Parece que las casas grandes ya no están de moda. Muchas personas prefieren tener el espacio justo para vivir, y otras muchas se han visto obligadas a mudarse a pequeños apartamentos o incluso conseguir arreglárselas en casas realmente pequeñas. Pero da igual, porque con un poco de ingenio se puede conseguir el hogar más acogedor, aunque sea en pocos metros cuadrados.

Lo hemos dicho muchas veces, la organización es fundamental para conseguir que un espacio reducido sea totalmente útil y práctico. Y es que, ¿quién dijo que una mansión tenía que tener más de 200 metros cuadrados?

El arquitecto Kota Mizuishi hoy nos va a dar una lección de diseño con una de sus creaciones, la conocida como ‘la mansión más pequeña del mundo’. En Japón, donde la densa población ha provocado que los espacios para construir estén muy limitados, nuevos conceptos de casas, como el que os presentamos hoy, están siendo realmente un éxito.

No sabemos en qué momento se considera a una casa mansión ni por qué esta lleva ese título, lo que sí es seguro es que en tan sólo 55 metros cuadrados nos encontramos con una casa de diseño que tiene todo lo que podemos necesitar, además de una estética muy bonita. Te invitamos a conocerla por dentro y por fuera, ¡no te la pierdas!

Esta pequeña mansión se encuentra cerca del río Horinuchi

Contaba con muy poco espacio de construcción y por fuera parece una casa estrecha y agobiante

Podríamos pensar, ¿quién querría vivir en un sitio como ese?

Pero sólo tenemos que poner un pie en el interior para darnos cuenta de lo equivocados que estábamos

Por dentro incluso parece una casa espaciosa y luminosa

Fue diseñada para una familia de tres personas, e incluso tiene un lugar para que el pequeño juegue tranquilamente

Los grandes ventanales hacen que no sólo la casa parezca más amplia, sino que la luz natural predomine durante prácticamente todo el día

El interior es un espacio diáfano, sin puertas entre las distintas habitaciones. Una manera eficaz de ahorrar espacio.

La habitación principal, situada en la planta baja, no parece la de una casa pequeña

También cuenta con muchas entradas de luz natural y acceso directo a la calle

La cocina está situada en el extremo occidental de la casa y, a pesar de la forma de las paredes, consiguieron aprovechar hasta el último centímetro de espacio

Cuentan con todos los electrodomésticos necesarios, pero además también tienen espacio suficiente para desenvolverse bien en la cocina

Tampoco escatimaron con el cuarto de baño, que también es amplio teniendo en cuenta las dimensiones de la casa

Fuente: San Diego Red, Quepasada