Saltar al contenido
Casas Increíbles

Coronavirus: 10 trucos para desinfectar el baño

22/06/2020

En plena pandemia son muchos los que se han vuelto unos auténticos obsesivos por la limpieza en general. Tanto tiempo confinados ha dado lugar para muchas horas de arreglos y cambios en casa. El Estado de Alarma acaba en breve, pero eso no significa que tengamos que bajar la guardia, el Covid-19 sigue acechando ahí afuera, por lo que la limpieza debe ser exhaustiva y a fondo por lo menos una vez a la semana.

En lo que respecta a los cuartos de baño, esta no se debe descuidar, todavía aun menos que en el resto de la casa. Tanto si tienes un baño grande como un baño chico, o ambos, cuidar y dejar sin rastro de suciedad cada rincón es la clave para garantizar una higiene en condiciones. A continuación te detallamos algunas claves para limpiar los baños a fondo. Toma nota.

Despeja el baño antes de empezar

Es muy importante que antes de limpiar los baños a fondo despejes todo lo que esté estorbando. Ya sean botes que tengas sin guardar, toallas usadas, las zapatillas… Lo importante es que dejes una estancia lo más libre posible de objetos, con huecos libres para mayor comodidad. Aprovecha también para vaciar el cubo de basura, si es que tienes y quitar de en medio los rollos de papel higiénico que estén vacíos.

Barre y quita el polvo para limpiar los baños a fondo

Una vez despejada la zona, es el momento de barrer el suelo de los baños y quitar el polvo depositado en las lejas, armarios, lavabo o inodoro. No olvides pasarle la mopa también al bidé, si lo tienes, portarrollos, jabonera o toallero. El objetivo es que después sea mucho más fácil aplicar los productos de desinfección brillo.

Céntrate en el inodoro

No podemos negar que a la hora de limpiar los baños a fondo, el inodoro es una de las partes a las que hay que prestar más atención. Antes de utilizar un paño que entre en contacto con las superficies, echa lejía, o el desinfectante que prefieras. Dado que la lejía necesita de un tiempo para actuar, es importante que la apliques cuanto antes. Pasados unos minutos, emplea una escobilla y pásala por todas las zonas del inodoro, paredes internas y externas.

Para la zona exterior del inodoro, coge una balleta o paño con algún producto antibacteriano y pásalo por la tapa, interna y externa, la parte inferior y la zona donde se encuentra la cisterna. Si ves restos de cal, emplea un limpiador (polvo o crema) con base abrasiva, teniendo mucho cuidado en no dañar el esmalte.

Lavabo y grifos

La limpieza del lavabo puede tener algunas complicaciones, ya que suele aparecer suciedad en las juntas de las esquinas. Un truco es utilizar un cepillo de dientes específico para este cometido. Así eliminarás mucho mejor la cal o cualquier resto de suciedad acumulada. Para los grifos, te aconsejamos que uses distintos productos en función de tu tipo de grifo:

  • Esmaltados o dorados: evita productos que puedan dañar este acabado. Usa productos específicos para esta superficie.
  • Cromados: Frótalos con medio limón para eliminar la cal.
  • Madera: utiliza una solución de agua y lejía.

Espejo

El espejo también merece mucha atención, ya que suele ser el lugar donde van a parar resto de agua, pasta de dientes o cremas. Para su limpieza, rocía un poco de limpiacristales sobre este y pasa un papel del tipo rollo de cocina.

Bañera

Para la bañera te recomendamos que eches un producto para baños, evitando la lejía, y frotes por todos los rincones con un estropajo. Si tienes botes de champús y geles ponlos todos en un cubo para despejar todo alrededor y que te sea más fácil la limpieza. Luego seca bien y vuelve a colocarlos. En la limpieza del grifo de la bañera sigue el mismo consejo que te dimos en el apartado lavabo y grifos.

Suelos

Por último, y para acabar de limpiar los baños a fondo, no te olvides de fregar bien el suelo con un producto que sea específico para el tipo de suelo que tengas instalado. Si lo requiere, puedes echar un chorro de lejía para una mayor desinfección de estos, algo que ahora viene muy bien.