La palabra ‘ciencia‘ asusta a más de uno, como si tuviese que sentarse a estudiarla detenidamente para entenderla. Y en realidad, día a día convivimos con la ciencia y conocemos muchos parámetros aunque no con su término científico. Todos sabemos que si tiramos una piedra en un vaso de agua, esta se hundirá, y eso simplemente es ciencia.

Los niños van descubriendo estas cosas poco a poco y cuando llegan a ese nivel en la escuela acaban relacionando todos los conceptos. Aun así, la ciencia temoriza a más de uno, que la relaciona con horas y horas de estudio. Es importante demostrarle a los niños desde pequeños que no es así, y es que hay muchas cosas que se pueden explicar a través de juegos y experimentos que entretendrá mucho a los niños.

Pensando en ello he recopilados diez experimentos científicos que se pueden hacer con niños para que entiendan según que cosas a la vez que se diviertan. Desde luego yo los probaré todos con mis sobrinas, porque estoy convencida de que son actividades creativas y productivas.

1. La tinta transparente

experimentos-ninos-01

Con un poco de zumo de limón o leche podemos escribir mensajes secretos que sólo se podrán ver si aplicamos calor. En este caso, por seguridad debe ser un adulto el que aplique el calor, ya que se hace con fuego y puede ser peligroso para los niños. Pero sin duda estoy segura de que se divertirán escribiendo mensajes ocultos.

Sólo tienes que tener un folio en blanco, un palillo, un mechero y la tinta invisible que hayas elegido. Con el palillo escribe el mensaje que quieras y déjalo secar durante unos minutos, después aplica calor con el mechero y verás como aparece el mensaje.

¿Por qué ocurre esto? Porque tanto la leche como el zumo de limón necesitan menos temperatura que el papel para arder, por lo que se quema antes y por eso destaca.

2. Haz tus propias pelotas saltarinas

experimentos-ninos-02

Ha todo niño le gusta una pelota, y si es saltarina mucho más. Pero seguro que si esa pelota está hecha por ellos mismos gracias a la ciencia, mucho más.

Es mejor que este experimento se haga con niños mayores de 4 años y vigilemos siempre que no se llevan las manos a la boca, ya que se utilizan algunos productos que pueden ser tóxicos.

Para ello necesitamos:

– Dos recipientes
– Agua caliente
– Colorante
– Maicena
– Cola blanca
– Detergente que contenga borax

A continuación os dejo un vídeo en el que se explica bien el procedimiento que debemos seguir para conseguir nuestras pelotas saltarinas.

3. Cristales de sal

experimentos-ninos-03

Hacer cristales de sal es muy sencillo aunque requiere algo de paciencia, ya que tenemos que esperar una media de cinco días para ver el resultado de nuestro experimento. Aún así, los niños seguro que se sorprenderán.

Los materiales que necesitas:

– Un vaso de agua
– Sal
– Colorante (opcional)

Si quieres conseguir cristales de colores puedes utilizar colorante, sino, sólo con agua y sal puedes conseguir los cristales. El experimento consiste en agregar mucha sal a un vaso de agua, hasta que no pueda disolverse más. La mezcla la calentamos en el microondas por un minuto y volvemos a remover. Después sólo tenemos que verter el líquido en un plato y dejarlo reposar al sol durante cinco días.

El resultado será unos microcristales hechos de sal que se producen debido a la evaporación del agua, ya que las partículas de sal se van uniendo formando pequeñas piedras en las paredes del recipiente. En el siguiente vídeo podréis ver el proceso entero.

4. Disolución de tinta en agua caliente y fría.

experimentos-ninos-04

La temperatura en el agua es muy importante según lo que queramos conseguir. En este experimento no sólo los niños podrán aprender las diferentes consecuencias que tiene la temperatura del agua, sino que también podrán sacar su lado más artístico.

Necesitamos:
– Un recipiente con agua caliente
– Un recipiente con agua fría
– Tinta

Al verter unas gotas de tinto en ambos botes de agua veremos que en el recipiente de agua caliente la tinta se disuelve rápidamente, mientras que en el bote de agua fría la tinta tarda mucho más tiempo. Esto sucede por ‘la relación directa entre la temperatura y la energía cinética’, es decir, a mayor temperatura mayor movimiento, y por eso la tinta se disuelve antes. Compruébalo en el siguiente vídeo:

Si ponemos tinta de varios colores en un recipiente de agua fría se crea un efecto bonito, similar a unos fuegos artificiales.

5. Globos con pintura

experimentos-ninos-05

Una guerra de globos de agua les gusta a grande y pequeños, y si dentro llevan pintura ya ni hablamos. Pues bien, este experimento será muy divertido y también podrán entender la relación entre fuerza y expansión de un líquido así como los patrones de colores.

Sólo necesitas unos globos, un poco de pintura de varios colores y un lugar donde poder tirarlos a varias alturas.

Por un lado, aprenderemos que si tiramos un globo desde medio metro de altura, la pintura se expandirá mucho menos que si lo hacemos a metro y medio de altura. Y por otra parte, podemos utilizar colores primarios y ver los colores resultantes de la mezcla. Por ejemplo, empezamos con un globo con tinta azul y después tiramos otro con tinta amarilla, es ahí cuando el color verde aparece.

6. Un líquido que es sólido

experimentos-ninos-06

Personalmente este experimento me encanta y creo que para los niños puede ser muy interesante. Una mezcla de maicena y agua se comporta como ‘líquido no newtoniano’, es decir, a veces es líquido y a veces sólido, depende de la presión que ejerzamos sobre él.

Sólo necesitas un poco de maicena, agua y un bol donde hacer la mezcla. Una vez que disuelvas la maicena en el agua esta será de un estado u otro dependiendo de cómo la tratemos. Mira el siguiente vídeo donde el experimento se aprecia muy bien:

7. Lámpara de lava.

experimentos-ninos-07

La densidad de los líquidos hacen que estos se separen, eso podemos verlo cuando unimos agua y aceite por ejemplo. Sin embargo, podemos hacer este proceso mucho más divertido y creativo haciendo una lámpara de lava.

Necesitamos:
– Un bote
– Aceite
– Agua
– Tinta
– Pastillas efervescentes

Ponemos aceite y agua en el recipiente, y añadimos unas gotas de tinta que acabarán traspasando la capa de aceite y bajarán junto al agua. Después ponemos un par de pastillas efervescentes y comenzará un espectáculo de burbujas que suben y bajan.

¿Por qué ocurre esto? Las burbujas que crea la pastilla suben a la superficie y cuando allí explotan, el agua que llevaba vuelve a bajar, ya que es más densa que el aceite. Parece que las burbujas suben y bajan porque este mismo proceso se repite constantemente. Puedes comprobarlo en este vídeo:

8. La densidad de los líquidos.

experimentos-ninos-08

Aunque con el experimento anterior ya vimos que la densidad de los líquidos hacen que se separen, hay otras maneras de hacerlo más activas para los niños. Por ejemplo, si ponemos un huevo dentro de un vaso de agua, este se hundirá, pero si añadimos mucha sal a la misma agua, el huevo flotará. Podemos hacer algo tan sencillo como la sal y el huevo o mezclar muchos líquidos con diferentes densidades en un mismo recipiente, el resultado puede ser toda una obra de arte.

En este vídeo puedes ver ambos trucos:

9. Las lentejas mágicas.

experimentos-ninos-09

Aunque los niños no puedan tener una relación muy cercana con el campo o con un huerto, con tan sólo un bote, un poco de algodón y unas lentejas podemos conseguir que los niños entiendan el proceso de germinación.

En este caso tenemos que tener un poco de paciencia, porque el experimento dura de dos a tres días, pero seguro que merece la pena. Lo único que tenemos que hacer es poner algodón en un vaso con un poquito de agua para que se empape bien. Después sólo tenemos que poner algunas lentejas y durante dos o tres días comprobar que el algodón nunca se reseque. Puedes comprobarlo en el siguiente vídeo:

10. El líquido que desaparece

Captura de pantalla 2015-10-28 a las 16.17.28

Parece que hablarle de moléculas a los niños es algo arriesgado, pero no es el caso si lo hacemos de manera divertida y con un experimento como este. El líquido que desaparece consiste en mezclar 200 ml de agua destilada y 200 ml de alcohol, cuando lo mezclamos y comprobamos cuantos mililitros tenemos, nos dará un valor por debajo de los 400 ml.

Aquí lo que ocurre es que ha habido una contracción de volumen, ya que las moléculas del agua y las moléculas del alcohol se unen ocupando menos espacio. En este caso podemos aprender sobre volumen y moléculas en un mismo experimento, compruébalo en el siguiente vídeo:

Fuente: upsocl