Saltar al contenido

La importancia de contratar un seguro de vida

seguro de vida

Contratar un seguro de vida es una de las mejores formas de transmitir tranquilidad a nuestro núcleo familiar, pero para ello es importante conocer las particularidades de este tipo de seguro, analizando las diferentes tipologías que existen y, sobre todo, teniendo muy en cuenta las principales razones por las que vale la pena invertir en un seguro familiar.

√ćndice

    Qué es un seguro de vida

    Un seguro de vida es básicamente una póliza a través de la cual se cubren gastos relacionados con el fallecimiento de uno de los miembros de la familia, o incluso permite obtener rentabilidad del dinero invertido.

    A través del enlace allianz.es/seguros-vida.html se puede encontrar información muy valiosa así como acceder a algunas opciones de seguro de vida más interesantes, pero antes de realizar la contratación, es muy importante aclarar algunas dudas frecuentes como por ejemplo los tipos de seguro de vida que existen.

    Tipos de seguros de vida

    Dependiendo de la compañía aseguradora, los seguros de vida se pueden presentar con diferentes formatos y con pólizas más o menos completas, de manera que es muy importante valorar todo lo que contempla cada tipo de seguro con el objetivo de analizar cuál es el que mejor se adapta a las necesidades y condicionantes del núcleo familiar.

    Sin embargo, desde una perspectiva general, podemos destacar tres tipos de seguro de vida que son:

    • Seguro de vida riesgo: es un tipo de seguro de vida que está enfocado para que un determinado beneficiario obtenga un capital en caso de muerte del tomador del seguro. Se puede presentar con dos modalidades que son el seguro de vida entera con el que se recibe el capital especificado tras el fallecimiento del asegurado, y el seguro de vida temporal que cubrirá el riesgo de muerte durante un plazo específico de tiempo.
    • Seguro de vida ahorro: este es un seguro en el que el tomador y el beneficiario suelen ser la misma persona, de manera que se firma una póliza con un vencimiento concreto, y en caso de alcanzar dicha fecha, el beneficiario recibirá el capital indicado.
    • Seguro de vida mixto: es una mezcla entre los dos tipos de seguro anteriores, de manera que si se produce el fallecimiento del tomador, los beneficiarios recibirán el importe indicado, y si no se produce la muerte llegada una fecha de vencimiento determinada, el importe estipulado se abonará al tomador del seguro.

    Razones por las que contratar un seguro de vida

    Una vez que ya conocemos las particularidades de los diferentes tipos de seguro de vida que podemos contratar, es el momento perfecto para analizar cuáles son las razones por las que se recomienda su contratación, y entre ellas, destacamos las siguientes:

    • Se trata de un seguro que permite que el tomador siga protegiendo a su familia en caso de fallecimiento.
    • Puede ser contratado para cancelar una hipoteca en caso de fallecimiento, evitando así la carga a los familiares.
    • A través de la cobertura de invalidez, se puede obtener una ayuda económica muy interesante en caso de incapacidad total o permanente.
    • También ofrece la posibilidad de cubrir enfermedades graves, incluyendo la asistencia sanitaria y algunas pruebas y tratamientos.
    • Permite cubrir los gastos urgentes tras el fallecimiento del tomador.
    • Se puede configurar para liquidar el impuesto de sucesiones en caso de fallecimiento.
    • Es la mejor forma de asegurar el futuro de los hijos del tomador.
    • Cubre a los familiares del tomador que fallece en caso de accidente de tráfico.
    • También permite proteger los ahorros.
    • Los autónomos generalmente podrán contratar coberturas especiales.
    • Es la mejor forma de transmitir tranquilidad a toda la familia.
    • Puede servir como apoyo para cuando llegue la edad de jubilación.

    En definitiva, contratar un seguro de vida es ofrecer a la familia una garantía y tranquilidad imprescindibles en caso de que se produzca el fallecimiento del tomador, además de que ofrece otras muchas ventajas en función de los tipos de cobertura que contratemos.