Saltar al contenido
Casas Increíbles

Cómo lograr que el orden no sea un problema en casa

09/11/2019
living room 2583032 1280

El orden es uno de los factores que altera la composición de un ambiente de nuestra casa. Podemos  tener todos los muebles y accesorios que nosotros queremos y nos gustan, pero si no contamos con espacio de guardado para nuestras cosas de uso diario, vamos a comenzar a ubicarlos en lugares que no nos agradarán. Así, parecerá que el espacio está desordenado, por más que intentemos ir cambiando los muebles de lugar. Por eso, te mostramos algunos consejos para que el orden no sea un problema en nuestra casa

En la mayoría de los casos, estos espacios suelen ser donde más tiempo pasamos en el día. Uno de ellos es la sala de estar, ya sea porque miramos una pelícla, serie, o simplemente pasemos tiempo en familia o con amigos.

Por este y otros motivos más, hay que hacer foco en las siguientes técnicas para que el orden no sea un problema. Hay que ordenar de una forma más fácil y que no sea una molestia llevar  a cabo esa tarea diariamente.

Los muebles, aliados para que el orden no sea un problema

Uno de los primeros puntos para a tener en cuenta, es la ganancia de espacios a través de los muebles. Uno de ellos es el sofá. Existen diferentes líneas que poseen lugar de guardado debajo de los almohadones, brindándonos un espacio para nuestra ropa de abrigo o para alguna manta que tengamos para usar cuando nos acostamos en el sofá.

Por lo general, suelen ocupar gran parte del espacio de nuestras salas. Pero con estas modificaciones, pueden ser muy útiles y generarnos lugares de guardado para elementos que no soy de uso diario.

Otros de los muebles a tener en cuenta son las estanterías. Cuando incorporamos una estantería a un ambiente de nuestra casa, hay un punto importante a considerar: la parte de nuestro mueble deberá tener puertas ciegas para poder guardar más cosas en su interior. Así, tampoco afectará las visuales de cuando nos encontramos en el ambiente. El resto de los estantes, al ser libres, deberán tener un orden y una conformación en el espacio. Pero siempre reservando los estantes inferiores para los elementos que no se puedan colocar en los superiores.

Es importante que si no se cuenta con un gran espacio para la incorporación de elementos, los estantes que son abiertos sean los más ligeros posibles para darle permeabilidad al ambiente y que de la ilusión de que ese lugar es realmente más grande.

El televisor, factor clave para ordenar los espacios

Cuando pensamos en otro de los elementos que conforman nuestro espacio, automáticamente se nos aparece en el televisor. Estos aparatos pueden variar en su tamaño, función o el lugar que se elige para colocarlos. Cuando se coloca un televisor en el salón de estar, muchas veces suele estar en un lugar de paso. Entonces se opta porque se encuentre colgado. Pero esta opción, cuando necesitamos lugar de guardado, no es la mejor.

En el caso anterior, lo mejor será elegir racks de alrededor de 40 centímetros de profundidad que no afectarán el espacio destinado para el televisor. Y los racks, al mismo tiempo, nos brindarán un lugar de guardado nuevo.

living
livingtv

Ahora bien, hay que tener en cuenta algunos puntos al momento de elegir un mueble de este estilo. Lo primero que tenemos que saber es que la gran mayoría de ellos son de alrededor de 60 centímetros de alto pero su ancho es muy variable. Una clave: siempre será más ancho que alto.

Una vez contemplados estos datos, hay que analizar el espacio, el resto de los muebles que se encuentran en el ambiente y el espacio que hay para colocarlo. Si la habitación tiene muebles en madera y un espacio amplio para colocarlo, existen unos racks de estilos nórdicos con cajoneras y puertas. Ahora bien si no se posee tanto espacio y el estilo es industrial o también nórdico, es preferible optar por un mueble con estructura de hierro y que el cerramiento sea con un enrejado de hierro, para que se pueda ver que es un lugar de guardado sin que se llegue a percibir bien lo que hay en su interior.

Si el espacio lo permitiera, también se puede incorporar una mesa secundaria que pueda ser trasladable. Especialmente, si se suelen llevar cosas de un lugar hacia otro, como por ejemplo de la cocina al estar.

Opciones para los más atrevidos

Dejando de lado a los grandes muebles que conforman el espacio de la casa, se pueden incorporar otros elementos de mucho menor tamaño para ayudar con el orden del hogar. Uno de ellos son las cestas de junco marino. Además de tener una forma muy particular y servir de adorno, dependiendo su tamaño se pueden guardar diferentes elementos. Lo ideal es dejarlo a simple vista para que cumpla la doble función de almacenaje y decoración.

Otra incorporación es la de los cubos. Si bien por lo general suelen estar acompañados de una estantería o armario, también se pueden utilizar de forma exenta y agrupar un par de ellos y que igual sigan cumpliendo su función de guardado. Los cubos se pueden conseguir de diferentes tamaños, ayudándonos a poder guardar una variada y gran cantidad de cosas en ellos sin que se vean y afecten al orden. También se pueden incorporar bolsos de guardado pequeños, para incorporarlos en las estanterías. Existen con diferentes motivos, pudiendo así combinarlo con varias cosas y se incorpora un lugar de guardado nuevo.

Si bien estos consejos para que el orden no sea un problema en nuestra casa están orientados principalmente al sector de estar, también pueden ser incorporados en lugares como la cocina, los dormitorios, o incluso el baño.


Juan Ruggieri

Periodista formado y especializado en el ámbito deportivo, cuya pasión por la comunicación lo hizo expandirse también a los campos de "la salud, la ciencia, la historia y la naturaleza".
RSS
Facebook
Facebook
Instagram