Saltar al contenido

A falta de un yate se construyeron un pontón con palets y se convirtió en la atracción del verano

ponton palets

El excesivo calor del verano hace que, muchas veces, nos encerremos en casa con el aire acondicionado. Y puede que en esos momentos acabemos pensando en la pena que nos da no tener un yate y poder meternos en el mar para refrescarnos con la brisa. Sin embargo, lo pensamos desde el sillón de casa mientras creamos la corriente de aire perfecta entre los ventiladores y el aire acondicionado.

Que no todos podamos permitirnos tener ciertos lujos no significa que tengamos que prescindir de algunas cosas. Nosotros desde Casas Increíbles siempre apostamos por la imaginación e iniciativa, y nos alegra encontrarnos día a día con casos tan curiosos como el de hoy.

Se trata de un grupo de jóvenes que quería disfrutar del lago local, pero como no tenían un barco ni medios para comprar uno… Decidieron hacérselo ellos mismos.

Nosotros nos hemos quedado impresionados y ahora mismo queremos construirnos uno de estos también, ¿adivináis cuál es el elemento principal? Los siempre recurrentes palets.

Queriendo disfrutar del verano pero de un modo económico y sencillo, un grupo de jóvenes amigos se puso manos a la obra.

Indice del artículo

imgur
imgur

Lo primero que hicieron fue reunir varios palets entre todos.

imgur
imgur

Dispusieron todos los palets en forma rectangular utilizando partes de los palets como travesaños y puntos de apoyo.

imgur
imgur

Otras piezas de los palets se utilizaron como cubierta superior.

imgur
imgur

Probaron a atar un barril azul a un palet dentro de una piscina y comprobaron que soportaba el peso de una persona.

imgur
imgur

Por lo que ataron varios barriles a la parte inferior de los palets ya montados.

imgur
imgur

Quedó una superficie grande que aparentemente podría flotar en el agua.

imgur
imgur

Y lo más importante, soportaba el peso suficiente.

imgur
imgur

Volvieron a desmontar en bloques la superficie, para trasladarla más fácilmente.

imgur
imgur

Y en la orilla del lago volvieron a montarlo.

imgur
imgur

Un poco de trabajo en equipo, pero estaba dando los frutos esperados.

imgur
imgur

Un cenador para escapar de las altas temperaturas, como si del mejor yate se tratara.

imgur
imgur

Con botella de champán incluida en la inauguración.

imgur
imgur

Con un poco de esfuerzo consiguieron remar para adentrarse en el lago.

imgur
imgur

Con la ayuda de algún que otro vecino que les ayudó a coger impulso.

imgur
imgur

Habían conseguido el pontón que habían deseado.

imgur
imgur

Por si faltaba espacio, decidieron colgar unas hamacas de algunos árboles semisumergidos.

imgur
imgur

Ya tenían todo lo necesario para disfrutar de un día veraniego.

imgur
imgur

A la hora de regresar, sacaron la superficie a tierra.

imgur
imgur

Volvieron a desmontarlo por bloques.

imgur
imgur

Y lo almacenan ordenadamente en un garaje hasta la próxima travesía.

imgur
imgur

¡Unos genios!

Fuente: littlethings