Saltar al contenido

Cinco casas espectaculares con jacuzzi

jacuzzi

Un jacuzzi invita a la relajación, ayuda a liberar tensiones, a olvidarse del estrés que se va acumulando día a día por las diversas rutinas que se tienen en la vida cotidiana. Este tipo de bañera de hidromasaje ofrece una experiencia placentera y lo más destacado, mejora la calidad de vida.

En cualquier spa o centro de bienestar, un Jacuzzi® resulta uno de los reclamos principales y sin lugar a dudas, el atractivo indiscutible del lugar. Seguramente el ritmo de vida no te deja acudir a estos establecimientos todo lo que te gustaría, pero se puede utilizar más asiduamente si lo tienes en casa.

Se pueden instalar tanto en el interior como al aire libre y así, disfrutar individualmente o en compañía de la agradable y satisfactoria sensación que produce. Empresas especializadas cuentan con distintos modelos que se adaptan a las diferentes características que puede presentar la estancia en la que decidas colocarlo, ofreciendo diversas dimensiones para que puedan usarlo varias personas a la vez.

También presentan distintas cualidades como proyector de cromoterapia, cascada que masajea la zona de las cervicales y los hombros, asientos ergonómicos o de diferentes alturas… Diversas especificaciones y diseños realizados con diferentes materiales, pero que en todo caso cumplen con lo esencial, poder disfrutar de un completo circuito de hidromasaje.

√ćndice

    ¿Cómo puedo instalar un jacuzzi en casa?

    Una vez que decides poner este tipo de bañera de hidromasaje en casa, hay que tener en cuenta que esté en un entorno que resulte agradable y que acompañe a vivir esa experiencia diferente y única.

    Como hemos mencionado, se adaptan tanto al interior como al exterior de una vivienda, no muestran ningún tipo de inconveniente. Eso sí, se debe colocar sobre una superficie que sea sólida y esté bien nivelada. Tan solo se necesita una toma de agua, un sistema de desagüe y un enchufe.

    Para el interior debes considerar que es importante un lugar con una buena ventilación, además de un sumidero de desagüe en el suelo que evite riesgos en caso de que se produzca un vertido de agua de manera accidental. También es importante contemplar sus aspectos técnicos desde el punto de vista terapeútico para tener presente la mejor colocación y el espacio.

    En el interior, hay que valorar con detalle las dimensiones, ya que se trata de un elemento que no debe romper la armonía de la estancia, todo lo contrario, mejorarla y hacer de su emplazamiento un espacio armonioso y relajante.

    Ideas para disfrutar de una relajante sesión de hidromasaje

    • Lo más frecuente, es instalar un jacuzzi en el exterior si se cuenta con un jardín. Se pueden encontrar a pleno sol o bajo algún tipo de techado que esté abierto, tipo pérgola o en el porche. Por regla general, estas bañeras cuentan con un calentador de agua lo que permite que pueda ser usado en cualquier época del año.
    • Para el interior, el baño es un emplazamiento adecuado y también habitual. Aunque existen modelos de distintas dimensiones tiene que ser un baño con gran amplitud, ya que es esencial dejar un espacio libre extra que sirva tanto para entrar y salir cómodamente, así como para realizar las labores de limpieza y mantenimiento oportunos.
    • Puede resultar curioso, pero el salón puede ser el lugar perfecto y más si dispones de unos ventanales. Sin lugar a dudas, poder concentrar la vista hacia el exterior ayudará a desconectarse de las tensiones y mejorará la experiencia para liberar todo ese estrés acumulado, dejándote llevar por el agradable burbujeo. 
    • Si se tiene una casa de varias plantas, muchas cuentan con una bodega con una estupenda chimenea o una pequeña zona de bar y recreo. Este espacio puede ser una perfecta alternativa para montar tu nueva área de spa. Durante la temporada más fría del año, imagina disfrutar de un hidromasaje frente a la chimenea. Un absoluto juego de sensaciones gracias al aroma incomparable de la leña.
    • Una idea maravillosa es emplazar el jacuzzi en la habitación, acondicionando un pequeño rincón para el relax y así lograr una atmósfera acogedora y agradable. Considerando las especificaciones mencionadas anteriormente, el sumidero de desagüe y situarlo en una zona con buena ventilación, ya que al calentarse el agua se produce mucha humedad. Por este punto, también hay que contar que las paredes que estén cerca preferiblemente sean hidrófugas para evitar futuros inconvenientes.

    ¿Cuáles son los beneficios de un spa?

    Los distintos beneficios que nos ofrece la hidroterapia son bien conocidos desde la antigüedad. Si hablamos de las extraordinarias cualidades de las aguas minerales y termales de diversas temperaturas, en la Prehistoria ya se las atribuía un origen divino o sobrenatural.

    Alrededor de unos 200 años antes de Cristo, los romanos fueron los que descubrieron sus propiedades curativas y las utilizaban para mejorar muchas enfermedades como es el caso de las respiratorias, reumáticas, gastrointestinales… Pero no fue hasta el año 25 antes de Cristo que el emperador Agripa diseñó y creó en la ciudad de Roma las primeras grandes termas públicas.

    Los beneficios de la hidroterapia son múltiples. Ayudan a reducir la presión arterial, ya que el agua caliente favorece una mejor circulación al fomentar la dilatación de las venas. Además, según varios estudios, la alta temperatura del agua es muy saludable para las personas que padecen diabetes, al mejorar el control del azúcar en sangre.

    El efecto primordial de un jacuzzi es su efecto relajante y contribuye a rebajar los niveles de estrés y ansiedad. Asimismo alivia los dolores de huesos y articulaciones, reduce la tensión de las contracturas musculares, así como calma y previene dolores de cabeza. Genera instantáneamente un bienestar general que hace sentir renovado y lleno de energía.

    Aunque pueda parecer sorprendente, darse un baño en un jacuzzi es un excelente quemador de calorías. Con la temperatura del agua, permite adelgazar de manera más rápida, siendo el mejor complemento de una dieta y la práctica de ejercicio.

    Por último, es excelente para lucir una piel sana, al ayudar a abrir los poros y eliminar toxinas.