Saltar al contenido

5 trucos caseros para limpiar los baños

5 trucos caseros para limpiar los baños

¿Te gustaría tener un baño limpio y desinfectado todos los días? Aunque la clave es recurrir a productos de limpieza específicos que puedes encontrar en el mercado, es cierto que hay algunos trucos caseros que pueden servirte de mucha ayuda en momentos concretos. De hecho, hay sustancias que ni te imaginas que te pueden ser de bastante utilidad para dejar tu baño como nuevo. Entre ellas se encuentran el bicarbonato, vinagre de manzana o el limón, que te permitirá disfrutar de una bañera libre de moho.

Lo bueno de estos productos es que los tenemos siempre a mano en la cocina, por lo que si en algún momento te quedas sin existencia de tu súper limpiador, puedes recurrir a ellos. Quizá compruebes que te dejan el baño mucho mejor, y encima a un precio mucho más barato.

Bicarbonato

Entre estos trucos caseros para limpiar el baño se encuentra el bicarbonato. Es un perfecto desinfectante y antibacteriano, por lo que es el remedio idóneo para limpiar el inodoro. Te recomendamos que eches 500 gramos de esta sustancia dentro del váter y que dejes que actúe 30 minutos. Mientras esperas, hierve el equivalente a un vaso de vinagre de manzana en un litro de agua. Una vez listo, arroja este líquido en el inodoro. Ve frotando todas las paredes con la ayuda de una escobilla para eliminar impurezas y suciedad. Para terminar, tira de la cadena.

Limón

¿Quién no tiene un limón en la nevera? Por si no lo sabes, este cítrico es uno de los mejores trucos caseros para eliminar el moho de la bañera. Quizá hayas visto que entre los azulejos hay una capa negra azulada que es muy complicado que salga con cualquier producto de limpieza para baños. Pues bien, mezcla agua y zumo de limón y aplica este mejunje en la superficie. Deja que actúe durante unos minutos, y seguidamente frota toda la zona con más agua con limón. Verás como la suciedad desaparece sin casi esfuerzo.

READ  Ideas para crear un baño moderno

trucos caseros

Vinagre

El vinagre cuenta con dos armas muy poderosas a su favor: es un desinfectante natural muy potente, y además ayuda a eliminar restos de cal. Por tanto, es perfecto para limpiar la bañera y dejarla con ese acabado brillante que tanto deseas. Mezcla un vaso de vinagre con dos cucharadas de sal y deja que repose durante toda la noche. Al día siguiente, solo tienes que frotar las paredes de la bañera con esta mezcla. Verás el resultado.

Naranja

A todos nos gusta tener un lavabo brillante y súper limpio, que reluzca nada más mirarlo. Pues bien, esto puedes lograrlo con otro de los trucos caseros que te recomendamos: la naranja. en primer lugar, vierte un poco de agua oxigenada sobre el lavabo para que sus propiedades blanqueantes actúen por lo menos 30 minutos. Seguidamente, limpia con un estropajo y aclara con bastante agua. Por último, y es aquí donde entra en juego la naranja, frota toda la superficie con la parte interna de una cáscara de naranja. El objetivo es que el lavabo se vea brillante, como recién puesto. Para el grifo te aconsejamos que uses el zumo de un limón.

Romero

Y si quieres que los azulejos del baño queden limpios y brillantes, emplea romero. A esta planta se la conoce por ser un gran desinfectante natural, además de por su buen aroma. Pon tres ramitas de romero en un litro de agua y deja que hierva. Cuando se enfríe la mezcla cuélala, incorporando cinco gotas de aceite esencial de árbol de té. Esto potenciará las propiedades del romero. Para terminar, pon el resultado en una botella con difusor y utilízalo sobre los azulejos.

READ  8 platos de ducha con 8 razones para olvidar la bañera

Originally posted 2020-07-23 12:40:55.