Saltar al contenido
Casas Increíbles

Cómo montar una oficina en casa

27/03/2019

En estos tiempos en los que el teletrabajo, por fin, comienza a practicarse en una suerte de conciliación y ahorro de tiempo, es importante que en casa se cuente con un espacio para trabajar y poder llevar a cabo las tareas cómodamente, con sillas de escritorio ergonómicas (y no para salir del paso) y una pantalla lo suficientemente grande para no quedarse ciegos, por ejemplo.

El flexiworking está a la orden del día y lo más probable es que, en un futuro no muy lejano, las oficinas se conviertan solo en espacios de reuniones y representación y las personas trabajen desde sus casas.

Además, por otro lado, esta tendencia también hace bien a la sociedad en su conjunto, quitando vehículos (y sus correspondientes emisiones de CO2) de la calzada y evitando grandes congestiones y embotellamientos, con su consecuente pérdida de tiempo.

Este concepto, igualmente, ya está muy interiorizado por parte de las startup y de los autónomos y emprendedores que han sido casi los pioneros en saber buscar un buen espacio de trabajo en su propia casa, sustituyendo a los famosos garajes de antaño.

como-montar-oficina-casa-ordenador-mesa

Pasos recomendables para montar tu oficina en casa

A continuación, daremos algunas pinceladas que hay que tener en cuenta para poder tener la oficina en casa y, sobre todo, ser productivos:

  1. Busca un espacio y quédate con él. Esto significa que si vas a trabajar en casa, no puedes estar de cualquier forma, ni cambiando de sitio cada día. Por ejemplo, mesa de comedor o sofá con el portátil en el regazo no es lo más aconsejado. Si no tienes un cuarto para transformarlo en despacho, busca un rincón del salón.
  2. Fomenta la entrada de la luz natural. La luz solar es la más indicada para trabajar. Así que este hecho lo tienes que tener en cuenta a la hora de disponer los muebles en el espacio que hayas elegido. Igualmente, tienes que tener en cuenta que se pueden producir reflejos en la pantalla, con lo que tienes que hacerte con un buen sistema de protección solar de interior.
  3. Cuenta con mobiliario adecuado. No sabes cuántas horas vas a pasar sentado trabajando y, quizá, sean más que cuando estás en la oficina, así que tanto la silla como la mesa son factores importantes para que tu espalda no acabe mal.
  4. Hazte con una pantalla. El portátil está bien, pero casi es mejor contar con una pantalla amplia que maximice la calidad y la visión. Asegúrate de que está bien situada para que el cuello no se resienta.
  5. Que tu rincón sea inspirador para tus horas de trabajo. Ten la mesa ordenada y con solo lo que necesites para trabajar. Eso no quita, por otro lado, que te dejes alguna lámina o fotografía que delimite tu espacio, le dé personalidad y, a la vez, te ayude a inspirarte.
  6. Separa tu espacio, si no puede ser físicamente, al menos, mentalmente. El problema con el que se encuentran muchas personas que trabajan en casa es que no consiguen desconectar. Si tienes un despacho, cierra la puerta al finalizar tu jornada y no la abras hasta el día siguiente. Si no es el caso y está integrado en el salón, siéntate en el sofá y obvia tu rincón lo más que puedas. Y, si puedes, sal dar un paseo.

Si quieres disponer de más ideas para tu oficina, os dejamos nuestro nuevo articulo, diseño de oficinas para el 2019.