Saltar al contenido

7 maneras de que tu casa siempre huela genial

trucos casa huela bien destacada
Puede que seamos personas más o menos ordenadas, que mantengamos una estricta organización en casa o no, pero lo cierto es que siempre, seamos como seamos, nos gusta que al menos la casa huela bien. Y es que el olor influye mucho a la hora de sentirnos cómodos en un lugar, incluso cuando se trata de nuestra propia casa.

Queramos o no, el olor de nuestra casa se puede ver afectada por muchas cosas como por ejemplo el tabaco, los animales, la humedad o el vapor que se produce al cocinar algunos alimentos. Neutralizar todos esos olores parece complicado, pero realmente podemos conseguirlo si aplicamos algunos trucos sencillos.

Por nuestra parte, te damos 7 trucos caseros que puedes hacer muy fácilmente para conseguir que tu casa tenga el aroma deseado:

√ćndice

    1. Neutralizadores de olor

    Hay algunos elementos que utilizamos a diario que tienen la capacidad de absorber olores, como por ejemplo el bicarbonato de sodio o el carbón vegetal.

    Puedes poner, por ejemplo, un poco de bicarbonato dentro de algunos tarros junto con algunas gotas de limón por toda la casa. Eso sí, con cuidado para que ni los niños ni las mascotas lo alcancen.

    Si por el contrario prefieres optar por el carbón vegetal, sólo tienes que colocarlo también en algunos rincones estratégicos de la casa y renovarlo con cierta frecuencia.

    Shutterstock
    Shutterstock

    2. El poder del suavizante de la ropa

    Si queremos quitar un olor puntual, como por ejemplo el olor a comida después de cocinarla, el suavizante de la ropa puede ser nuestro mejor aliado. Prueba a poner al fuego una olla con agua y verter un poco de suavizante para la ropa, esta fragancia acabará impregnando toda tu casa y el olor a comida desaparecerá rápidamente.

    Shutterstock
    Shutterstock

    3. Vinagre blanco

    El vinagre blanco no sólo nos viene genial para la limpieza de casa, también combate los malos olores, incluso el del tabaco. En cualquier recipiente, vierte la misma cantidad de agua que de vinagre blanco, agrega hierbas aromáticas y/o algunas cáscaras de cítricos y déjalo en el lugar deseado para que absorba los malos olores.

    Shutterstock
    Shutterstock

    4. Ambientadores caseros

    Hacer un ambientador casero es muy sencillo, sólo tienes que mezclar en agua algunas gotas de aceite esencial, como por ejemplo de lavanda, limón o cualquier otra fragancia que nos guste. Te recomendamos que hagas la mezcla en un pulverizador, de manera que después te sea sencillo expandirlo por cualquier rincón de la casa.

    Si lo prefieres, también puedes poner la mezcla en un tarro y ponerlo cerca de las ventanas, para que la propia corriente de aire arrastre el aroma por toda tu casa.

    Shutterstock
    Shutterstock

    5. Limón

    El limón es un limpiador natural que nos encanta porque nos ayuda en prácticamente todo, y en cuanto a los olores no iba a ser menos. Una manera sencilla de refrescar tu casa puede ser limpiar el piso con agua caliente y unas gotas de limón.

    Shutterstock
    Shutterstock

    6. Plantas de interior

    No es ningún secreto que el aroma de las plantas naturales crea un ambiente mucho más acogedor. Hay muchas plantas de interior que nos dan un aroma extra, como por ejemplo los geranios, las gardenias, las orquídeas o algunos ramilletes de jazmín.

    Shutterstock
    Shutterstock

    7. Ventilación

    Parece la más obvia, y lo es, pero también la más importante. Es fundamental que ventilemos nuestra casa un rato cada día, al menos 10 minutos para que el aire se renueve. Da igual que sea invierno, ventila unos minutos y evita que el aire se cargue.

    Shutterstock
    Shutterstock

    Fuente: genial.guru