Saltar al contenido

Merece la pena ver el interior de esta casa abandonada

casa abandonada 01
No sé a vosotros, pero a mí, de toda la vida, las casas abandonadas me han dado cierto respeto. Quizás es porque al visitar alguna, la imaginación se echa a volar y nos pensamos en todas las que cosas que podrían haber sucedido en ese mismo lugar.

Cierto es que el paso del tiempo no perdona, y que las casas, cuando no están habitadas, se estropean considerablemente. Sin embargo, la impresión que puede darnos una casa de estas características incrementa mucho más si además de abandonada contiene absolutamente todos los muebles de sus últimos inquilinos.

Muebles, fotografías, ropa, menaje de cocina, utensilios de baño… Todo eso y mucho más encontró un fotógrafo explorador en una casa rural abandonada de Canadá. Sin saberlo, esa casa se había convertido en una cápsula de tiempo. ¿Te atreves a hacer este viaje al pasado con nosotros?

√ćndice

    Existían rumores acerca de una casa abandonada que se mantenía intacta, como si sus dueños simplemente hubiesen desaparecido de un día para otro

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Toda la decoración de la casa seguía intacta, aunque se notaba que los mapaches que viven por la zona habían estado merodeando en el interior

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Además de la clásica decoración del salón, en él se encontraron con una vieja guitarra conectada aún a un viejo equipo de sonido estéreo

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Al otro lado de la habitación, cerca de unas ventanas no tan rotas, un viejo piano empolvado presidía el comedor

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    No faltaba ni el mantel en la mesa, listo para quien quisiera servirse algo de comer

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    La cocina estaba en condiciones similares, eso sí, el fregadero y el calentador, vacíos y recogidos

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Las dos y cuarto marcaba un reloj que se había detenido, como el tiempo dentro de esa casa

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    La alacena se mantenía completa, por suerte, los mapaches y otros animales salvajes no la habían encontrado

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    La zona de trabajo verificaba, una vez más, que los dueños se fueron pensando en regresar, porque todo estaba intacto

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Uno de los lugares más espeluznantes era un baño, que se había convertido claramente en la habitación o vestidor de alguien. Cuando de manera instintiva el fotógrafo explorador dio la luz de esa habitación, esta se encendió, ¡aún había luz!

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    La superficie del tocador que había allí estaba muy estropeado, pero posiblemente a consecuencia de los animales

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    De hecho, en el interior de los cajones todo permanecía intacto

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Como no podía ser de otra manera, detrás del espejo había muchos medicamentos y utensilios de primeros auxilios

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Impactaba mucho contemplar por la casa varias fotografías familiares

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    El fotógrafo fue capaz de hacerse una idea de las personas que ocuparon la vivienda al ver todas y cada una de las habitaciones; sus adornos, sus libros, etc.

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    A pesar de los destrozos de los animales, se notaba que las habitaciones estaban ordenadas

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Aficionados a la música y también a la lectura, sólo hay que ver la inmensa colección de libros que tenían

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    En una de las habitaciones se encontró una máquina sumadora, que nos puede dar una idea de a lo que se dedicaba uno de los miembros de la casa

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Muchas de las obras que habían en la casa eran de naturaleza espiritual y muchas guías auto ayuda

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Parecía que toda la familia eran grandes lectores, porque había muchos libros en todas las habitaciones

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Y también amantes de la música, por la guitarra, el piano, y este bonito tocadiscos

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    No faltaba la colección de discos o incluso piezas de repuesto. Sin embargo el fotógrafo dice que no se atrevió a probarlo por miedo de romper algo

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    A su vez, se aseguró de dejar todo como se lo había encontrado

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Casi las cuatro menos cuarto marcaba otro reloj, hora de irse de la cápsula del tiempo

    Facebook / Freaktography
    Facebook / Freaktography

    Fuente: boredomtherapy