Saltar al contenido

Te enseñamos a hacer un horno solar utilizando una caja de pizza

horno solar destacada

Actualmente vivimos una época muy cómoda para el ser humano, la tecnología y los avances científicos han hecho que tengamos todo tipo de facilidades al alcance de nuestra mano. Cualquier tarea diaria tiene ahora menos carga gracias a diferentes máquinas o mecanismos que nos ayudan en el proceso.

Tanto es así que sin las máquinas nos veríamos desprotegidos, sin saber muy bien cómo afrontar según que situaciones. Sin embargo, no sólo está bien conocer algunas alternativas como truco para sobrevivir a una determinada emergencia -y es que, aunque desearíamos no vernos nunca en una situación comprometida, no está de más saber cómo salir de ella por nuestros propios medios-. También merece la pena conocer algunas alternativas sostenibles para algunas de nuestras actividades.

Hoy vamos a ver un proyecto muy sencillo, se trata de hacer un horno utilizando una simple caja de pizza y un poco de papel de aluminio. No hace falta fuego, ni electricidad, la fuerza del sol hará que nuestros platos se calienten sin problema. ¿Comenzamos?

horno-solar-01

Materiales necesarios:

  • Una caja de pizza
  • Papel de aluminio
  • Papel negro
  • Regla
  • Lápiz
  • Cúter o tijeras
  • Cinta adhesiva

Paso 1: Dibuja un cuadrado en la tapa de la caja de la pizza dejando dos centímetros y medio de distancia del borde

horno-solar-02

Paso 2: Con unas tijeras o un cúter, lo que te sea más cómodo, recorta todos los lados del cuadrado excepto el que está contrario a donde usualmente abres la caja. Tiene que quedar una solapa como la que se ve en la imagen

horno-solar-03

Paso 3: Cubre la parte interior de la solapa con papel aluminio, evitando todas las arrugas posibles. Fija el papel con la ayuda de la cinta adhesiva

horno-solar-04

Paso 4: Envuelve también la base y los laterales con papel aluminio fijándolo con cinta adhesiva

horno-solar-05

Paso 5: Corta un trozo de papel negro y pégalo en la base, sobre el papel aluminio. Con papel film tapamos la ventana que nos queda abierta cuando levantamos la solapa, ajustándola con más cinta adhesiva. Para calentar, sólo tienes que poner la comida en la base y orientar el papel de aluminio para que refleje los rayos del sol. ¡A disfrutar!

horno-solar-06

Fuente: LaBioguia