Saltar al contenido

Hormigas en casa, 5 trucos caseros para acabar con ellas

Baños pequeños: ideas para decorarlos

Ahora que ha empezado el buen tiempo, no es extraño toparse por casa con uno de los insectos más famosos dentro de los hogares: las hormigas. Mientras que su objetivo principal es buscar restos de alimentos para almacenar durante el invierno, el nuestro es idear fórmulas para acabar con ellas sin dejarnos el bolsillo en el intento.

En el mercado existen muchas soluciones para deshacernos de hormigas y todo tipo de insectos. El problema es que se trata de productos químicos, que en muchos casos es mejor evitar si tenemos mascotas o niños pequeños. Sin embargo, existen muchas soluciones naturales para ahuyentar a las hormigas de forma rápida y eficaz. ¿Quieres conocer algunas de ellas? No dejes de seguir leyendo.

Vinagre y agua

Las hormigas detestan el vinagre, por lo que este líquido se convierte en un arma de lo más útil para que se vayan de tu casa. Ahora bien, no se trata de ir echando vinagre a chorros por las esquinas, algo que también podría disgustarte a ti. Para que este remedio surja efecto, es necesario que hagas una mezcla agregando la misma cantidad de vinagre que de agua. A continuación, empapa este mejunje en varias esponjas y colócalas sobre platos pequeños, distribuyéndolos por aquellas zonas en las que has descubierto hormigas.

Hojas de menta

Si también detestas el olor a vinagre, otro método al que puedes recurrir es a las hojas de menta. Distribúyelas por aquellas zonas de paso de hormigas y ya verás como se irán automáticamente. El fuerte olor de la menta las ahuyentará ipso facto.

READ  13 inventos para la cocina que desearás tener en cuanto los conozcas

Para que no estén las hojas esparcidas por la casa, una buena idea es introducirlas en pequeños sacos de tela y atarlas con un cordón en el extremo.

Zumo de limón

Los cítricos son excelentes repelentes de hormigas. Estos insectos no pueden soportar su olor, por lo que el limón se corona como otra excelente solución para acabar con ellas. Por tanto, puedes exprimir varios limones y usar su zumo para colocar en un spray. Te aconsejamos que el resultado lo mezcles con agua, y lo uses después para rociar aquellas zonas de paso de hormigas.

Otra opción es ir poniendo cáscaras de naranja por donde hayas visto hormigas, incluso mucho mejor pequeños trozos de la propia cáscara. Cuando las hormigas recojan estos trocitos para llevárselos a su hormiguero, el fuerte olor, tóxico para ellas, provocará que lo abandonen rápidamente.

Bicarbonato y azúcar

Para hacer huir a los hormigas de tu casa, otro remedio natural que da muy buen resultado es mezclar bicarbonato y azúcar en un bol. Usa esta mezcla para esparcirla en las zonas de paso de los insectos. Al igual que los cítricos, estos dos productos juntos desprenden para ellas un olor tóxico que les invita a escapar.

Evita la aparición de hormigas

Todos estos remedios son muy útiles, pero siempre es mejor prevenir que curar, por lo que te recomendamos que sigas estos consejos al pie de la letra para que las hormigas no se instalen en tu domicilio.

  • Limpia a menudo. Mantener la casa limpia de restos de comida, sobre todo de migas, y suciedad en general, impedirá que las hormigas quieran crear sus hormigueros en tu casa.
  • Sella agujeros utilizando yeso o silicona. De este modo, evitarás que las hormigas quieran quedarse en esos huecos o hacer sus hormigueros.
READ  Con una toalla y cemento, fabrica un estupendo macetero