Cada uno llevamos a cabo la rutina diaria de la mejor manera posible. Procuramos que las cosas más banales nos cuesten menos esfuerzo y que las pequeñeces no nos supongan, en ningún caso, un quebradero de cabeza.

Los trucos que simplemente pretenden hacernos la vida un poco más fácil siempre son bien recibidos precisamente por eso, porque nos ahorran tiempo y esfuerzo en las cosas más cotidianas. Podemos vivir perfectamente sin esos trucos, lo hemos hecho hasta ahora, pero una vez que los conocemos nos resulta prácticamente imposible ignorarlos.

Hoy te queremos enseñar tres trucos tan variados como útiles. El primero de ellos nos enseña a evitar que nuestro ordenador portátil se sobre caliente utilizando dos simples tenedores. El segundo nos enseña cómo limpiar las hojas de las persianas fácilmente y sin esfuerzo y, por último, el tercero nos enseña a hacer un puntero para nuestro móvil o tablet utilizando un lápiz convencional.

Si bien es cierto que los dos primeros trucos son muy prácticos, es el tercero el que tiene una explicación más científica que te gustará conocer. Si lijamos un hueco en el lápiz, justo donde apoyamos nuestro dedo al cogerlo, el grafito conduce pequeñas cantidades de electricidad de nuestro cuerpo activando así los sensores de la pantalla táctil. ¡Es genial!

No te pierdas este vídeo para conocer cada uno de los trucos, ¿añadirías alguno a la lista?

Fuente: MAD Science Hacks