No es ningún secreto que la publicidad consigue cautivarnos con unas imágenes espectaculares de productos que, de repente, deseamos con locura. Absolutamente todos los detalles están estudiados; el ángulo de los planos, los colores, la luz, etc. Todo, absolutamente todo, conforma un conjunto que resulta en la mejor venta de un producto.

La publicidad está en nuestro día a día, nos tropezamos con ella constantemente, en los medios de comunicación, en los propios supermercados o incluso en las calles a modo de marquesinas. La publicidad existe en abundancia porque tiene más resultados de lo que podemos llegar a imaginar, y porque todos hemos querido un apetecible helado después de verlo anunciado, sobretodo si además estamos a 40 grados a la sombra.

Sin embargo, ¿sabías que el helado que vemos en la publicidad realmente es puré de patata? Como este, existen otros muchos trucos que se utilizan a diario para vendernos productos idílicos que, a la hora de la verdad, pueden no serlo tanto. Hoy queremos indagar un poco más en el mundo del marketing y compartir vosotros algunos de los secretos mejor guardados hasta el momento. Os aseguro que más de uno os sorprenderá.

1. La leche en realidad es crema solar y pegamento

La leche de los deliciosos desayunos que vemos en la televisión en realidad no es leche natural, sino que resulta de una mezcla de crema solar y pegamento, que le dan a la imagen una consistencia que la leche no tiene.

2. La espuma de las cervezas, un delicioso jabón

Sí, las cañas bien tiradas que vemos en los anuncios en realidad tiene su porción de jabón para que la espuma se vea más solidad.

playgroundmag

playgroundmag

3. Gelatina y colorante para las bebidas más exóticas

La promoción de cocktails nada tienen que ver con la realidad, y es que no se usa alcohol para hacerlas y fotografiarlas sino que la gelatina y el colorante hacen todo el trabajo.

playgroundmag

playgroundmag

4. El vapor de los platos no es más que incienso

Para que un plato sea realmente apetecible no puede faltar el humillo que nos indica que está recién hecho, y eso los publicistas lo saben muy bien. Para ello el humo de incienso o incluso de tabaco, viene muy bien.

playgroundmag

playgroundmag

5. Esponjas para sustituir a la carne de los tacos

En lo que a la comida mexicana se refiere, para vendernos unos deliciosos tacos se emplea esponjas de maquillaje bañadas en salsa marrón, de esta manera se consigue una mayor consistencia con parte de carne real y hace que no se cierren las conchas. Por otra parte, para una presentación perfecta, se pegan las conchas entre sí con pegamento.

6. Hielos acrílicos, no se derriten y son transparentes

Como todos sabéis, en cuanto un hielo se hunde en agua o cualquier otra bebida se vuelve blanco y no transparente. Eso pierde glamour cuando hablamos de un anuncio, así que en ellos se optan por unos hielos acrílicos que además de permanecer en perfecto estado y transparentes, no se derriten, cosa que es de agradecer cuando tenemos muchos focos a nuestro alrededor.

hieloroca

hieloroca

7. Las cervezas fresquitas de los anuncios en realidad están algo calientes

Durante toda una jornada laboral las cervezas, evidentemente, se calientan en seguida. Pero en realidad, eso es bueno, porque a esa temperatura las burbujas aguantan más. Sin embargo, es importante que de apariencia se muestren las burbujas que el propio frío provoca en la botella o vaso, porque todos sabemos que como una cerveza fresquita no hay nada. Pues bien, en realidad esto lo consiguen con un simple spray de agua.

8. Los helados no son helados, ni están fríos

Igual que con los hielos, es imposible que unos helados aguanten el calor de unos focos durante toda una sesión de fotos o grabación. Por lo tanto, se tuvo que buscar alguna otra opción que fuera igual de apetecible y la encontraron, el helado en realidad es puré de patatas con colorante suficiente para dar brillo y textura a la masa.

9. La carne a la parrilla en realidad está cruda

Cuando la carne se cocina siempre se reduce su tamaño, y la piel termina con un aspecto más arrugado y feo. Para evitar esto, en realidad la carne se pone prácticamente cruda, se pinta con sirope que aparente el cocinado y las marcas de la brasa se hacen con un marcador alargado.

sabrinahuang

sabrinahuang

10. Los sándwiches de muchos pisos no se mantienen solos

Para mantener unos sándwiches de muchos pisos en perfecto estado se hace detrás toda una obra de ingeniería. Y es que tanto el pan como los ingredientes van sujetos con palillos, cartón, y cinta aislante.

11. El queso de las hamburguesas siempre está perfecto, ¿verdad?

Las hamburguesas de los anuncios se caracterizan porque tienen el punto de calentamiento perfecto; un poco derretido sin llegar a ser un engorre. Pues bien, no es que hayan expertos cocineros supervisando la grabación, el queso en realidad se calienta con un secador de mano.

12. Las tartas perfectas con la nata perfecta

Cuando vemos algunas tartas en anuncios y nosotros intentamos ponernos manos a la obra, solemos decepcionarnos porque el resultado poco tiene que ver con las expectativas. Pues bien, el truco está en que en los anuncios normalmente se coloca un trozo de cartón entre bizcocho y bizcocho, sujeto con palillos, y sobre él, la nata o crema correspondiente.

Fuente: playgroundmag, recetasmierdaeuristas, canonistas

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Entreblogggs - Jordi Tornés José .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Intergrid SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.