Saltar al contenido
Casas Increíbles

Cómo diseñar una oficina pequeña

09/02/2020
oficina

Uno de los lugares en donde más tiempo pasamos, además de nuestra casa, es nuestra oficina de trabajo. Muchas veces nuestros espacios que están destinados para ser una oficina no fueron previamente pensados con esta finalidad. Por este motivo hay que darle un giro para que los espacios sean más confortables. En la actualidad, con las diferentes ofertas laborales, muchos de nuestros trabajos los realizamos desde nuestra casa. Pero esto no tiene que ser un impedimento para que tengamos nuestro espacio exclusivo destinado para el trabajo en nuestra casa. Por eso, te brindaremos algunos consejos para diseñar una oficina pequeña.

Este lugar, además de servirnos para trabajar, nos ayudará a concentrarnos y a mantener el orden en el resto de los ambientes de la casa. Uno de los principales errores que cometemos cuando trabajamos desde nuestra casa es convertir toda la casa en nuestra oficina y no destinar un lugar específico. Esto puede ser por múltiples razones. Una de las mayores excusas es por el tamaño. Pero no es necesario tener una habitación destinada exclusivamente al trabajo, sino que puede ser un sector específico.

Como los espacios de oficina son cada vez más pequeños, tanto en una oficina externa como en nuestra casa, hay que buscar soluciones para aprovechar los lugares al máximo. Para utilizar al máximo los metros cuadrados de los que disponemos existen diferentes tips a seguir.

Principalmente, para tener todos los elementos que necesitamos a nuestro alcance. Además, para crear un ambiente que parezca más grande de lo que es en realidad. Así serán más confortables las horas que pasaremos trabajando en este lugar.

La luz, fundamental en una oficina pequeña

Lo primero a tener en cuenta es el lugar en donde se va a desarrollar este espacio de oficina. Si todavía no se ha elegido, uno de los puntos a tener en cuenta es el ingreso de luz natural. La iluminación de la habitación es muy importante para que el lugar de trabajo sea más acogedor.

Es fundamental para que pasar lo mejor posible la cantidad de horas que necesitamos estar en nuestra oficina pequeña. Para que el ingreso de la luz natural sea total e ilumine la mayor parte del cuarto es esencial no colocar cortinas pesadas. Siempre, que sean de colores claros y que dejen pasar los rayos solares. Es mejor que no sean cortinas que imposibiliten por completo el ingreso de la luz. Además, no debemos colocar ningún objeto por delante que obstruya la luz en algún lugar de la oficina. Que la luz que ingresa por la ventana ilumine la mayor cantidad del espacio para tener un mejor lugar de trabajo.

Los colores de nuestra oficina (no tan) pequeña

Una vez que tenemos resuelto el ingreso de luz natural pasaremos a la elección de los colores, tanto para las paredes como para los muebles. Uno de los primeros consejos con respecto al color es la elección. Para que la incorporación de los muebles no achique nuestro espacio, una buena decisión es que los muebles y las paredes sean del mismo color. Una de las variables más comunes es el color blanco. Y lo más importantes es que sean colores claros, para que además ayuden a la iluminación. Si se quiere algún color para darle un toque al cuarto, puede ser con la incorporación de alguna planta. O que las sillas sean de otro color.

oficina
oficina2

Muebles

El escritorio y los diferentes muebles tipo armario o estanterías son otros de los puntos a tener en cuenta. No solo por su diseño y color, sino también por el lugar en donde los ubicaremos. Si no queremos que todos nuestros muebles sean de color blanco, se pueden optar por otros tonos. Pero siempre dentro de la misma gana y lo más monocromático posible, para seguir agrandando el espacio.

El escritorio donde pasaremos la mayor cantidad de tiempo puede estar ubicado debajo de la ventana si la vista lo permiten. Sino, una buena ubicación es el centro del cuarto. El escritorio es una buena opción para incorporar un lugar de guardado cercano, ya que la mayoría vienen con cajonera incorporada. Si se elige por una tabla en lugar de escritorio, pero que cumpla esta función, se debe colocar contra alguna de las paredes del cuarto. La tabla es una buena opción cuando no poseemos un cuarto completo para transformarlo en oficina pequeña pero igualmente queremos transformar un rincón de nuestra casa en nuestro lugar de trabajo.

Bibliotecas

Las bibliotecas que incorporemos deben estar colocadas sobre los laterales de la oficina, por el ingreso de la luz. Pero al mismo tiempo deben encontrarse cerca de nuestro escritorio, para tener nuestro material de trabajo cerca.

Lo importante de las bibliotecas es que sean de colores claros y de estructura maciza. Cuando se le agreguen los diferentes elementos se le incorporarán colores. Y si además la biblioteca es de algún color oscuro, quedará un lugar muy pesado para nuestra vista. Justamente en un lugar donde la vista tiene que ser lo más descansada posible, para relajarla. Por eso, mejor tonos claros.

Como lugar de guardado se le pueden agregar estanterías de diferentes tamaños colgadas en una de las paredes. Ahora bien, si necesitamos guardar muchos papeles, lo ideal es la utilización de un armario. Ya que es muy difícil la organización de los papeles y uno de los últimos puntos a tener en cuenta es el orden. Para que el lugar que nosotros destinemos para nuestra oficina sea a la vista más grande que lo que en realidad es, debemos tener los elementos en orden. Porque no basta con todos los puntos anteriores. El orden es uno de los más importantes.


Juan Ruggieri

Periodista formado y especializado en el ámbito deportivo, cuya pasión por la comunicación lo hizo expandirse también a los campos de "la salud, la ciencia, la historia y la naturaleza".
RSS
Instagram