Mantener una dieta sana y equilibrada es importante de cara a cuidarnos por dentro y por fuera. Comer frutas y verduras es fundamental en cualquier época del año y actualmente tenemos la suerte de poder elegir entre una gran variedad.

A diferencia de antaño, hoy en día no tenemos que esperar a que sea la fruta de temporada para comerla, ya que la producción se ha llevado a tal nivel que disponemos de cualquier fruta durante todo el año. Eso nos permite, entre otras cosas, poder elegir entre una gran variedad y no aburrirnos nunca de ella.

La manzana es una de las frutas más recurrentes que encontramos en el supermercado, hay muchas clases y las podemos utilizar para hacer prácticamente cualquier tipo de plato. Nosotros, además, queremos acercarte los múltiples beneficios que tiene esta fruta gracias a los altos contenidos de vitaminas B, C y E que tienen.

1. Diabetes

Las manzanas tienen un alto contenido en pectina, una fibra que ayuda a controlar la glucosa en sangre. Las manzanas, por tanto, nos ayudan a controlar este desorden, dos manzanas medianas al día contienen la pectina necesaria.

2. Colesterol

Hace poco se llevó a cabo un estudio por los investigadores de la Universidad de Florida en el que descubrieron que la pectina también ayuda a formar una fibra que evita la absorción de ciertas grasas dañinas, por tanto permite reducir el colesterol malo.

3. AVC

AVC son las siglas de ‘Accidente vascular cerebral’ y se cree que las frutas que tienen pulpa blanca, como la manzana o la pera, reducen el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. La Universidad de Wageningen, en los Países Bajos, ha desarrollado un estudio durante 10 años que ha determinado que las personas que comían más fruta y verdura de pulpa blanca reducía en un 52% las probabilidades de tener un accidente de este tipo. Aunque esto se demostrará con más tiempo y más estudios, la conclusión de este primero fue que el consumo de, por ejemplo, una manzana al día, reduce el riesgo en un 40%.

4. Problemas respiratorios

Las manzanas no ayudan a mantener sana nuestra garganta y cuerdas vocales gracias a su propiedad astringente, sino que además mejora la capacidad respiratoria de las personas, ya que también protege a los pulmones.

5. Enfermedades estomacales

Es buena para la acidez, la gastritis o las úlceras, ayudando a nuestro sistema digestivo.

6. Caries dentales

Las propiedades de la manzana ayudan a eliminar hasta el 80% de los gérmenes que tenemos en la boca. Los propios dentistas recomiendan comer manzana sobre todo a las personas que suelen ingerir mucha azúcar.

7. Cerebral

Tiene algo contenido en vitamina B, C y ácido fosfórico, lo que supone una gran fuente de nutrientes que ayudan a evitar las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

8. Cáncer y envejecimiento

La manzana tiene un alto porcentaje de taninos y flavonoides, estos actúan como antioxidantes, astringentes y antiinflamatorios, lo que nos ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. A su vez, estas vitaminas ayudan a la prevención del cáncer de colon, de próstata y de mama.

9. Saciedad

La piel de la manzana tiene fibras insolubles que permanecen más tiempo en el estómago, lo que nos provoca una sensación de saciedad. Perfecto para quien quiera comenzar una dieta.

10. Múltiples vitaminas

Son muchas las propiedades que tienen las manzanas, en concreto las vitaminas B1, B2, B3 nos ayudan a prevenir los problemas de piel o la pérdida de pelo.

Aunque esta fruta nos puede ayudar a mantener una buena salud, no olvides consultar a tu médico ante cualquier irregularidad.

Fuente: ecoinventos