Saltar al contenido

Qué hacer para cambiar la cuerda de la persiana

Qué hacer para cambiar la cuerda de la persiana

Hay algunas persianas que en lugar de cinta llevan una cuerda metálica o cable y se gestionan con una manivela, la cual, con el paso de los años y el uso es normal que se vaya desgastando, dando lugar a un deshilachado que se acentuará si la usamos con mucha frecuencia, roza en algún sitio, soporta un exceso de peso o no está bien nivelada. Sea cual sea la razón, vamos a conocer los pasos que debemos llevar a cabo para cambiar la cuerda de la persiana y conseguir devolverle su función.

Proceso de desmontaje para cambiar la cuerda de la persiana

Si tenéis instaladas persianas con cuerda, es decir, de las que se suben y bajan generalmente a través de una manivela, en su interior en lugar de llevar una cinta llevan una cuerda metálica o cable de persiana, la cual está conformada por diferentes alambres que van trenzados entre sí.

Esto es importante conocerlo para poder llevar a cabo el proceso de la forma conveniente, y lo que haremos será empezar explicando cómo podemos desmontar todo para cambiar la cuerda metálica de la persiana.

Desmontar la persiana

Qué hacer para cambiar la cuerda de la persiana

Lo primero que tenemos que hacer es proceder a desmontar la persiana, y para ello vamos a ir siguiendo los pasos que detallamos a continuación:

  • Bajamos la persiana hasta el tope, evitando dar más vueltas a la manivela cuando ya no baje más.
  • Nos subimos a una escalera o a un pequeño andamio y quitamos la tapa del cajón de la persiana que se encuentra en la parte superior de la ventana. Recuerda que generalmente irá con tornillos o a presión.
  • Ahora tenemos que separar la persiana del eje, para lo cual observaremos que están unidos mediante unos flejes que pueden ser metálicos, de plástico o incluso un trozo de cinta. Lo único que tenemos que hacer es desatornillar y ya los habremos separado.
  • Procedemos a desmontar el recogedor de la persiana, lo cual implica generalmente quitar un par de tornillos que hay en el embellecedor, y a continuación sacaremos todo el cajón que estará conformado por una pieza metálica donde observaremos que va enrollada la cuerda metálica de la persiana.
  • Tenemos que proceder a sacar toda la cuerda, tanto la que está enrollada en el disco del eje del tambor, como la que está enrollada en el disco del recogedor de la persiana que acabamos de desmontar.

Con esto ya lo tendremos todo desmontado, por lo que podemos proceder a comprobar que todas las piezas funcionen adecuadamente.

Comprobaciones y cambios de piezas gastadas o rotas

Para realizar estas comprobaciones, deberemos tener en cuenta:

  • Asegúrate de que el tambor está perfectamente nivelado, para lo cual puedes utilizar un nivel de burbuja. Si no es así, debes arreglarlo, ya que esto supone un movimiento irregular que forzará a la cuerda al roce con otras piezas, lo que supondrá un desgaste acelerado.
  • Echa un vistazo a los soportes del eje, para lo cual tendrás que extraerlo y observar el punto donde se une al plato en su parte central. Si están muy desgastados, deberemos comprar rodamientos para el eje nuevos, evitando así un mayor desgaste o un giro anómalo que aumente el desgaste de la cuerda.
  • Si el problema de la cuerda es que hemos girado de más la manivela en varias ocasiones (hacia un lado o hacia el otro), entonces es posible que la misma esté liada e incluso anudada, en cuyo caso puede que no consigamos sacarla del recogedor de la persiana, por lo que no quedará otra alternativa que comprar uno nuevo.
  • Recuerda que es un buen momento para aprovechar y cambiar las lamas que se hayan deteriorado o roto. Éste proceso es muy sencillo, ya que tan sólo tenemos que sacar la persiana hasta llegar a la lama, la cual podremos extraer desplazándola hacia uno de los laterales, y sustituyéndola por una nueva que encajaremos del mismo modo.
  • Observa el estado de los flejes de unión de la persiana al tambor, ya que con el paso del tiempo es normal que se vayan desgastando o deformando, sobre todo si el eje no gira con perfecta horizontalidad, por lo que puede ser un buen momento para sustituirlos por unos nuevos.

Cambiar la cuerda de la persiana o cable

Qué hacer para cambiar la cuerda de la persiana

Ha llegado el momento de cambiar la cuerda de la persiana, y ya que lo tenemos todo preparado, lo único que tenemos que hacer es lo siguiente:

  • Atar la nueva cuerda en el disco que va unido al eje en el tambor de la persiana, y enrollamos hasta que haya aproximadamente la misma cantidad de cuerda que cuando desmontamos.
  • Pasamos la cuerda por el tubo interior que generalmente estará embutido en la pared hasta que salga por el interior del cajetín del recogedor de la persiana.
  • Procedemos a atar ahora el otro extremo al recogedor, enrollando lo necesario.

Montar la persiana de nuevo

Qué hacer para cambiar la cuerda de la persiana

Ya hemos colocado la cuerda, pero todavía lo tenemos todo desmontado, por lo que debemos proceder ahora en sentido inverso, de manera que todo vuelva a quedar como antes:

  • Atamos los flejes que irán unidos a la última lama de la persiana al tambor.
  • Atornillamos el recogedor de cuerda metálica de la persiana poniendo de nuevo los dos tornillos del embellecedor.
  • Giramos la manivela para observar que la persiana suba y baje con normalidad, y que no haya ninguna lama que roce más de la cuenta en las guías laterales.
  • Una vez que hayamos comprobado que todo funciona correctamente, será el momento de volver a colocar la cubierta del tambor superior, para lo cual volveremos a atornillar o a encajar a presión, y ya habremos terminado el proceso.

Una vez que ya hemos aprendido a cambiar la cuerda de la persiana, a partir de ahora nos resultará mucho más fácil poder solucionar cualquiera de los problemas que se presentan a la hora de subir o bajar la persiana cuando la cuerda está en mal estado, y recordad que, al tratarse de una persiana con manivela o mecanismo de torno, no debemos seguir girándola cuando la persiana haya finalizado su recorrido, ya que de lo contrario es muy habitual que la cuerda se acabe liando en el interior, dando lugar a un deterioro acelerado o incluso a nudos imposibles de deshacer que requerirán cambiar el recogedor de la persiana completo.

Originally posted 2020-09-17 10:56:20.