurora
Corey Rich, Aurora

Sin duda el salto base se considera uno de los deportes extremos más peligrosos del mundo. Esta práctica ya de por sí supone que tienes un alto conocimiento en el deporte, lo practiques donde lo practiques.

Pero si para ti no es suficiente y quieres añadirle un punto de riesgo más, te decimos cómo hacerlo: Practícalo sobre los Alpes Suizos. Ahí no sólo tendrás que enfrentarte a todos los riesgos de este deporte, sino que también tendrás que vértelas con su clima impredecible, las pendientes pronunciadas y los múltiples desprendimientos que tienen lugar. Esta experiencia, que sólo dura un par de minutos hasta que desciendes, puede ser la más espectacular de tu vida.

11. Desciende una cascada en Kayak, Washington (EEUU).

policiacasty
policiacasty

Para lanzarte por una cascada montado en un kayak tienes que tener muchas cosas: la primera es sin duda la convicción de que eres inmortal. Pero la segunda, e igual de importante, es la profunda exploración del terreno para que el daño sea el menor posible. Siempre hay que asegurarse de la profundidad que tiene el lago donde caemos, o incluso la cantidad de piedras que puedes encontrar en la bajada.

Si eres una persona de retos, siempre puedes proponerte superar el récord de caída, ahora mismo lo tiene Tyler Bradt, quien consiguió descender en 3,7 segundos una cascada de 57 metros de altura.

12. Esquiar por Hahnenkamm Downhill, Austria.

Heribert Pohl
Heribert Pohl

Se considera el descenso de esquí más peligroso del mundo, 900 metros (verticales) de bajada en los que te puedes encontrar algunas pendientes con más del 85% de inclinación. Con estas características no es de extrañar que se haya registrado velocidades de hasta 140 km/h.

La competición anual que se hace en esta pista atrae a los mejores esquiadores de todo el mundo y más de 85.000 aficionados que no se quieren perder el espectáculo. Así que si te parece un descenso muy arriesgado, no descartes la posibilidad de presenciar la carrera de los deportistas de élite.

13. Ve desde Alaska hasta Argentina en bicicleta.

elmundoenbici
elmundoenbici
Pioneer Peak Palmer, Alaska
Pioneer Peak Palmer, Alaska
Joseph
Joseph

32.000 kilómetros es la distancia que separa Prudhoe Bay (Alaska) y Tierra del Fuego (Argentina), así que esta ruta es sólo para ciclistas empedernidos. Si llevas mucho tiempo trabajando con la bicicleta y tienes una preparación tremendamente adecuada, puedes aventurarte a pasar por doce países para completar la ruta. Ten en cuenta que durante el camino te encuentras con dos de las cadenas montañosas más empinadas del mundo y que más de una vez tendrás que cambiar los neumáticos de las ruedas porque estarán completamente lisos.

Dominic es una de las personas que ha logrado completar la ruta y tras hacerla comunicó en los medios “Sabía que iba a ser un duro desafío y que también iba a ver lugares increíbles. Yo sabía que iba a experimentar el medio, la tristeza, la soledad y la felicidad a veces delirante”.

14. Caminito del Rey, España.

Gabirulo
Gabirulo
Roberto Lumbreras
Roberto Lumbreras

Si quieres arriesgar tu vida con rutas por el Mediterráneo también es posible. Concretamente en Málaga, al sur de España, allí podrás encontrar una ruta no apta para los que tengan vértigo ya que está construida en las paredes de un desfiladero y durante tres kilómetros te encuentras muchos tramos con un camino de tan sólo un metro de ancho, o incluso, tal y como se ve en la fotografía, la viga que aguantaba el muro que se destruyó. Aunque lo han arreglado recientemente, no deja de ser toda una aventura.

15. Recorre Aokigahara, Japón.

elminium
elminium
“Tu vida es un regalo de tus padres, piensa en ellos, en tus hermanos y tus hijos”
“Tu vida es un regalo de tus padres, piensa en ellos, en tus hermanos y tus hijos”

Este bosque también es conocido como el “Bosque de los suicidas”, está ubicado en la base del Monte Fuji y es uno de los lugares más conocidos por aquellos que quieren quitarse la vida.

Aunque tu intención no sea morir, se trata de una ruta muy complicada y peligrosa, aunque no imposible. Es un bosque muy denso por lo que es fácil que puedas perderte y está lleno de rocas resbaladizas que auguran varias caídas.

16. Viaja alrededor del mundo en vela.

Pablo Fernández
Pablo Fernández

Aunque Magallanes no tenía la intención de dar la vuelta al mundo se convirtió en toda una referencia para las generaciones posteriores. Muchos adolescentes se entrenan muy duro día a día para conseguir el título del navegante más joven capaz de hacer semejante travesía.

Esta experiencia sin duda puede enriquecerte espiritualmente como ninguna otra, enfrentarte sólo a todos los problemas te hará crecer como persona y deportista. Ahora bien, no hay que olvidar que los mares y océanos son tan peligrosos como caprichosos, igual tienes que enfrentarte a una tormenta con olas de más de 38 metros, que a vientos incontrolables. Sin duda para llevarla a cabo se necesita una buena preparación y muchas ganas de aventura.

17. Puenting en Queenstown, Nueva Zelanda.

Carla Lane
Carla Lane

Si eres un aficionado a los deportes de riesgo estarás de acuerdo que practicarlos en lugares espectaculares le aumenta el atractivo. Queenstown es un pequeño centro turístico en los Alpes del Sur, allí puedes encontrar todo tipo de deportes de riesgo, como saltar desde el Puente de Kawarau a 43 metros de altura.

El paisaje donde sucedieron todas las tramas de la mítica película de “El Señor de los Anillos” puede servirte de inspiración para tu primer deporte de riesgo.

18. Sumérgete en el Glaciar Meltwater, Islandia.

diveiceland
diveiceland

En el país donde las auroras boreales dejan paisajes increíbles también podemos encontrar otras actividades que precisen de más energía. Nosotros te proponemos que te adentres dentro de las cuevas kilométricas que hay en algunos glaciales (las que están habilitadas). Una vez que la atraviesas, llegarás a un lugar comparado con el mismísimo paraíso: remotas cascadas, aguas termales, burbujas procedentes del calor de la Tierra, etc.

Es una travesía fuera de lo común que te adentra en la naturaleza más pura. En diferentes puntos puedes encontrar varias empresas que se dedican a la guía y asesoramiento de estas excursiones.

19. Bucea en Yucatán, México.

Razi Marysol Machay
Razi Marysol Machay

Si el buceo es lo tuyo pero no te han convencido los ejemplos anteriores, quizás esta es tu oportunidad de viaje perfecto, ya que no hay que ser buceador experto para poder disfrutar de la costa de la Península de Yucatán.

Ahora bien, si te quieres aventurar en las profundidades para explorar los agujeros más famosos como “Dos Ojos” si necesitas ser buceador experto y quizás saltarte algún que otro cartel que avise del peligro de muerte. En las profundidades puedes ver lo que parece las entrañas de la Tierra, estalactitas formadas hace milenios y fósiles de diferentes animales. Para los mayas este era el pasaje sagrado al infierno.

20. Surfea por la costa de Hawaii, Estados Unidos.

fanshare
fanshare

Para terminar, queremos darnos otro chapuzón en Hawaii, eso sí, con tabla en mano para hacer la experiencia más interesante. Cualquier surfista sabe que lo primero que hay que tener para hacer este deporte es un profundo respeto al mar. En Hawaii se celebra una de las fases de la competición mundial de surf, y es en que en sus costas las olas pueden alcanzar hasta los 12 metros de altura.

Sin duda Hawaii es uno de los destinos favoritos para los amantes de este deporte, pero también es un espacio perfecto para los aspirantes. Se considera que el surf nació en estas costas, por lo tanto hay un gran respeto para los deportistas y el entorno.

Fuente: NationalGeographic, BlogCitroen

Originally posted 2020-09-30 21:38:21.