Saltar al contenido

Parecen 5 contenedores apilados, pero cuando veas el interior te quedar√°s sorprendido

oficina de contenedores destacada
La arquitectura evoluciona constantemente no sólo por el diseño, también por el compromiso que cumple con el medio ambiente y las formas alternativas que se han encontrado para hacer viviendas eficientes e incluso más baratas.

Cuando descubrimos que en los últimos tiempos se estaban construyendo casas con contenedores de mercancías no podíamos salir del asombro, y es que nunca imaginamos que un elemento tan básico pudiera convertirse en la casa que todos hemos soñado alguna vez.

Si pensáis que este tipo de construcciones no pueden estar ceñidas con el diseño, recuerda que hay muchas casas de este tipo hechas por todo el mundo que nada tienen que envidiar a los tradicionales ladrillos. Nosotros hoy queremos añadir un ejemplo más a la lista, con una oficina que se encuentra en Red Hook, Nueva York, cuyo creador, un emprendedor artista de 26 años llamado Vedat Ulgen, ha destacado por su oficina ecológica.

ArquitectutaIdeal
ArquitectutaIdeal

A diferencia de otros casos, Vedat no quiso cambiar la apariencia de los contenedores por fuera, dejando incluso su color original. Sin embargo, en cuanto ponemos un pie dentro nos damos cuenta de que la reforma ha sido excepcional, ya que se trata de una oficina de dos plantas que tiene todo lujo de detalles.

La distribución de los contenedores así como su color tiene una explicación muy creativa. Ya que tal y como ha declarado Vedat, buscaba cierto parecido con los bloques de Lego combinando los diferentes colores para hacer un espacio alegre. Con esto se buscaba llamar la atención y destacar sobre cualquier otro recinto cercano similar.

ArquitectutaIdeal
ArquitectutaIdeal
ArquitectutaIdeal
ArquitectutaIdeal

En el interior, por el contrario, predominan los colores claros para que la luz natural rebote más. Instaló un suelo de madera y añadió algunas paredes para separar unas habitaciones de otras. No obstante, dejó las paredes originales de los contenedores. Además, en el interior de esta oficina encontramos una sala de reuniones, un baño completo, un almacén para guardar los materiales, un taller de pintura e incluso una tienda donde vende todo su arte.

Esta construcción cuenta con una serie de canales en el techo que se encargan de recoger todo el agua de la lluvia y acumularla para que pueda ser reutilizada. A su vez, también se han instalado algunas placas solares para ahorrar energía, por ejemplo, calentando agua. Algo que, sin duda, convierte a este estudio en un respeto hacia el medio ambiente.

ArquitectutaIdeal
ArquitectutaIdeal

Fuente: arquitecturaideal