Saltar al contenido

5 deliciosas alternativas para hacer un rebozado sin gluten

rebozados destacada
Hay comidas que no son las más sanas del mundo, ni las que menos calorías tienen, pero que sin embargo no podemos evitar consumir de vez en cuando porque nos resultan deliciosas.

Todo aquello que esté rebozado o empanado parece gustar el doble, no sólo a los adultos, también a los niños. De hecho, tanto es así que podemos camuflar cualquier tipo de verdura en un rebozado que a los niños les encantará. Sin embargo, no se recomienda consumir en exceso este tipo de comida, no sólo por la harina o el pan, también porque absorben mucho aceite en el momento de freírlo.

Ni que decir tiene que si sufres una intolerancia al gluten este tipo de rebozado no está permitido, aunque sí muchos otros. Y es que un rebozado no tiene por qué llevar sólo harina de trigo o pan, hay muchos otros productos que podemos utilizar y conseguir que nos quede igual de crujiente y sabroso.

Te damos 5 alternativas para que a partir de este momento disfrutes de un rebozado sin utilizar los típicos ingredientes. Además, si quieres hacer la comida aún más sana, siempre puedes cocinarlo al horno en vez de freírlo.

√ćndice

    1. Puré de patatas

    Si nunca lo habías escuchado no te asustes, porque funciona y el resultado es espectacular. Haz un puré de patata, que puedes aderezar con perejil y ajo, y reboza tus comidas con él, quedará crujiente y será una comida mucho más saciante.

    La Bioguia
    La Bioguia

    2. Semillas de sésamo

    Si utilizas semillas de sésamo para tus rebozados conseguirás una textura muy crujiente y un sabor tostado muy interesante. Además, así puedes tener un aporte de calcio extra.

    La Bioguia
    La Bioguia

    3. Harina de garbanzos

    Hay harinas de muchos tipos, no sólo de trigo, y cada vez son más fáciles conseguirlas. La primera que nosotros te recomendamos es la harina de garbanzos, que incluso la puedes hacer tú mismo en casa.

    Comohacerpara
    Comohacerpara

    4. Harina de arroz

    La segunda harina que te recomendamos es la de arroz, es una de las más económicas y el sabor es muy parecido al pan rallado, por si no quieres innovar mucho.

    La Bioguia
    La Bioguia

    5. Harina de maíz

    Esta harina, que generalmente se utiliza para hacer tortillitas, sobre todo en Latinoamérica, también nos puede servir para nuestros rebozados. Tiene un alto contenido en fósfoto, zinc y otros minurales y nutrientes.

    Soykey
    Soykey

    Fuente: LaBioguia