Saltar al contenido

4 alternativas a las viviendas tradicionales que te gustar√° conocer

viviendas alternativas 01

En los últimos años, cada vez más gente busca alternativas a las clásicas viviendas. La crisis financiera, las burbujas inmobiliarias, la falta de crédito… o simplemente la posibilidad de vivir de otra manera diferente a la habitual, ha generado un fuerte movimiento de casas que se alejan del clásico piso  que te mantiene atado durante décadas por una hipoteca o que te hace vivir en la relativa inseguridad del alquiler.

Nuevos conceptos más baratos, más eficientes o que ofrezcan otro tipo de ventajas y comodidades se han popularizado y expandido en gran parte gracias a internet. En este post os detallamos algunas de estas corrientes que ofrecen una manera diferente de entender el concepto de “hogar”.

1. Casas en contenedores

El uso de contenedores marítimos de carga como material de construcción modular es una de las alternativas más extendidas en el mundo de las viviendas alternativas. Ventajas de precio, sostenibilidad y facilidad para añadir nuevos módulos son algunas de las ventajas que ofrecen este tipo de construcciones. Sus posibilidades son numerosas y un auténtico reto para la imaginación. Sin embargo, con creatividad y trabajo puedes conseguir auténticas viviendas de lujo en lo que antes fueron almacenes de carga para mercancías. Si no lo crees, echa un vistazo a estas fotos para hacerte una idea de las posibilidades.

viviendas-alternativas-01
blog.is-arquitectura.es
viviendas-alternativas-02
fixalo.com
viviendas-alternativas-03
energiasostenible.info
viviendas-alternativas-04
twenergy-production

2. Casas rodantes

Otro movimiento muy extendido, variante del  movimiento “Tiny Houses” (Casas pequeñas) es el de dotar de habitabilidad permanente grandes vehículos motorizados como camiones o autobuses. Al igual que en el caso de los contenedores, un aprovechamiento del espacio de manera eficiente puede dotar a estos vehículos de todas las comodidades, y ser auténticas viviendas que no dan la sensación de vivir en una acampada permanente. Además se le suma la obvia ventaja de que permite su desplazamiento, y de esta manera no podrás quejarte nunca de las vistas, el clima o el ruido, porque si algo del entorno no te convence siempre puedes ir a aparcarla en otro lugar.

viviendas-alternativas-09
tinyhousetalk.com
viviendas-alternativas-08
photobucket.com
viviendas-alternativas-06
hankboughtabus.com
viviendas-alternativas-05
flickr.com/johnnyvintage
viviendas-alternativas-07
justinevidon.com

3. Casas flotantes

Si lo tuyo no es la carretera, si no el agua, tu variante preferida será la de las casas-barco que unen los conceptos anteriores con el añadido de vivir, literalmente, sobre el agua. Estas casas-barco son habituales en ciudades con ríos y canales como Ámsterdam o París, pero lo cierto es que podrías ubicarla en cualquier lugar siempre que disponga del caudal suficiente.

viviendas-alternativas-13
decoarq.com
viviendas-alternativas-12
nologia.com
viviendas-alternativas-11
diariodeunmentiroso.com
viviendas-alternativas-10
galeon.hispavista.com

4. Casas en edificios originalmente destinados a otro uso

Además de diseñar o construir nuestra propia vivienda existe otra opción que es la de dotar de una segunda vida a un edificio que se diseñó para otro cometido pero que ya ha caído en desuso. Por ejemplo, el caso de Cathy Calhoun, que adquirió una oficina bancaria construida en 1872 en Spring City, Pennsylvannia, y la convirtió en su vivienda aprovechando todos sus recovecos, incluso la caja fuerte. Es sólo uno de los muchos ejemplos de darle un nuevo uso a edificios que por algún motivo quedaron vacíos. Hay otros ejemplos de viviendas en cines, teatros, viejas gasolineras y cualquier lugar que os podáis imaginar.

viviendas-alternativas-16
youtube.com
viviendas-alternativas-14
youtube.com
viviendas-alternativas-17
youtube.com
viviendas-alternativas-15
youtube.com