El papel de aluminio es un gran aliado en nuestro hogar. Se usa en prácticamente todo el mundo. Especialmente, en la cocina, ya sea para conservar alimentos, envolverlos para llevar o usar en el horno. Pero, ¿realmente estamos aprovechando todo su potencial? La respuesta es ¡NO!

Para empezar, es importante mencionar algo muy simple en lo que no siempre prestamos demasiada atención. Como sabemos, el papel tiene dos lados diferentes pero sus propiedades son totalmente distintas.

El lado opaco se encarga de absorber las temperaturas exteriores, mientras que su lado brillante, hace justo lo contrario, es decir repele las temperaturas que llegan de fuera.

Es por ello que, podemos darle muchos más usos de los que imaginamos y de esta manera, aprovechar todo lo que nos puede ofrecer este maravilloso invento.

A continuación te presentamos algunos de estos nuevos usos que le puedes dar a partir de ahora mismo y que te harán la vida mucho más cómoda.

Fuente: Thaitrick