Cuando decoramos nuestra casa buscamos conseguir un espacio acogedor donde nos sintamos a gusto y cómodos. Para ello, el orden y la organización son factores fundamentales, ya que los lugares caóticos tienden a ponernos más nerviosos.

No penséis que tener una casa ordenada consiste sólo en mantener cada cosa en su lugar, para ello la decoración y distribución de los muebles puede ayudar mucho. Como hemos dicho, mantener el equilibrio con todos los elementos es fundamental, y tú sólo necesitas conocer algunos trucos para lograrlo.

Aquí tienes 7 consejos para conseguir una casa limpia y ordenada visualmente. Sea cual sea tu estilo de decoración, podrás aplicar estos trucos en tu propia casa y conseguir óptimos resultados. ¡Comenzamos!

1. El poder de lo simétrico

La simetría es la ley absoluta del orden. Si os dais cuenta, las personas ordenadas suelen colocar todo de forma paralela, por gamas de colores o por tamaños. No se trata de ser obsesivos del orden, pero sí de tener en cuenta estos factores a la hora de colocar cuadros, lámparas, espejos, o cualquier otro elemento decorativo. Ten cuidado para que las líneas y los ángulos coincidan, así, con simpleza, todo permanecerá equilibrado.

2. Las estanterías son la clave

Las estanterías nos permiten almacenar cuantas cosas queramos a la vez que mantenemos el orden. Podemos, además, utilizar cestas o cajas para aquellas cosas más pequeñas que pueden desordenarse con mayor facilidad.

Hay estanterías para todos los gustos y necesidades, de cualquier tamaño, forma y color. Instalarla en cualquier habitación es muy fácil, genera orden y organización.

3. Decídete por un estilo

No hay ninguna ley que nos obligue a decorar nuestra casa de una manera u otra, y podemos sentirnos libres de hacer en ella lo que queramos. Sin embargo, si buscamos ese efecto del que hablamos, limitarnos a un sólo estilo nos ayudará enormemente. Mezclar diferentes tendencias decorativas puede ser divertido e incluso tentador, sin embargo puede resultar más caótico. Es importante que todo vaya en concordancia para mantener el orden en el espacio.

4. Deshazte de lo viejo

Tendemos a acumular muchas cosas innecesarias y eso siempre es motivo de desorden. Hacer una limpieza a fondo, al menos una vez al año, de aquellas cosas que llevamos tiempo sin utilizar o que sabemos que ya no necesitamos, es fundamental para mantener la casa limpia y ordenada. Cuantas menos cosas tengamos que almacenar, más fácil nos resultará. Dona, recicla o tira aquello que no necesites.

5. En la sencillez reside el gusto

Muchas veces es mejor poner un solo cuadro grande antes que muchos pequeños. Para hacer destacar un elemento por encima del resto sólo tenemos que simplificar todo lo que tengamos a su alrededor, eso dará, además, una sensación de limpieza y orden.

6. El recibidor importa

El recibidor es una de las estancias a la que menos importancia damos y que, sin embargo, más suele desordenarse. Según entramos en casa solemos dejar todas las pertenencias donde podemos, muchas veces sin cuidado. Sin embargo es la primera imagen que tenemos de nuestra casa y dice mucho del orden que podemos tener.

Pon una percha, un pequeño mueble con un vacía bolsillos, luz para ver bien todas nuestras cosas. Preocúpate por este pequeño rincón.

7. Cajones fundamentales en algunas habitaciones

Si queremos cambiar los muebles de la cocina o el baño, asegúrate de que escogerás nuevos muebles con cajones. En estas habitaciones, donde acumulamos muchos elementos pequeños, es fundamental mantenerlo todo organizado, y si no es a la vista, mejor. Esto nos dará una mayor sensación de espacio.

Fuente: proyectos.habitissimo