La Navidad ya está a la vuelta de la esquina, y eso no sólo significa que en casa ya tenemos que preparar el árbol de Navidad o que los supermercados se llenan de productos típicos, también es una época de compras y búsqueda de regalos perfectos.

Dar con un regalo original y significativo no siempre es tarea fácil, a pesar de tener gran variedad y oferta en las tiendas, siempre intentamos encontrar un regalo lo más personal posible, y esto a veces se convierte en una ardua tarea.

¿Sabéis cuál es la manera de conseguir un regalo único y original? Haciéndolo nosotros mismos. No hace falta ser un experto en manualidades o bricolaje para conseguir hacer algunos cosas útiles y emotivas. De este modo los regalos cobran el doble de valor, no sólo por su utilidad y originalidad, sino también porque hemos puesto todo nuestro esfuerzo en ellos.

Hoy queremos compartir contigo cinco proyectos DIY – hazlo tú mismo – para que te pongas manos a la obra estas Navidades y consigas sorprender a los tuyos con regalos originales y personales. ¡Atentos!

Una hucha para programar viajes

Una hucha siempre es buena idea para ayudar a nuestros amigos o familiares a ahorrar, por ejemplo para hacer un viaje. Una hucha puede ser un regalo simple, pero la cosa cambia mucho cuando la hacemos y adornamos nosotros mismos.

Materiales necesarios:

– 4 tablas de madera cuadradas de 25×25 cm
– 2 tablas (para la base y la tapa) de 26×26 cm
– Cola blanca para madera
– Tornillos tirafondos y atornillador eléctrico
– Un dibujo con el que quieras adornar la caja
– Medium para transfer
– Pintura Chalk Paint

1. Monta la caja uniendo los cuatro paneles iguales, consiguiendo una estructura sólida

2. Refuérzala con algunos tirafondos uniendo la estructura la base

3. Transfiere tu dibujo favorito a la madera. Puedes guiarte con este tutorial

4. Píntala con tu color Chalk Paint preferido

5. Por último, encaja la tapa y hazle una ranura para poder introducir monedas y billetes

Una bandeja práctica y elegante

Las bandejas no sólo se utilizan en grandes celebraciones como la Navidad o cumpleaños, también puede convertirse en un complemento muy útil para nuestro día a día. Esta tiene un diseño muy original y es muy sencilla de conseguir.

Materiales necesarios:

– 1 tablón de madera
– 2 tiradores
– Tornillos
– Taladro

1. Tan sólo tienes que calcular el posicionamiento de los tiradores, que dependerás de los que hayas elegido

2. Taladra la madera para poder sujetarlos de madera segura

3. Y…¡voilá! Perfecta para transportar

4. O incluso para decorar

Un reloj de pared con acuarela

¿Quién no tiene un reloj de pared en casa? Es un elemento más que completan nuestra decoración, así que si es original y exclusivo, mucho mejor. Eso sí, tenemos que tener en cuenta no sólo el gusto de la otra persona, sino también la disposición de su casa. Aquí te damos un ejemplo.

Materiales necesarios:

– El mecanismo de un reloj, que puedes conseguir en tiendas de manualidades
– Un tablón de madera de al menos 7 milímetros de grosor, cortado de forma circular o cuadrada
– Pintura de acuarela
– Pincel para acuarela
– Un taladro

1. Con el taladro haz un agujero justo en el centro de tu reloj

2. Ahora toca pintarlo. Prueba a combinar colores y da rienda suelta a tu creatividad

Una vez terminado, déjalo secar y luego instala el mecanismo del reloj

Y ya lo tenemos, sencillo y original

Recuerdos fotográficos

A todos nos gusta tener presente algunas de las fotos que nos recuerdan momentos únicos. Además, las fotografías siempre vienen bien para alegrar nuestra casa. Con esta sencilla idea puedes hacer un regalo muy emotivo y especial.

Materiales necesarios:

– Selecciona las fotos más especiales
– Cuadrados de madera (todos del mismo tamaño) que deben coincidir con el tamaño de las fotos
– Pinturas acrílicas de colores
– Cola blanca

1. Pinta los bordes de la madera con la pintura acrílica y pega la foto con cola blanca

2. Puedes elegir varios colores, o hacerlas todas en un mismo color

Este ejemplo de colores alegres alegra cualquier pared y cualquier casa

Cuadros de lana personalizados

Está claro que los cuadros, cuanto más personalizados, mucho mejor. En este último caso, quizás es donde necesitamos un poco más de audacia con las manualidades, pero no es nada imposible y mucho menos si eres un aficionado a la costura. Se trata de unos cuadros con hilos, comúnmente conocidos como Hilorama.

Materiales necesarios:

– Marcos de madera
– Clavos pequeños
– Hilo de lana de varios colores
– Una aguja de ojo ancho
– Un poco de paciencia

1. En primer lugar pon los clavos en los extremos del marco, en la parte trasera y pasa el hilo de uno de los colores por ellos, formando una especie de telar

2. Con la aguja ve pasando el hilo de diferentes colores formando tu propio dibujo

3. Es hora de sacar la creatividad a relucir

4. Pero el resultado merece la pena

Fuente: habitissimo