Saltar al contenido

17 errores que sueles cometer y que reducen la vida de tus aparatos electrónicos

errores con dispositivos destacada

Hoy en día estamos rodeados de tecnología y aparatos electrónicos. Prácticamente no entendemos nuestra vida ni nuestro trabajo sin la ayuda de la ellos, siendo el teléfono móvil y el ordenador los instrumentos más generalizados en todo el mundo, ¿o es que acaso no tienes alguno de esos aparatos?

La tecnología ha llegado arramplando con la vida tal y como la conocíamos y se ha incorporado en nuestro día a día sin prácticamente darnos cuenta. Invertimos nuestro dinero en comprar aquellos modelos que se adapten a nuestras necesidades y nos preocupamos por su calidad y también por su durabilidad. Y es que a nadie, siendo sinceros, le gusta que este tipo de aparatos se estropeen pronto.

Cuando un teléfono o un ordenador se nos estropea solemos pensar que se debe a la mala calidad de fábrica. Sin embargo, ¿alguna vez te has detenido a pensar que parte de culpa tienes tú? ¿Estás seguro de que le das el uso correcto a tus aparatos electrónicos?

A continuación vamos a descubrir una serie de cosas que solemos hacer mal con nuestro móvil y ordenador portátil y que puede afectar a la vida útil de los mismos.

LA CARGA

1. Solemos esperar a que el dispositivo esté agotado del todo para entonces ponerlo a cargar. Sin embargo, las baterías de iones de litio o de polímero de litio no tienen el conocido ‘efecto de memoria’, es decir, no hay que esperar a que se agoten por completo. De hecho, los fabricantes calculan que la vida de un teléfono móvil puede estar entre los 400 o 600 ciclos de descarga completa, así que cuanto menos lo dejemos descargarse, mejor. En su lugar podemos cargar la batería siempre que se encuentre por debajo del 20%.

READ  Por este motivo siempre querrás poner un archivador dentro del congelador

2. Si sueles dejar tu dispositivo cargando durante toda la noche, no te preocupes, no le afectará. Hoy en día los dispositivos vienen con un controlador que corta la corriente eléctrica de modo que no hay peligro de sobrecarga. Sin embargo, no por ello debes tenerlo siempre al 100% de batería, eso sí podría dañarlo.

3. No te arriesgues con cargadores extraños. Muchas veces los cargadores que no son de la misma casa no tienen todos estos controladores de los que hablamos, porque todos los puntos anteriores dejan de ser válidos.

4. Quita la funda del teléfono si vas a cargar el teléfono, esto evitará que se sobrecaliente.

5. Es recomendable que dejemos la batería de tu teléfono o portátil al 0% una vez cada tres meses para después cargarlo al 100% de manera inmediata.

Shutterstock
Shutterstock

LA TEMPERATURA

1. El portátil está genial porque lo podemos utilizar sin cables en cualquier lado, pero debes saber que encima de la cama o de las rodillas no es la mejor opción, ya que así cubrimos los orificios de ventilación. Hay algunos soportes especiales que sí nos permiten utilizarlo de este modo.

2. Evita que a tus dispositivos electrónicos les de rayos de luz directa y tampoco los dejes cerca de fuentes de calor como radiadores o chimeneas.

3. Cuando hace mucho frío, procura llevar tu teléfono móvil en un lugar interior y en caso de llevarlo por ejemplo en un bolsillo, hazlo con una funda. Las temperaturas muy bajas también pueden afectar a la batería.

Shutterstock
Shutterstock

LA PANTALLA

1. Evita que los rayos de sol incidan sobre la pantalla de tu ordenador durante mucho tiempo, eso puede variar los colores de la pantalla.

READ  Hacer una carpeta organizadora, gustará hasta a los más pequeños

2. Ten en cuenta que la pantalla del portátil es su parte más sensible y delicada. Evita los golpes, cerrarla de manera brusca y también tocarla con los dedos.

3. A la hora de limpiar la pantalla, nunca lo hagas con productos químicos corrosivos. Una simple toallita debería ser suficiente.

4. Antes de cerrar la tapa del portátil asegúrate de no haber dejado nada en el teclado, ni siquiera una migaja, ya que podría dañar la pantalla.

Shutterstock
Shutterstock

TENSIÓN ELÉCTRICA

1. Si hay una tormenta eléctrica en tu ciudad lo mejor que puedes hacer es desconectar todos los aparatos electrónicos y desenchufarlos de la corriente. Una subida de tensión eléctrica podría acabar con ellos.

2. Si vives en un sitio en el que suele haber muchas corrientes de estas, quizás te compensa comprarte un sistema de alimentación ininterrumpida, que protege tus aparatos en caso de que la luz se vaya.

Shutterstock
Shutterstock

LIMPIEZA

1. Nuestros dispositivos electrónicos siempre están expuestos a mucho polvo, por ello es importante que dediquemos algunos minutos a limpiarlos cuidadosamente. Hazlo con el dispositivo apagado.

2. Si sueles llevar el teléfono móvil en el bolso, es mejor que lo hagas con funda o que tengas un compartimento exclusivo para él. Evitarás que se ensucie tanto y también que se pueda rallar con cualquier otro objeto.

3. Si no crees que puedas desarmar el teléfono o el portátil tú sólo, no te arriesgues, mejor vete a centro especializado.

Shutterstock
Shutterstock

Foto de portada: shutterstock
Fuente: genial.guru